sábado, 31 de octubre de 2015

Infinito

Sin duda el concepto más difícil (imposible, diría yo) de entender es el de la eternidad, el infinito. Quizás la única forma de aproximarnos a su comprensión sea la siguiente: Para Dios jamás ha habido un principio y cuando se habla de comienzo debe entenderse como una forma alegórica, como un estado o condición que siempre fue.

Dios jamás planea, se propone o concibe algo, porque sencillamente ES y todo lo que es proviene de su orden original y único.

viernes, 30 de octubre de 2015

Crear a imagen de Dios

Hay una gran diferencia entre Fe y Confianza. La Fe es pura esperanza, le falta poder, no nos convence sino que impone una afirmación ciega y nos coloca como seres pasivos. Por el contrario la Confianza nace del conocimiento y de la experiencia y, por lo tanto, del convencimiento. Por ello la verdadera confianza es algo que debe adquirirse.

Para adquirirla debe utilizarse una herramienta, la fuerza más potente del universo: el amor. Y para usar esa herramienta es preciso tener una mente abierta, tolerante, solidaria y generosa.

Cuando se dice que “Dios creó al hombre a su imagen y semejanza” quiere decir que su esencia se derramó dentro de todos nosotros, de ahí que nosotros seamos parte de Dios. Y siendo así, esto significa que también nosotros tenemos, en una pequeña parte, el poder de crear con la mente.

Cuando queramos usar ese poder sólo tenemos que fijar en la mente la idea clara de lo que queremos y decir con total confianza: “Si a Dios le parece bien, está hecho”.  Nótese que no pedimos, simplemente afirmamos que “está hecho” porque entendemos que es bueno y justo lo que deseamos crear. Después, sencillamente, volvemos a nuestros quehaceres habituales y nos olvidamos del tema. Aquello que haya de ser, será.

jueves, 29 de octubre de 2015

Los cimientos de tu vida

A lo largo de nuestra vida vamos adquiriendo conocimientos, pero  ¿para qué? ¿Es que acaso pretendemos seguir toda nuestra vida adquiriendo conocimiento como quien va echando cemento a unos pilares? 

Cuando se hacen unos cimientos es para edificar algo. ¿Qué es lo que pretendemos edificar nosotros?

Adquirir conocimientos no es una meta ni puede satisfacer nuestra misión en la vida. 

Ya va siendo hora de que utilicemos ese conocimiento en pos de lo que deseamos construir, en pos de lo que queremos ser.

miércoles, 28 de octubre de 2015

La música: lenguaje universal

La música es algo más que sonidos, es un lenguaje universal que todos entienden. La música expresa sentimientos, estados de ánimo... y si nos entonamos con ella (nos metemos dentro de ella abstrayéndonos de lo demás) llegaremos a experimentarla.

Probad a escuchar una melodía que os agrade. Después de esa primera vez, volved a escucharla, pero esta vez no como un todo, sino intentando identificar un instrumento concreto. Fijad toda vuestra atención, por ejemplo, en el piano, o en el bajo... os daréis cuenta que esa melodía que habíais escuchado tantas veces ahora suena diferente y os ofrece nuevas sensaciones y emociones. Probad a centrar vuestra atención cada vez en un instrumento distinto. Ensimismados, de esta forma, os veréis transportados a otro nivel, lejos del plano terrenal en donde las palabras no se necesitan.

Esto que transmito ahora, intento hacerlo con palabras, pero es muy difícil escoger las palabras que acusen la emoción deseada en quien las lee. Por eso es mejor que esta vez, escuchéis música. Dicen, por ejemplo, que la Sinfonía Nº 1 de Brahms es mística, pero cualquier melodía que os guste y os haga vibrar de emoción puede servir para elevar el espíritu por encima de este mundo material... aunque solo sea por unos minutos.

martes, 27 de octubre de 2015

Siempre avanzar

Sólo hay un camino: el conduce adelante.

Decía el escritor suizo Amiel: “Aquél que permanece en silencio es olvidado; aquél que se abstiene, no se le toma en consideración; aquél que se detiene, es aplastado, distanciado y oprimido; aquél que cesa de crecer, se hace más pequeño; el que deja de continuar, abandona; la condición estacionaria, es el principio del fin”.

Siempre avanzar, como hace años dejé plasmado en este poema:

Avanzar
muy deprisa,
sin volver la vista
atrás.
El camino nace
en los cimientos
y se alimenta del futuro
que consume a cada instante.
Avanzar
con una meta,
avanzar
solo y siempre
para alguien, para ti.

Quiero lanzarme a tu cuerpo:
Quiero atraparte,
y cuando estés encerrada,
cuando nada ni nadie nos vigile,
crear en tu cuerpo
la existencia de mi nada.

Avanzar muy deprisa,
impulsando nuestro cuerpo
a la pátina sagrada
donde crear pensamientos.

lunes, 26 de octubre de 2015

Armonía

El vivir en un plano material nos obliga a utilizar facultades objetivas y subjetivas. La razón es una de las más importantes, ya que a partir de nuestros juicios condicionamos nuestra vida cotidiana. Reflexionar sobre asuntos positivos trae armonía a nuestra vida y nos enriquece. Debemos hacer siempre todo lo posible por vibrar al ritmo de emociones puras y constructivas.

Nuestras relaciones con los demás, nunca se deben basar en los principios de fuerza o dominación. La armonía debe ser la regla de oro para la vida familiar y social. Esto no significa que todos debamos pensar y actuar igual, porque la uniformidad es enemiga de la evolución. Simplemente debemos vivir juntos con respeto mutuo, poniendo nuestras opiniones y diferencias al servicio de los demás.
PD.- Así intento hacerlo desde este inefable rincón de Internet.

domingo, 25 de octubre de 2015

En busca de la felicidad

Todas las personas somos buscadoras de felicidad y a ello orientamos todos nuestros deseos y nuestros esfuerzos. La mayoría cree encontrarla en el mundo material: poder, dinero, salud... Otros, los menos, la buscan en el terreno espiritual, convencidos de que es la única vía de salvación.

Pero ninguna de estas dos maneras contrapuestas de entender nuestra existencia es la ideal, ya que la felicidad reside en un estado de equilibrio perfecto entre nuestros deseos materiales y nuestras aspiraciones espirituales.

Por ello, la mejor vía que puede conducirnos a la felicidad es el misticismo que, por definición, es el estudio y la aplicación del lazo armónico que une al hombre con el Dios que es capaz de sentir y comprender.

sábado, 24 de octubre de 2015

La chispa de la vida

En este escrito no voy a hablar de ese popular eslogan de Coca Cola porque la “chispa” a la que me refiero es la que encendió en mi –y tal vez en algunos de vosotros- ese interés por lo místico, por lo trascendente. Esa es la chispa que nos hace ver que existe una manera mejor de vivir, más plena, y que esta no se encuentra en el plano terrenal sino en el espiritual. Pero... no es fácil. Por eso quiero recordar algunas frases que pueden expresarlo mejor que yo:

Puede que os sea difícil determinar cuándo fue encendida esa chispa en vuestro interior, quizás incluso en una vida anterior. Así se explicaría, por ejemplo, cómo desde la infancia sentíais un interés especial por los misterios de la vida. Pero no importa cuando se haya encendido esa chispa como tampoco importa que durante muchos años la hayamos tenido aparentemente apagada. En cualquier momento esa chispa puede reavivarse y encender nuestra luz interior. Puede ser en los últimos años de nuestra vida e incluso en una encarnación posterior; porque una vez que Dios puso en nuestros corazones esa chispa nada ni nadie podrá nunca apagarla.

Mira a tu interior y si divisas el leve y tembloroso resplandor de esa luz, ábrele tu corazón de par en par, dejándola que alumbre todo tu ser y lleve también su luz a los demás.

viernes, 23 de octubre de 2015

Las casualidades no existen

Tal como explico en un pequeño pero ameno e interesantísimo libro, “Coincidencias” (Editorial Bubok), las casualidades o coincidencias no existen, son otra cosa.

Al menos en mi caso, esos incidentes que aparentemente se hubieran podido catalogar como coincidencias o casualidades, me hicieron considerar el aspecto místico de la vida y pensar en los misterios de la existencia humana y su relación con todo el universo.

Deberíamos reconocer que nada ocurre por casualidad. Dios emplea muchos métodos extraños para lograr sus designios e intenciones.

Por si te interesa, este es el enlace para obtener más información de este libro del que está disponible una edición digital y otra impresa: http://www.bubok.es/libros/210629/Coincidencias

jueves, 22 de octubre de 2015

Palabras, palabras...

Constantemente nos asaltan palabras a tomar como modelo: sinceridad, lealtad, integridad. Pero son solo eso, palabras. 

Lo que de verdad importa son los hechos. 

Las palabras hay que hacerlas realidad o, al menos, hay que intentar hacerlas realidad.

Tolerancia, respeto, comprensión, amor... No dejes en herencia un montón de palabras; que te recuerden por tus hechos. 

miércoles, 21 de octubre de 2015

Una vida, una carretera

Por alguna razón que desconocemos somos conducidos por la vida. Se me antoja como una carretera de un solo carril pero lo suficientemente ancha como para que tú puedas ir dando bandazos. Esa carretera tiene un muro alto a cada lado, de tal forma que nunca podemos salirnos de ella. Conducimos nosotros solos por dicha carretera, repleta de curvas, baches, subidas y bajadas, zonas más anchas y otras más estrechas... Nosotros conducimos nuestro coche (nuestra vida) pero nuestros maestros espirituales no dejan que salgamos del camino trazado. No obstante nosotros, dentro de nuestro libre albedrío, podemos darnos golpetazos contra los muros, podemos derrapar, hacer trompos, pararnos, avanzar en zig-zag... o por el contrario, avanzar a la velocidad adecuada a cada tramo de la pista (de nuestra vida). Bueno, en realidad no se suele llegar a ninguno de estos dos extremos sino que la mayoría de nosotros, unas veces conducimos bien y otras hacemos el burro; lo verdaderamente importante es ser conscientes de la situación... y la situación es lo que acabo de contaros, en mi humilde saber y entender.

martes, 20 de octubre de 2015

Detectives sorprendentes

Los “señores de arriba” como yo les llamo, siguen dando muestras de su ingenio y buen humor. Esta es la última de sus “coincidencias” para demostrarnos –una vez más- que están ahí, muy pendientes de nosotros.

Viajo muy poco en metro. La última vez fue el domingo pasado. Mientras esperaba en el andén mi vista iba vagando por todas partes, como es lo habitual en tales situaciones. También –y como es habitual- me fijé en un anuncio: una Academia que enseñaba diversas cosas, entre ella “Criminología”. Me llamó la atención, sobre todo porque me pareció poco usual, original, interesante... y durante un buen rato mi mente divagó en esa frecuencia pensando en sus apasionantes posibilidades laborales en la Policía o como detective o en cualquiera de esos laboratorios que se ven en las películas de crímenes.

Justo dos días después, estaba sentado tranquilamente frente a mi ordenador cuando llegó un correo, era de un antiguo compañero de trabajo al que no veía desde hacía más de 35 años. Se había enterado de la publicación de mi novela “Viaje al centro de los laboratorios” (en donde hablo de aquella etapa laboral que compartimos), le había traído buenos recuerdos y quería saber que tal me había ido en todos esos años sin vernos así como fijar una cita de amigable reencuentro. Pero... ¿cómo había podido localizarme? Después de 35 años no podía conocer ni mi dirección ni mi teléfono (entre otras cosas porque ambos han cambiado varias veces). Entonces me dio la explicación: una de sus nietas estaba buscando datos de los años de juventud de su abuelo y encontró en Internet que en el libro “Viaje al centro de los laboratorios” aparecía citado. Le comunicó esta noticia a su abuelo, con el nombre del autor de ese libro (yo), el título del libro y la editorial. Gracias a eso se puso en contacto con la editorial y ellos hicieron de intermediaros para nuestro contacto.

En fin, ¿qué hay de extraño en todo esto? Aparentemente no tiene nada de particular. ¿O sí? Y es que he dejado para el final la sorpresa: cuando mi antiguo amigo me contó todos estos detalles me dijo que había sido posible gracias a la labor de investigación sobre su pasado que había hecho su nieta, la cual estaba estudiando... criminología. Todo eso sucedía el mismo día que yo esperaba en el andén del metro y miraba con intriga e interés ese anuncio de una Academia en donde enseñaban “Criminología”.

lunes, 19 de octubre de 2015

Siempre positivo

Se quejaba Louis Van Gaal, cuando era entrenador del Barcelona, de que los periodistas sólo se fijaban en las cosas negativas, nunca en las positivas. ¿Seremos nosotros como esos mismos periodistas?

De todo lo que vemos y analizamos en este mundo, deberíamos fijarnos en lo positivo, tratar de apreciar el bien que se desprende o pueda derivar de esas acciones o acontecimientos, porque hasta de los propios errores y equivocaciones puede derivarse algo bueno o positivo, aparte –por supuesto- de la enseñanza.

Es verdaderamente importante cambiar el chip interno y, al analizar las cosas, ver lo positivo y sacar cuantas enseñanzas prácticas podamos.

La vida no es un camino de rosas y a todos nos pasan con mayor o menor frecuencia cosas negativas. Ante estas, la respuesta debería ser algo así como: “Si puedo cambiarlo voy a trabajar y a hacer todo lo posible por cambiarlo; pero si eso es algo que escapa de mi alcance y nada de lo que yo haga va a ser capaz de cambiarlo, lo que no voy a hacer es amargarme dándole vueltas y más vueltas y compadeciéndome de mi mismo; tendré que asumir la situación, mirar adelante, y seguir luchando, animándome en el camino con las pequeñas alegrías y cosas buenas de la vida, por muy insignificantes que sean”.

domingo, 18 de octubre de 2015

La esclavitud

Si acudimos al Diccionario de la Lengua Española, podemos leer la siguiente definición de “esclavitud”: “Sujeción excesiva por la cual se ve sometida una persona a otra, o a un trabajo u obligación”.

Afortunadamente ni tú ni yo nos encontramos en tan desgraciada situación. Sin embargo hay una esclavitud que nos acecha constantemente y que sólo nosotros seremos capaces de abolir; es la esclavitud personal del egoísmo.

Volviendo al Diccionario de la Lengua Española leemos que “egoísmo” es: “Inmoderado y excesivo amor a sí mismo, que hace atender desmedidamente al propio interés, sin cuidarse del de los demás”.

Cuando nos abrimos a los demás, les escuchamos y les ayudamos en la medida de nuestras posibilidades, es entonces cuando conseguimos liberarnos de la esclavitud del egoísmo y al sentirnos libres nos invadirá un inefable sentimiento de felicidad.

sábado, 17 de octubre de 2015

Evolucionar es dar prioridad al espíritu

Conforme se evoluciona espiritualmente se van cambiando ciertos gustos y actitudes. El estar ocioso se considera una pérdida de tiempo, al leer un libro o ver una película nos gustará más o menos en función de los valores positivos que contenga. La evolución es, en conclusión, ir dejando de lado lo material para dar paso al espíritu.

En muchas ocasiones comprobaremos cómo se encuentra más placer en medio de nuestros propios pensamientos que en medio de una divertida fiesta o espectáculo.

viernes, 16 de octubre de 2015

Nadie es quién para juzgar

Decía en un poema mío que “nadie es quién para juzgar” y es que ninguno de nosotros es perfecto e infalible, todos tenemos debilidades y cometemos errores, nadie es –en definitiva- lo suficientemente bueno como para tener el derecho de juzgar la bondad o maldad de otro.

Este es un extracto de aquél poema:

“...No supiste qué decir,
ni qué pensar.
Nadie para compartir
ni confiar,
en medio de un mundo hostil
que juzga sin conocer
e impone su voluntad.
...¡Nadie es quién
para juzgar!

jueves, 15 de octubre de 2015

Cambio de planes

A todos nos ha pasado tener en la cabeza la idea de hacer algo y justo un instante antes de empezar a hacerlo cambiar de idea y realizar algo completamente diferente o simplemente no hacer nada. ¿De dónde viene esa decisión o, mejor dicho, ese cambio repentino de opinión? Les llamamos “corazonadas” y son simplemente unas impresiones intuitivas que nos afectan con tanta fuerza que son capaces de modificar nuestro comportamiento.

Bien es cierto que no siempre las seguimos y continuamos firmes con la idea primitiva aun cuando luego reconocemos que nos hemos equivocado. Otras veces, la mayoría, hacemos caso de esas intuiciones y generalmente quedamos satisfechos de haber cambiado el rumbo. Pero ¿de dónde provienen esas... llamémosle “sugerencias”?

Provienen de ese Maestro interno que siempre está a nuestro lado, el cual nos orienta aun cuando no seamos conscientes de este hecho. Pero sí hay una cosa cierta: cuando nos acostumbramos a seguir esas “corazonadas” siendo conscientes de quién nos las está sirviendo en bandeja, este Maestro se sentirá más satisfecho al ver que su trabajo da fruto y como consecuencia irá sembrando en nuestra consciencia unos granos de sabiduría, pensamientos que nos harán vislumbrar algunos de los grandes misterios de la vida, ideas que nos serán útiles tanto en nuestra vida profesional como espiritual.

Recuérdalo, cuando de repente te sientas impelido a cambiar de planes, piensa si ese sentimiento puede venir o no de tu Maestro interno. Ten por seguro, no obstante, que si el resultado de seguir la “corazonada” fue positivo, es que provenía del Maestro y así irás aprendiendo a distinguirlos.

miércoles, 14 de octubre de 2015

El secreto para abordar retos difíciles

A lo largo de mi carrera profesional he tenido que afrontar grandes retos literarios; en muchas ocasiones era mi obligación escribir sobre algo concreto que desconocía o apenas si tenía una vaga idea, a lo que debía sumar el hecho de que no se me ocurría nada en ese instante. ¿Qué hacía?

Yo sabía que siempre hay a nuestro lado un Maestro interno que nos guía, pero él está ahí para “ayudarnos” no para “hacer nuestro trabajo”. Por eso, lo que hacía en tales situaciones era ponerme a trabajar buscando información sobre el asunto que debía abordar en mi escrito. Ahora bien, recabar y recopilar una buena cantidad de información, e incluso ordenarla de alguna manera, no es suficiente para escribir un buen artículo, falta lo más importante: la chispa creativa. Era (y es) entonces, cuando le “pasaba el trabajo” a mi Maestro interno y le decía “yo ya he hecho mi trabajo, ahora te toca a ti”. Entonces, pasaba a ocuparme de otras cosas, manteniendo mi mente completamente alejada de dicho asunto.

Al cabo de un tiempo (podían ser horas o incluso días, pero siempre antes del plazo final) súbitamente veía en mi mente con claridad qué es lo que debía escribir, cuál debía ser el titular del artículo y cómo debía desarrollarlo. Inmediatamente me ponía a escribirlo y este salía como de forma automática, tanto era así que cuando contemplaba el resultado final, apenas si debía corregir alguna cosa.

¿Por qué cuento esto ahora? Porque he leído lo siguiente: “Si tengo que escribir un artículo para la revista y el editor de la misma me dice que mi artículo tiene que estar terminado para el martes por la tarde y no tengo ninguna impresión, ni idea de lo que voy a escribir, dejo el asunto durante unas horas o días si es necesario, y espero hasta que de repente, cuando menos lo espero, en medio de cualquier otro trabajo, se me da interiormente el título del artículo o el tema del mismo. El tema fluye libre y tan rápidamente como soy capaz de escribir. Esta es la manera en que actuaréis si estáis trabajando bajo la guía de los Maestros”.

martes, 13 de octubre de 2015

¿Por qué se usa incienso?

Tanto en las iglesias (en momentos especiales) como en rituales solemnes o como ayuda a la meditación, se utiliza el incienso. Pero ¿por qué se hace esto? No es por el olor ni por tradición antigua (aunque también) sino por otra razón muy diferente y realmente importante: por las vibraciones que desprende.

El incienso, al quemarse, produce unas vibraciones tan altas que permiten armonizarse fácilmente a las personas que lo respiran; de ahí su utilidad en las ocasiones en que habitualmente se emplea.

lunes, 12 de octubre de 2015

Escritura automática

Cuando el escritor –más aún el poeta- se entona con su Musa y deja fluir libremente la inspiración a través de sus venas, se produce ese fenómeno llamado “escritura automática”. En esas circunstancias no es el poeta quien realmente escribe, él es sólo la herramienta para que ese maestro interno que siempre nos acompaña dicte su mensaje o su poema.

Leía, en torno a esto, algunas frases realmente evocadoras como esta: “Es raro que algo dictado en semejantes ocasiones necesite ser cambiado o modificado”. A continuación añadían que en esos escritos “hay una continuidad de idea, que es inconfundiblemente beneficiosa y de gran utilidad para el lector”.

Dicho esto, debo confesar que yo mismo, en numerosas ocasiones (tanto en escritos personales como profesionales) he hecho escritura automática; pero sin duda, donde se ha hecho más evidente (y así lo cuento en la obra) es en mi libro de prosa y poesía  “Las cosas de Alma”

domingo, 11 de octubre de 2015

Tú decides

Con frecuencia nos asaltan impulsos para hacer o decir algo que no teníamos previsto. Parecería a simple vista que tal “inspiración” hay que seguirla a pies juntillas y ponerla en práctica de inmediato. Sin embargo esos “mensajes” no son órdenes, ni siquiera sugerencias; son herramientas para que razonemos por nosotros mismos o, como me decían: “No son para obrar de acuerdo con los mismos, sino solamente para instruir a nuestra mente sobre los dos aspectos de un asunto, y que así podamos verlo en su verdadera dimensión”.

sábado, 10 de octubre de 2015

La voz interior

Esa voz interior que nos habla y nos aconseja, no lo hace de una forma física; lo hace a través de impulsos, incitaciones o repentinas impresiones intuitivas.

El que escucha esa voz interior nunca está solo, porque sabe –y comprueba- que hay a su lado alguien que le apoya y le consuela.

viernes, 9 de octubre de 2015

El milagro lo haces tú

Una mujer enferma sabía que Jesús pasaría por allí y se dejo a sí misma: “Si soy capaz tan solo de tocar su manto, quedaré curada”. Así lo hizo y Jesús, que se dio cuenta, le dijo: “Tu fe te ha curado”. No fue, pues, Jesús, quien obró el milagro sino ella misma gracias al convencimiento de que así sucedería.

Del mismo modo, los maestros internos que nos guían y ayudan, no se dedican a hacer alardes ni demostraciones fastuosas de su poder; simplemente nos sugieren que hagamos las cosas por nosotros mismos.

Nuestra fe, nuestro convencimiento, unido –eso sí- a nuestro trabajo y esfuerzo, será quien, en definitiva, obre el milagro.

jueves, 8 de octubre de 2015

No existen las fronteras

Los países, las fronteras, son algo ficticio engendrado por los hombres. El espacio en sí... simplemente no existe, y el tiempo... tan solo es un error de la concepción humana.

Pasado, presente y futuro no tienen relación con el tiempo sino con la realización (comprensión) de un instante.

Todo lo hecho es pasado, da igual que haya sido hace un minuto o 50 años. 

Lo que estamos haciendo ahora mismo es presente y en ese mismo instante se desvanece y pasa a formar parte del pasado.

De igual forma, el futuro es eso que está a nuestro lado, convirtiéndose en presente según lo realizamos para pasar a continuación a ser pasado.

miércoles, 7 de octubre de 2015

Karma

El principio fundamental del Karma o Ley de la Compensación, es que por cada dolor o pesar que causemos a otro, sufriremos en el mismo grado, del mismo modo, y en el momento en que la lección que debemos aprovechar con eso nos cause la mayor impresión posible. Pero este principio no exige, como pudiera parecer a simple vista, el famoso “ojo por ojo y diente por diente”, ya que en el Karma no existe el concepto de venganza ni ninguna intención de causar dolor o sufrimiento. El único propósito del Karma es enseñarnos una lección, hacer que nos demos cuenta del error y que de esta forma reconduzcamos nuestra vida y nuestra evolución espiritual.

En consecuencia, nunca podemos prever cuando la ley del Karma nos dará sus avisos; de lo que sí podemos estar seguros es de que nunca sufriremos por nuestras deudas kármicas sin que seamos conscientes de que se trata de eso. 

martes, 6 de octubre de 2015

Una vida en equilibrio

Nuestras vidas son conflictos entre un deseo o determinación internos
por hacer las cosas correctas 
y las tentaciones exteriores e interiores de hacer cosas incorrectas.

lunes, 5 de octubre de 2015

La meditación y el sentimiento

Cuando al meditar alcanzamos el grado óptimo de entonación, se percibe una sensación interna imposible de explicar con palabras; algo así como el avivamiento de una emoción interior. Esto es así porque es nuestro ser interno quien lo experimenta, y cuando se quiere contar esa experiencia a nuestro ser externo o yo objetivo, no se encuentran las palabras adecuadas. Sucede como en muchos bellos poemas, que al ser traducidos pierden el encanto, la entonación, que tenían en su idioma original.

Ya lo decía el Nuevo Testamento cuando Jesús se transfiguró y entonces sus apóstoles “oyeron palabras inefables”.

domingo, 4 de octubre de 2015

Alguien está ahí

Unos los llaman ángeles de la guarda, otros los llaman maestros... cualquiera que sea el nombre que se les de, es innegable su presencia a nuestro lado para protegernos y guiarnos, aunque sólo cuando somos capaces –por la oración o la meditación- de establecer contacto con ellos nos damos cuenta.

En realidad –y podría hacer un repaso individual cada uno de nosotros- hay muchos incidentes en nuestra vida que han estado y siguen estando bajo la protección de estos acompañantes.

Si somos capaces de comprender esto y de sentir su presencia, habremos dado un importante paso adelante y veremos cómo la enfermedad y la desgracia nos golpean con menos intensidad y frecuencia, cómo nuestras preocupaciones se vuelven más ligeras... porque ese alguien –llámale como quieras- te está ayudando.

sábado, 3 de octubre de 2015

¿Estás preparado?

Sabemos que esta vida es un breve lapso de tiempo, a pesar de negar esa realidad y vivir como si nuestra vida en este plano terrenal fuese eterna. Nos da miedo pensar en ese instante final en que debamos partir y surge así la pregunta de: “¿Estamos preparados?”.

Pues la respuesta a dicha pregunta es muy sencilla: Hasta que no hayamos aprendido a ser tolerantes y constructivos, tanto de pensamiento como de obra, y hasta que no hayamos sido capaces de controlar nuestras propias condiciones materiales y físicas, no estaremos preparados.

viernes, 2 de octubre de 2015

Somos lo que hacemos

Cualquiera que sea nuestra vida presente, es el resultado de lo que hemos creado y hecho en los días, las semanas y los años anteriores, e incluso en nuestras vidas anteriores. A través de este camino de evolución y perfeccionamiento, la ley del Karma o de la Compensación, nos va premiando y penalizando por nuestras acciones para restablecer el equilibrio, pero esto sólo tiene lugar cuando nosotros nos damos cuenta que el premio o la penalización con que nos sorprende la vida es consecuencia de esta ley.

En realidad Karma sólo significa futuras condiciones, futuras obligaciones, futuras recompensas, futuras responsabilidades... Muchas serán buenas... otras malas... pero tanto unas como otras no tienen más misión que hacernos conscientes de ese hecho para que teniéndolo en cuenta evolucionemos.

Con todo lo que hacemos vamos creando nuestro propio Karma y, en definitiva, estableciendo nuestra futura misión en la vida.

jueves, 1 de octubre de 2015

Cada día estaré contigo

Si tú quieres, aquí me tendrás cada día, con una reflexión distinta, con un pensamiento diferente, con una nueva consideración... para hacerte compañía.

Porque no quiero nada de ti, sólo estar disponible cada vez que me necesites.

Porque no quiero darte consejos ni  mucho menos instrucciones; antes al contrario, repetirte una y mil veces que tú eres quien debe decidir por ti mismo en todas y cada una de las ocasiones.

En este pequeño rincón de Internet, encontrarás cada día que lo desees unas palabras inefables y un poco de compañía.