miércoles, 31 de marzo de 2010

Eyjafjallajokull: la última maravilla del mundo

La erupción de un nuevo volcán en el glaciar de Eyjafjallajökull, en Islandia, es uno de los espectáculos más majestuosos y sobrecogedores con que nos sorprende la naturaleza y nos recuerda la fragilidad del ser humano. Muy próximo a un viejo y dormido volcán el Kalta, esperemos que el alboroto de este retoño no despierte al anciano.

Mientras tanto, y como relax y meditación para estas fechas, os dejo este enlace que podéis copiar y pegar para acceder a una impresionante colección de fotografías:
http://www.photoshelter.com/c/chris/gallery-slideshow/G0000NCksTh2oMK8/?start="

martes, 30 de marzo de 2010

Nuevo varapalo contra los “artistas” extorsionadores

Un juez de Zaragoza ha dado un nuevo varapalo a los “artistas” que pretenden cobrar impuetos a los ciudadanos por todo, incluso por ver la televisión cuando están ingresados en un hospital. Así, no sólo ha desestimado la demanda presentada por AISGE (Artistas Intérpretes Sociedad Gestión) contra una clínica zaragozana, sino que ha señalado que “no podemos equiparar las habitaciones de un hotel a las de una clínica”, e incluso ha reconocido el juez que la televisión cumple también el papel de distracción como medio para atenuar los estados de miedo y ansiedad que se generan en una estancia hospitalaria.

lunes, 29 de marzo de 2010

El círculo de setas (y VII)


Llevaban ya varias horas caminando por el bosque tratando de encontrar el círculo de setas que él había cortado. Cuando la desesperanza comenzaba a hacer acto de presencia por fin creyó reconocer un viejo tronco junto al que había pasado cuando llegó y, en efecto, poco más allá pudo ver un círculo de setas. Pero algo había cambiado. Allí se veían los muñones cercenados por su navaja y junto a cada tronco seccionado había crecido una o dos pequeñas setas. “¡Este es!”, gritó emocionado. Miró fijamente a la joven, como queriendo expresar que su obligación era regresar al mundo de donde había venido o al menos intentarlo, aunque aquél círculo ya no era igual y no estaba muy seguro de qué podría suceder a partir de aquél momento. Miró a la joven de nuevo, quizás por última vez, y apretó con ternura y agradecimiento su mano. Después, se introdujo de nuevo en el círculo deseando que algo mágico pasara, cerró los ojos y deseó volver a su mundo, cuando los abrió la joven ya había desparecido, pero ¿dónde estaría? y lo más importante ¿cuándo estaría?

PD.- La vida es un libro que ya ha sido escrito en su totalidad con la forma de un laberinto de infinitas y continuas alternativas. El tiempo no existe. Somos nosotros, en este plano de consciencia, los que en un acto de voluntad decidimos con la mirada seguir una trayectoria determinada, eligiendo a cada instante entre las alternativas que se nos ofrecen, las cuales van configurando una determinada historia. Pero ese camino elegido, y todos los demás, ya los hemos vivido al igual que este. Algún día, cuando la muerte nos traiga la vida, lo comprenderemos.

domingo, 28 de marzo de 2010

El círculo de setas (VI)

Arne había aparecido de repente en un lugar desconocido y ahora trataba de averiguar si también lo había hecho en una época diferente. Comenzó a formular numerosas preguntas a la joven rubia del cello y esta, a su vez, se interesaba por el lugar y tiempo de donde Arne procedía. Algo extraño sucedía porque ni los países, ni las guerras, ni los gobernantes coincidían; ni siquiera la forma de contar los años. Según la joven estábamos ahora en el año 3365 en cuyo caso él tendría ahora más de mil años. Según esto, no parecía nada apetecible la idea de ingerir alimento o líquido alguno. Pero tampoco podía estar seguro si de verdad se había proyectado hacia el futuro o si había accedido a través del círculo de setas a un universo paralelo. Todo eran interrogantes y a cada nueva pregunta más aumentaba su desconcierto. Al cabo de un rato, Arne agachó la cabeza con resignación. La única forma de poner algo de luz en todo aquello era volver al bosque y tratar de encontrar de nuevo el círculo de setas, aunque ahora sería tan solo un círculo de muñones cercenados por su navaja cuando recolectó todas las setas, esa puerta que quizás fuese la única de volver a su mundo. Se despidió del viejo y de la joven y emprendió el camino de regreso, cuando escuchó una voz a sus espaldas. “¡Espera!”, le gritó la joven. “Iré contigo”, añadió. Y así los dos comenzaron ese camino en busca del círculo de setas en el corazón del bosque para tratar de introducirse en él, en espera de quién sabe qué, quién sabe dónde, quién sabe cuando...

viernes, 26 de marzo de 2010

El círculo de setas (V)


La joven rubia del cello, vestía un traje de color violeta y con expresión serena en su rostro escuchó el relato de ARNE. Conforme avanzaba en su explicación, pudo observar cómo el rostro sereno de la joven iba cambiando y adoptando la misma expresión de preocupación. “No debiste coger nunca aquellas setas. Has cerrado tu camino de regreso”, dijo ella. “¿A qué te refieres?”, dijo él. Entonces ella le explicó que a veces, surgen de forma mágica círculos de setas en el bosque, círculos tan perfectos que parecieran obra del hombre y no caprichos de la naturaleza. En esos círculos se concentra tanta fuerza que si alguien se introduce en su interior puede ser transportado a otro lugar... o lo que es peor... a otro tiempo. Eso es algo que ya pasó en alguna otra ocasión y ella fue testigo una vez. En aquella ocasión un hombre que vestía unas ropas antiguas apareción en aquél lugar y relató una historia similar. Sin embargo en aquella ocasión aquél hombre había dejado intacto el círculo; pudo entonces regresar, introducirse de nuevo en él y desaparecer de nuevo. Eso sucedió ante sus ojos, podía la joven dar fe de ello. Lo que no sabría explicar es lo que pudo suceder después, qué le pasó o a dónde fue; solo sabe que desapreció ante sus ojos.

jueves, 25 de marzo de 2010

El círculo de setas (IV)


Una mano se posó en su hombro. Levantó la vista y vio a un hombre viejo que, con semblante amable, le preguntó algo en aquél idioma extraño. Arne trató de explicarle cómo se había perdido en el bosque y había ido a parar a aquella ciudad que no conocía y donde todo el mundo hablaba un idioma extraño, pero era evidente que aquél hombre tampoco podía entenderle. El viejo quedó pensativo por un momento y viendo la preocupación dibujada en el rostro de Arne le indicó por señas que le siguiera. Así lo hizo. ¿Qué otra cosa podía hacer? Estaba completamente perdido y desconcertado, incapaz de comunicarse con nadie. Siguió al viejo por una larga calle hasta que salieron del pueblo y vio cómo se acercaban a una pequeña granja de la que parecía salir el sonido de una melodía. Al principio no supo identificar qué clase de música era aquella, pero pronto se dio cuenta que era la música de un cello, música triste, fúnebre casi, como emitiendo gritos de desesperación; un calco, en definitiva, de su estado de ánimo en aquél momento. La puerta estaba entreabierta y allí en el salón, junto a la chimenea, estaba una joven rubia, la responsable de aquél insospechado concierto. Al verlo dejó de tocar y dirigió una mirada inquisitiva hacia el viejo. Algo hablaron entre ellos y la joven se dirigió a él de nuevo preguntándole algo que, evidentemente, él no era capaz de comprender. Arne comenzó a explicar de nuevo cuál era su situación y entonces ella le respondió. Esta vez sí, por fin, en su idioma: “¿Cuándo has llegado aquí?

miércoles, 24 de marzo de 2010

Ensañamiento tecnológico

Me ha parecido tan genial esta carta publicada en Diario Médico que no puedo menos que compartirla con mis amigos:

Ensañamiento tecnológico

Hace algunas noches mi madre y yo estábamos sentadas en la sala, reflexionando sobre las cosas profundas de la existencia y entre otros asuntos hablábamos de la vida y de la muerte.

Llegado el momento dije:
- Mamá, nunca me dejes vivir en estado vegetativo, dependiendo de máquinas y líquidos de una botella; si algún día me ves en ese estado desenchufa los artefactos que me mantienen viva y tira los líquidos de los cuales dependa; prefiero morir que “mal vivir” dependiendo de fríos artefactos tecnológicos.

Un rictus de incertidumbre recorrió su rostro. Se hizo un silencio pesado en la habitación y, tras unos minutos de meditación que me parecieron horas, mamá se levantó y me miró con una cara de admiración que yo nunca le había visto. Entonces, con mano temblorosa, me desenchufó el televisor, el DVD, el portátil, el Ipod, la Wii, y me quitó las botellas de vino, ginebra y todas las cervezas…

Qué madre tan abusona e inhumana: ¡Casi me mata!

Sanela Santos Castillo
Publicado en Diario Médico el 24 marzo 2010


PD.- Para los que estén intrigados con el desarrollo de la historia "El círculo de setas", que estoy publicando, les informo que seguiré añadiendo nuevos episodios.

martes, 23 de marzo de 2010

El círculo de setas (III)


Dejó atrás el puente y se dirigió con el corazón acelerado hacia aquella ciudad que no conocía. Se acercó a una pareja de campesinos que venían en su dirección y les preguntó que dónde estaba, que qué ciudad era aquella. Los campesinos le miraron con extrañeza y empezaron a hablarle en un idioma que no conocía. ¿Campesinos extranjeros en aquél pueblo? Aquello era más extraño aún, así que se despidió por señas de ellos y siguió presuroso su camino. De una tienda salía una señora con varios panes en una cesta y le formuló la misma pregunta, pero la respuesta fue idéntica, borbotones de palabras en un idioma que no conocía. Entonces levantó la vista y se fijó en el letrero de aquella panadería: el letrero estaba escrito en un idioma que no conocía. Arne quedó completamente desconcertado. Tambaleándose se acercó a un banco de piedra que había en una esquina de lo que parecía ser la plaza central de aquel pueblo y se sentó, agachó la cabeza y se mesó los cabellos tratando de encontrar una respuesta a todo aquello.

lunes, 22 de marzo de 2010

El círculo de setas (II)


Cuando Arne llenó su cesta con las setas que formaban aquél círculo perfecto en el suelo, sólo había pasado media hora. Sin embargo, después de más de una hora caminando aún no sabía dónde estaba. La niebla seguía allí y él comenzó a preocuparse. Afortunadamente, el ruido de una corriente de agua llamó su atención y decidió acudir allí puesto que de aquella manera quizás podría orientarse; las corrientes de agua siempre conducen a algún sitio. Avanzó unos cientos de pasos y lo que encontró no fue un riachuelo, sino un gran río caudaloso. Lo sorprendente era que en aquél paraje nunca había existido ningún río. ¿Dónde podía estar? ¿Qué habría pasado? Era imposible que en una hora de camino se hubiese alejado tanto y además, nunca había oído que en los alrededores de aquella comarca hubiese existido un río de aquellas dimensiones. Caminó un poco más siguiendo el curso de la corriente hasta que al cabo de un tiempo pareció vislumbrar la silueta de un gran puente de piedra al tiempo que la niebla se disipaba y los rayos del sol sacaban a la hierba del bosque todo su esplendor. A mitad del puente se detuvo mirando al horizonte y quedó inmóvil. Lo que vio desde allí lo dejó más atónito aún: era una ciudad, pero no era la suya ni tampoco creyó reconocer que fuese ninguna de las poblaciones vecinas, todas las cuales conocía por haberlas visitado en alguna ocasión.

domingo, 21 de marzo de 2010

El círculo de setas (I)


Arne salió aquella mañana temprano a pasear por el bosque buscando, como tantos otros días en el otoño, llenar su cesta con setas. Una densa niebla daba una mágica luz al paisaje y hacía difícil, a veces, continuar el camino por el bosque. Tras media hora caminando, sin saber muy bien dónde estaba –quizás se hubiese desviado del camino habitual- llegó a un pequeño claro en el bosque. Una figura extraña parecía dibujarse en el suelo unos pocos metros frente a él. Parecía un círculo. Se acercó y conforme avanzaba su sorpresa fue en aumento al descubrir un perfecto círculo de setas en el suelo. Era un círculo casi perfecto, de unos tres metros de diámetro. Con cuidado de no pisar las setas, se situó en el centro del círculo y quedó maravillado de la perfección de aquella formación. Fue girando la vista poco a poco, siguiendo con la mirada aquél círculo. Al fin, decidió agacharse y coger de una en una aquellas setas para introducirlas en su cesta. Con su navaja de hoja curva fue cortando minuciosamente cada una de las setas. Cuando hubo terminado, su cesta estaba llena y el círculo... había desparecido. Se levantó y, habida cuenta de que ya no le cabrían más setas en su cesta, decidió dar por concluido el paseo y regresar. Se dio la vuelta, la niebla continuaba igual de espesa, y al cabo de unos minutos se dio cuenta de que algo no iba bien. No le resultaba conocido aquél entorno y le era difícil encontrar el camino de regreso o siquiera un punto de referencia con el que poder orientarse.

sábado, 20 de marzo de 2010

Si te gusta el fútbol, aprovecha este momento y disfruta de Messi

A Pelé sólo lo conozco de mayor, anunciando Viagra, y quizás algún gol suyo en algún reportaje antiguo.
A Di Stéfano lo ví jugar en el Metroplitano cuando al final de su carrera decidió ir al Español, y también recuerdo sus goles... en el NODO.
A Cruiff lo vi jugar algunas veces contra mi Atleti, y en partidos de su selección y del Barcelona en la Tele en Blanco y Negro.
Con Maradona llegó el color y lo vi jugar contra en Atleti y en bastantes partidos del Barcelona y de la selección Argentina en la televisión.

¿Y ahora? Esta es tu oportunidad –si te gusta el fútbol más allá de la pasión por unos colores- para disfrutar del mejor jugador de fútbol de todo el mundo y de todas las épocas: Leo Messi.

Hay algunos como Agüero que apuntan buenas maneras, pero la diferencia de Messi con cualquier otro mortal sigue siendo un abismo inalcanzable.

Mi recomendación es esta: No te pierdas ni uno solo de los partidos que juegue el Barcelona y disfruta con el mejor jugador de fútbol de la historia. Cuando seas viejecito me agradecerás este consejo. ¡No te lo pierdas!

viernes, 19 de marzo de 2010

La queja es un boomerang

Cuando una situación no te guste, haz todo lo que esté en tu mano para cambiarla.
Si a pesar de ello no eres capaz de cambiarla, acéptala con resignación y procura ser feliz.

La queja no soluciona nada y encima se vuelve contra ti y te amarga la vida.

miércoles, 17 de marzo de 2010

La han cagao

Los profesionales del asesinato y la extorsión (a los que los demagogos llaman “terroristas”) de la compañía comercial especializada en terror “ETA”, la han cagao esta vez. Han tenido un descuido y han matado a un policía francés (el primer ciudadano que asesinan) y ahora van a saber lo que es un Gobierno que gobierna y no un pollo sin cabeza que es lo que tenemos aquí. Su paraíso francés ha terminado.

Lo que cambia una frase de ayer a hoy

Hace años, cuando se encontraban dos personas de edad madura, una pregunta frecuente era esta: "¿Cuántos hijos tienes?".

Hoy día, esa pregunta se ha modificado ligeramente y ahora se dice: "¿Cuántos hijos mantienes?".

martes, 16 de marzo de 2010

La silla vacía

La silla vacía
se cuela en mi vista
e insiste y suplica
atención.
No sabe palabras,
ni gestos ni manos
o un signo que exprese
emoción.

La silla vacía,
sola, inmóvil y fría
reclama mi ayuda
con obstinación.

La silla vacía me grita a su modo
que uno más uno son dos.

domingo, 14 de marzo de 2010

Ley de reciprocidad

En las relaciones internacionales, los Gobiernos sólo se guían por la Ley del dinero. Sólo aquello que les reporte dinero o votos(que a fin de cuentas es lo que les permite seguir mandando, quiero decir, mangoneando) es lo que les importa.

En este tipo de asuntos deberían guiarse por la Ley de la reciprocidad. No se puede, con el pretexto de la libertad, dejar que se expresen libremente aquellos que impiden la libertad de expresión en sus respectivos países.

viernes, 12 de marzo de 2010

La asignatura más importante de Medicina

¿Cuál es la asignatura más importante de la carrera de Medicina? De las innumerables asignaturas que se estudian en esta carrera, cualquiera que sea la especialidad que se elija, y de las innumerables asignaturas que no se incluyen obligatoriamente pero deberían incluirse, hay una que destaca por encima de las demás en cuanto a su importancia: el inglés.

Si después de al menos 11 años estudiando Medicina vas a tener un sueldecito, un rosario interminable de contratos temporales, guardias a barullo, sobrecarga asistencial que sólo te dejará cinco a seis minutos para atender a cada paciente, sin tiempo reconocido para mantener al día tus conocimientos, sin incentivos para poder investigar, con directrices rígidas sobre los medicamentos que puedes recetar (los más baratos), viendo como otros médicos de países extracomunitarios sin el mismo nivel de formación y exigencia que tú has tenido invaden como mano de obra barata la sanidad española…La solución es bien sencilla: irse a trabajar al extranjero. Así lo están haciendo ya más de 700 médicos cada año. Como destino principal, aparte de Portugal, están el Reino Unido, Estados Unidos, Suecia (donde toda la población habla inglés), etc.

Para los médicos es la mejor salida; para los pacientes españoles, la peor. Ante este panorama ¿perderemos algún día la paciencia los pacientes?

domingo, 7 de marzo de 2010

Por una nueva ampliación del aborto menos restrictiva

Con la manifestación en contra del aborto se está hablando tanto de esto que será bueno contribuir con un punto de vista un poco diferente. Considero que la actual nueva Ley es muy injusta: ¿por qué pone límite legal si es imposible determinar con exactitud cuántas semanas tiene un feto? Cuando se dice que tiene 12 semanas es solo de forma aproximada, puede tener 11 o 13, o media semana más o menos. Es totalmente injusto poner un límite, ¿es que 1 segundo antes de cumplir el límite fijado –algo imposible de determinar- el feto no es un ser humano y 1 segundo después sí?

Desde aquí reclamo que, ya que es imposible determinar el momento exacto –según los proabortistas- en que un feto pasa a ser humano, reclamo la abolición total de todos los plazos. El aborto tiene que ser libre y se debe tener el derecho de abortar a cualquier edad, a las 3 semanas, a las 30 semanas o a los 3 años, e incluso a los 17 años ¿por qué no? Cada vez que un hijo nos de problemas, deberíamos tener el derecho de eliminarlo. Así el mundo iría mejor. Que nuestro hijo de 17 años vuelve tarde un viernes y contesta mal a sus padres, pues nos vamos a una clínica abortista y que se ocupen de él. Que nuestro hijo de 45 años sigue viviendo en casa porque no encuentra trabajo, pues lo acompañamos gentilmente a la clínica abortista y que se ocupen de él.

De esta forma todos saldríamos beneficiados ya que la población se reduciría drásticamente y habría trabajo para los pocos que siguiesen con vida.

Y una vez conseguido esto, se debería reclamar el derecho de poder abortar a quien nos de la gana, aunque no sean de nuestra familia: a los jugadores del equipo rival, al árbitro, a los políticos... Y cuando solo queden dos, que entre ellos aprueben la eutanasia y se eutanasien mutuamente. Total, para lo que hay que ver... En fin, me dan tanto asco los abortistas que –como todo se pega menos la hermosura- me dan ganas de abortarme yo también.

viernes, 5 de marzo de 2010

Entrar al trapo

Asisto con estupor a contemplar cómo la gran mayoría de los ciudadanos y de los políticos (que son una especie aparte) entran al trapo del faso debate sobre la prohibición de las corridas de toros en Cataluña. El parlamento catalán quiere prohibirlas alegando que es una costumbre primitiva y salvaje, y que hay que evitar el maltrato animal. En el otro extremo, la presidenta de la Comunidad de Madrid quiere declarar las corridas de toros como “bien cultural”. Y entre medias todos los ciudadanos defendiendo una u otra postura.

Es increíble que no se den cuenta de que este debate es completamente falso. No quieren prohibir las corridas de toros para defender los derechos de los animales, sino porque las corridas de toros se relacionan con “España” e incluso se les llama “la fiesta nacional”, y claro, los políticos catalanes que promueven esta iniciativa quieren la independencia de Cataluña (aunque una independencia relativa, ya que desean seguir recibiendo dinero del Estado español y seguir jugando sus equipos de fútbol en la Liga española, por citar sólo dos ejemplos) y no quieren, por tanto, que haya símbolos nacionales en su “país” (ahora ya multan a los establecimientos por rotular en español).

Prueba de todo lo anterior es el hecho de que dicen “no” a las corridas de toros (que son españolas), pero dicen “sí” a los “toros embolaos” (que son catalanes), una auténtica salvajada que se practica en diversos pueblos de Cataluña. Más hipócrita no se puede ser; pero como se ve, casi todos entran al trapo.

martes, 2 de marzo de 2010

El efecto rebote de la píldora del día después

De lo mucho que se ha escrito sobre esto, sólo añadir un dato más (y es del año 2007, o sea, que ya lo sabían) que demuestra –tras revisar 717 artículos publicados en revistas científicas- cómo la promoción de esta píldora, en vez de hacer disminuir el número de abortos, lo que hace es aumentarlo.

El acceso fácil, indiscriminado y promocionado, a la contracepción de emergencia no logra disminuir las tasas de abortos o embarazos no deseados, ya que con ello se induce un aumento de la promiscuidad e irresponsabilidad –sobre todo entre jóvenes y personas de bajo nivel cultural- lo que conduce al efecto contrario, es decir, un aumento del número de embarazos no deseados. (Obstet & Gynecol 2007; 109: 181-88).

lunes, 1 de marzo de 2010

La Casa “Blanca”… digo… “Transparente”

De todos es sabido que los norteamericanos van siempre por delante en eso de la comunicación, las relaciones con los medios y la transparencia informativa. No se yo si tanta “transparencia” será buena; por lo menos hay casos –como el presente- que están a años luz de lo que podríamos conseguir aquí. ¿Os imagináis que todos los ciudadanos tuviésemos acceso a los resultados del reconocimiento médico de Zapatero? Pues los norteamericanos no tienen ningún problema en hacerlo púbico. Aquí tenéis este acceso a la “Casa Blanca” en donde podéis conocer el estado de salud de Obama y compararlo con el vuestro.

http://www.whitehouse.gov/the-press-office/release-presidents-medical-exam

Incultos y fanáticos

(Esto no lo he escrito yo, pero me ha parecido bien compartirlo):
En castellano existen los participios activos como derivado de los tiempos verbales. El participio activo del verbo atacar es "atacante"; el de salir es "saliente"; el de cantar es "cantante" y el de existir, "existente".

¿Cuál es el del verbo ser? Es "el ente", que significa "el que tiene entidad", en definitiva "el que es". Por ello, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se añade a este la terminación "-nte".

Así, al que preside, se le llama "presidente" y nunca "presidenta", independientemente del género (masculino o femenino) del que realiza la acción.

De manera análoga, se dice "capilla ardiente", no "ardienta"; se dice "estudiante", no "estudianta"; se dice "independiente" y no "independienta"; "paciente", no “pacienta"; "dirigente", no "dirigenta"; "residente", o "residenta”.

Y ahora, la pregunta del millón: nuestros políticos y muchos periodistas (hombres y mujeres, que los hombres que ejercen el periodismo no son "periodistos"), ¿hacen mal uso de la lengua por motivos ideológicos o por ignorancia de la Gramática de la Lengua Española ?.

Creo que por las dos razones. Es más, creo que la ignorancia les lleva a aplicar patrones ideológicos y la misma aplicación automática de esos patrones ideológicos los hace más ignorantes (a ellos y a sus seguidores).