martes, 31 de julio de 2012

El mejor laboratorio para trabajar: Novo Nordisk


Cuando dejé de trabajar en AstraZéneca, se publicó el ranking correspondiente al año 2006 de la revista Fortune sobre las 100 mejores empresas internacionales para trabajar. En aquél año, AstraZéneca entró a formar parte de tan selecto grupo, concretamente en el puesto nº 71 y, lo que era más significativo, siendo el mejor laboratorio farmacéutico del mundo para trabajar. Eran los años dorados de la compañía, llevada hasta lo más alto por Tom McKillop a nivel internacional y por Carlos Trias a nivel nacional.

Han pasado los años, han cambiado los dirigentes, y cuando ahora miro el último ranking, correspondiente al año 2012, ya no aparece AstraZéneca en esta lista; ahora el mejor laboratorio internacional para trabajar es Novo Nordisk, el cual es también el único laboratorio que aparece en dicha lista y además lo hace ocupando el puesto nº 43.

Lo que no ha cambiado en estos años es el líder de este ranking que sigue siendo una vez más Google.

Esta lista anual se basa en dos criterios: una evaluación de las políticas y culturas empresariales y la opinión de los propios empleados, que tienen un peso de dos tercios del total de la valoración, la cual viene determinada por un amplio cuestionario realizado a un mínimo de 400 empleados seleccionados de forma aleatoria en cada compañía.

lunes, 30 de julio de 2012

¿Cuánto valen unas chanclas?

¿Sabes cuánto cuestan unas chanclas, de esas normales y corrientes, de toda la vida? Pues depende de la tienda donde vayas a comprarlas. Eso sí, los precios pueden ser de lo más dispares. ¿Te creerías que en un sitio puedan costar un 350% más que en otro? Pues sí. Hace apenas unos meses veía en una tienda de Cascais (Portugal) unas chanclas por 70 euros. Esta mañana he visto otras chanclas en  el Ikea de San Sebastán de los Reyes, que costaban 20 céntimos de euro (sí, lo has leído bien: 20 céntimos).

A la hora de justificar semejantes diferencias de precio, las primeras llevaban grabada en la tirilla la marca “Armani”, y en el caso de las segundas, decían que se trataba de un producto que iba a quedar descatalogado y por lo tanto estaban liquidando existencias (que, por cierto, eran muchas, ya que llenaban unos enormes contenedores). Y en cuanto al diseño, debo decir que eran más bonitas y alegres las de Ikea, aunque los de Armani seguro que dirían que sus materiales eran de mejor calidad y bla, bla, bla.

Por mucho que argumenten unos y otros, sólo hay una diferencia: los que se compran unas chanclas en Ikea lo hacen porque quieren usar unas chanclas; lo que se compran unas chanclas de Armani lo hacen porque sólo quieren presumir… aunque a la vista de esa diferencia de precios sí que pueden estos últimos presumir... ¡de tontos!

domingo, 29 de julio de 2012

Pasión por la ciencia


(Un reportaje de Vicente Fisac) Nacido en Harrow, Middlesex (Reino Unido), Michael Rosen suele definirse como “escritor y divulgador, aunque hay quien me llama poeta y actor”, según sus propias palabras. Y en verdad que este popular personaje es polifacético. Como él mismo señala, “mis actividades abarcan escribir libros, presentar programas de radio, hacer apariciones ocasionales en televisión, ir a colegios e institutos donde hago una especie de monólogo, y dar clases y conferencias en universidades sobre literatura infantil y sobre la lectura y escritura de los niños”.

Escribió su primer libro en 1969, una obra de teatro que se llamaba “Backbone” (“Columna vertebral”). Su primer libro para niños, en 1974, era un libro de poesías titulado “Mind your own business” (“¿Y a ti qué te importa?”) y desde entonces ha venido publicando casi un nuevo libro infantil por año.

Con frecuencia recuerda que cuando era niño dejó escrita la frase “uno de los resultados más emocionantes fue...” en uno de sus comentarios. Una frase que sus profesores le recriminaron diciendo que “en la ciencia no hay necesidad de emocionarse”.

Contra eso –y contra otras muchas cosas- se rebela. Para él la imaginación tiene un papel muy importante, no sólo en las letras sino también en las ciencias. “Para poder concebir algo por primera vez es preciso un salto de la imaginación”, señala. Por eso siempre ha manifestado su pasión por la experimentación, la investigación o el descubrimiento, tanto en el campo artístico como en el científico. “Si los niños se apasionan descubriendo algo sobre los caracoles o las ranas, eso a mí me apasiona tanto como que un niño me cuente su pesadilla”, comenta.

Rosen ha puesto sus habilidades poéticas al servicio de la enseñanza, colaborando en multitud de ocasiones con colegios y escuelas juveniles e infantiles. Sus odas a la oceanografía y sus versos sobre la vulcanología, han contribuido a que miles de alumnos de primaria se apasionen por estas materias.

Su pasión por la ciencia llega tan lejos que hasta ha donado su cuero a la investigación médica, dando ejemplo de ser consecuente con sus ideas: “En mi época de estudiante de medicina, yo también diseccioné cadáveres, así que me parece justo que sea consecuente con lo que predico”, ha señalado, añadiendo que confía “en que mi cuerpo sea lo bastante normal y corriente para que puedan utilizarlo en la investigación de todo tipo de enfermedades”.

sábado, 28 de julio de 2012

¡Los puestos de trabajo existen!

Ya sé que algunos me tacharán de visionario, otros dirán que tengo alucinaciones, que seguro que lo que vi era un globo sonda o el planeta Venus… pero os aseguro que es cierto: ¡he visto con mis propios ojos a una persona que ha encontrado un puesto de trabajo!

viernes, 27 de julio de 2012

El Evangelio y las Notas de Prensa

Cada vez que una empresa se plantea escribir una nota de prensa, el objetivo está muy claro: se trata de conseguir que esa “información” se publique gratuitamente en los medios de comunicación como si fuese una noticia y que el nombre del producto y/o de la empresa aparezca en titulares así como varias veces repetido a lo largo del texto.

Así las cosas, espera que su experto en comunicación –bien sea de la propia empresa o de la agencia de comunicación contratada al efecto- le presente una nota de prensa donde se ensalcen las cualidades del producto y/o de la empresa, donde el nombre de marca encabece el texto y se repita numerosas veces, donde abunden los adjetivos grandilocuentes... es decir, algo así como el propio folleto publicitario de la empresa o producto, aunque sin la infografía y el colorido propio de las piezas publicitarias.

Cuando el experto en comunicación le dice que eso no es posible, que una cosa es la información periodística y otra la publicidad, y que si lo envían tal como quiere el responsable de marketing o de dirección comercial (que sabrán de otras cosas, pero que de comunicación y periodismo no suelen tener ni idea) el destino de ese texto será la papelera. Entonces se enfadan y exigen (que para eso son ellos los que gestionan los presupuestos) que se haga como ellos quieren o como mucho aceptan alguna tímida sugerencia para que esa nota de prensa convertida en panfleto propagandístico se suavice un poco. La agencia externa de comunicación, se debatirá entre aceptar las consignas del cliente aun a sabiendas de que el texto no será reproducido por los medios o explicarle que está en un error y en consecuencia perder la cuenta (esos directivos no aceptarán que ellos puedan estar equivocados, así que en ese caso buscarán otra agencia que lo haga como ellos quieren). Si en la empresa hay un responsable interno de comunicación dependiente de esos directivos, no tendrá más remedio que acatar las órdenes superiores aun a sabiendas del fracaso que obtendrá esa nota de prensa.

Esto que acabo de contar, es el pan nuestro de cada día, y parece mentira que año tras año, década tras década, todo siga igual. Salvo escasas y honrosas excepciones, en donde el máximo responsable de la compañía da libertad a su responsable de prensa para que haga las cosas con criterio profesional, esta situación no ha cambiado con el transcurso de los años. La raíz del mal está en que son los directores comerciales y de marketing quienes manejan los presupuestos y de quienes depende, la mayoría de las ocasiones, el departamento de comunicación e incluso ese departamento no existe y son los jefes de producto quienes encargan esas notas de prensa a agencias de comunicación que incluso muchas veces son la propia agencia de publicidad que les hace los folletos. Por eso, no me cansaré de insistir sobre la necesidad de que el departamento de comunicación dependa directamente de presidencia, esté integrado en el Comité de Dirección de la empresa, y tenga la suficiente autonomía y delegación de responsabilidad para hacer las cosas con criterio profesional periodístico; porque si de lo que se trata es de proveer a los medios con material informativo para que lo publiquen, eso es precisamente lo que hay que darles, información, no publicidad.

Pero volviendo al arranque de este artículo, sí que me gustaría destacar una paradoja que he descubierto –por experiencia propia- que funciona y muy bien, y por eso he titulado a este artículo como “El Evangelio y las Notas de Prensa”.

Se dice en el Evangelio cómo un invitado a un banquete, creyéndose muy importante, fue derecho a sentarse en la presidencia. Cuando el organizador del banquete lo vio, le dijo que aquél no era su sitio (en efecto, era importante pero no tanto como él se creía), así que, ante la vista de todos y el bochorno propio, fue desalojado de ese sitio y colocado en otro lugar. En cambio, otro invitado (que era igual de importante que el anterior pero no hacía ostentación de su importancia) se sentó discretamente en un lugar secundario. Cuando el organizador del banquete lo vio, lo llamó y reclamó la atención de todos para que viesen que ese invitado era querido y apreciado y en consecuencia debía ocupar un lugar de privilegio. Concluía esa parábola con aquello de “los últimos serán los primeros”.

Pues esto mismo he comprobado yo con las notas de prensa. Eso sí, vaya por delante que, afortunadamente, he tenido la suerte de depender directamente de presidentes que confiaban en mi capacidad profesional y me dejaron siempre la suficiente libertad y autonomía para hacer mi trabajo con criterio profesional y no a expensas de marketing. En consecuencia mis notas de prensa –unas con mayor acierto que otras- siempre las redacté pensando en el lector y en lo que podría ser de mayor interés para el mismo. A fin de cuentas, el periodista del medio escribe para el lector y supedita cualquier material informativo a aquello que pueda interesar más al lector.

Era evidente que, aun siguiendo los más estrictos criterios profesionales, en algunas ocasiones estaba justificado poner el nombre del producto o empresa en el titular, ya que así lo exigía la noticia... y así lo hacía algunas veces.

Sin embargo, al cabo de un tiempo me di cuenta de un hecho curioso. Cuando enviaba notas de prensa informativas y de calidad, pero con el nombre del producto o empresa en el titular, la mayoría de los medios que la recibían, la publicaban... pero ¡cambiando el titular para que dicho nombre no estuviese en él! Y lo más sorprendente: en aquellas otras notas de prensa informativas y de calidad, en las que yo no ponía el nombre del producto o la empresa en el titular, el periodista... ¡también cambiaba el titular, pero ahora al revés, precisamente para ser él quien introdujese en dicho titular el nombre de la empresa o producto!

Es decir: cuando yo ponía el nombre en el titular, los periodistas del medio lo quitaban, y en cambio cuando yo no lo ponía, eran ellos quienes lo incluían.

Pude así constatar un hecho: Cuando el periodista recibe una información periodística bien redactada y con interés para el lector, se da cuenta que debe ser publicada pero él se considera en la obligación de darle un toque personal y entonces le cambia el titular (sobre todo para que no haya otros medios que saquen esa misma noticia con el mismo titular). Y cuando ese periodista se decide entonces a cambiar ese titular, lo tiene bien fácil: si allí aparece un nombre de marca, eso le da tufillo publicitario, así que lo quita; en cambio si no aparece, se da cuenta que “falta algo” y ese algo es precisamente el nombre de marca, y de esta forma, por voluntad propia, es él quien lo incluye.


Cuando comprobé estadísticamente que esta situación se daba en muchas de mis notas de prensa, opté –definitivamente- por obviar el nombre de marca en los titulares, y comprobé a lo largo de muchos años de ejercicio profesional cómo de esta forma, en muchas ocasiones, eran los propios periodistas d e los medios de comunicación, quienes llevaban la marca de mi empresa o producto a esos titulares.

La moraleja, como en el Evangelio, es evidente: el que siempre va considerándose a sí mismo como el más importante y se pone en lugares de privilegio, acaba con el bochorno de verse relegado; en cambio, el que va pensando siempre en el destinatario de la información y supedita el interés de su empresa o producto al propio interés del lector, se ve aupado a lugares de privilegio en cada medio de comunicación.

martes, 24 de julio de 2012

¿Cuál es el pájaro más generoso del mundo?

Todos los pájaros no son iguales, por ejemplo, hay algunos engañosos, esos de los que dice la gente "menudo pájaro está hecho"; otros están al otro lado de la ley o de las buenas costumbres, como esos a quienes se llama "pájaros de cuenta"; otros son unos aguafiestas, en este caso ellas, ya que si hay algo a lo que le teme un ciclista es a "una pájara"; otras en cambio son muy elegantes y distinguidas, las famosas "pajaritas"; y también hay un pájaro que es el más generoso y espléndido de todo el mundo, ¿sabes cuál es?... El pa pagá yo

lunes, 23 de julio de 2012

El cuarto mejor equipo de fútbol del mundo


Según la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol (instituida en Leipzig, Alemania, en 1984 para establecer una documentación del fútbol a nivel mundial), el Atlético de Madrid es el cuarto mejor equipo de fútbol del mundo.

Tras sus hazañas en la temporada 2011-12, quedando Campeón de Europa (la segunda vez que conquista la Europa Ligue en los últimos tres años), el Atleti está sólo por detrás del Barçelona (primero), el Universidad de Chile (segundo) y el Real Madrid (tercero).

En el ránking, el Atlético acumula 292 puntos (a tres del Madrid y dos por delante del Bayern, su perseguidor inmediato), todos sumados a lo largo de la última temporada hasta el 1 de mayo de 2012, fecha en la que se para este último recuento.

Mérito especial tiene el hecho de haber ganado doce partidos consecutivos en una competición europea, batiendo el récord que ostentaba el Barcelona (once triunfos consecutivos en la temporada 2002-03), así como la mejoría experimentada con la llegada de Simeone que le valió situarse a tan solo dos puntos de los puestos de Champions.

Desde su última modificación de normas en 2006, la IFFHS otorga 12 puntos por cada victoria en la Europa League y seis por cada empate (en Champions es 14 y siete, respectivamente). En su campaña continental, el Atlético sumó 210 puntos (17 victorias, un empate y una derrota). En Copa del Rey, el Atleti perdió en sus dos enfrentamientos ante el Albacete en dieciseisavos de final y no sumó ningún punto para su causa. En Liga, al tratarse de un campeonato del mayor nivel, las IFFHS contabiliza las victorias como cuatro puntos y los empates a dos. Sin contar las dos últimas jornadas, disputadas en mayo, el Atlético sumó 13 victorias y 11 empates, lo que para el organismo significa 82 puntos.

domingo, 22 de julio de 2012

Imágenes reales de una novela de ficción (?!)

Aquí os ofrezco algunas imágenes reales que ilustran algunas escenas de mi última novela: “Castidad y rock and roll”. Los personajes y situaciones de esta novela son fruto exclusivo de mi imaginación, pero resulta que las imágenes son reales:
Este de arriba es el refugio idílico y secreto, un lugar que existe en la realidad –como podéis comprobar- y que sin embargo es muy difícil de localizar (aunque llevéis GPS).
Esta imagen muestra el delirio que provoca el protagonista en sus actuaciones. Un delirio tan poco común que ha sido capaz de cambiar el “sexo, drogas y rock and roll” por “castidad, respeto y rock and roll”.
En esta otra imagen tenéis al protagonista en plena actuación. La imagen está movida al igual que la novela: suceden tantas cosas… y no sólo fuera, sin también en el propio interior de sus protagonistas…


Y esta otra imagen real, nos muestra los devastadores efectos de la naturaleza. ¿Qué sucedió? ¿Qué pinta este suceso real en esta historia?

El poder de la mente es capaz de hacer realidad muchos de nuestros deseos y en este caso, podemos ver imágenes reales de una novela de ficción. ¿Sorprendidos? Más lo estaréis cuando la leáis:

sábado, 21 de julio de 2012

La mejor lectura para estas vacaciones


Me han pedido que hable un poco más del argumento de mi última novela, de la que digo que “sólo por el hecho de escribirla y dejarla como legado, ha valido la pena mi paso por este mundo”.

Así que daré unas pinceladas aunque sin desvelar demasiado, ya que se trata de una intriga que el propio lector irá desvelando según avance el relato, plagado de incidencias y sorpresas.

Un joven de 23 años gana un concurso y alcanza una fama muy superior ala que consiguieron los finalistas de la primera edición de “Operación Triunfo”. El éxito le llega no sólo por ser un excelente cantante y compositor, sino también por no avergonzarse de ser católico y decir cada vez que le preguntan por el tema, cosas como “voy a misa”, “las relaciones sexuales son para el matrimonio”, “digo no a las drogas”, “yo salgo a cantar al escenario no a incitar al sexo”... lo que provoca un auténtico escándalo ya que, como le dice un presentador “¿sabes a cuántos jóvenes he oído hablar de castidad? A ninguno”.

Pero ese joven va por libre, y también dice cosas como estas: “Dios no entiende de religiones”. Y se muestra tolerante con los demás, y acepta a los homosexuales... pero rechaza el egoísmo al que califica como el principal mal de nuestra sociedad.

Un buen día desaparece. Todos iniciarán una búsqueda frenética por encontrarlo: unos para seguirlo exprimiendo y obtener de él buenos beneficios, otros para conseguir la exclusiva informativa. Pero él tiene un aliado secreto, con quien nadie le relaciona y han preparado un plan de fuga perfecto... aunque siempre surgen imprevistos...

Si se llevase al cine, sería una trepidante Road movie; sobre el papel o sobre la pantalla de tu E-reader son 400 páginas que te atrapan y te sorprenden a cada momento; porque no sólo es un relato apasionante lleno de incidencias, sino que también es un avispero del que no te librarás de algún picotazo en tu conciencia.

Su edición digital está disponible por sólo 3 euros; aunque también hay una edición en papel por 18 euros.
Más información en:

viernes, 20 de julio de 2012

Pero ¿qué clase de libro es este?

La novela “Castidad y rock and roll” que acabo de escribir es, ante todo, entretenida, pero también sorprendente. Y sin embargo no soy capaz de definirla,
Puede hablarse de una novela de aventuras, puesto que a sus protagonistas les suceden un montón de peripecias. Es una intriga policíaca, en donde se investiga una desaparición y se hace partícipe al lector de las pesquisas correspondientes. Es una historia de amor, porque el amor está presente en muchos de sus protagonistas. Es un relato para jóvenes, porque su protagonista es un chico de 23 años. Es un tratado de teología, porque sus protagonistas se preguntan y responden a muchas de las cuestiones más esenciales del ser humano en su paso por este mundo. Es una obra musical, porque el rock and roll y la música pop son protagonistas. Es una guía de viajes, porque nos lleva a descubrir, en un insólito viaje, otro país. Es un manual de comunicación, puesto que nos desvela muchas claves y aspectos internos del mundo de la comunicación. Es un alegato a la tolerancia, en donde se muestra cómo la misma es necesaria para la convivencia entre los seres humanos. Es un libelo provocador, porque dice a las claras ciertas cosas de las que muchos se avergüenzan. Es un canto a la amistad, en donde esta surge por encima de las barreras de la edad o el sexo. Es un texto religioso, porque habla de Dios y del sentimiento religioso de las personas. Es un reportaje sobre la homosexualidad, sentimiento presente en alguno de sus protagonistas. Es una crónica de sucesos, ya que hace vivir a sus protagonistas ficticios un suceso real. Es un libro familiar, porque habla de la familia y de los sentimientos de sus protagonistas hacia este núcleo social. Es un divertido entretenimiento, porque hace sonreír de vez en cuando y sobre todo hace pasar un rato agradable.

Consigue la edición digital (e-Book) por sólo 3 euros.
Si lo prefieres, también hay disponible una edición impresa por 18 euros (15x21 cms y 400 páginas).
Más información en este enlace:
http://www.bubok.es/libros/215777/Castidad-y-rock-and-roll




Con él llegó el escándalo

He vuelto de vacaciones con una sorpresa: mi nueva novela. Una historia que va a escandalizar, sorprender, interesar y entretener.

Con sólo 23 años ganó el concurso y se hizo más famoso que los finalistas de la primera edición de “Operación Triunfo”. Pero cada vez que lo entrevistaban no se callaba, decía lo que pensaba, y como consecuencia los periodistas y tertulianos se escandalizaban. Consiguió cambiar el clásico “sexo, drogas y rock and roll” por “castidad, vida sana y rock and roll”. Pero un buen día desapareció.

¿De quién estamos hablando?


miércoles, 4 de julio de 2012

Las razones de un silencio

Quizás algunos de los lectores habituales de este blog se pregunten por qué llevo varios días sin hacer ninguna nueva aportación. Y más aún se lo preguntarán conforme pasen más días y yo siga sin escribir nada aquí.

La razón es muy sencilla y no sólo porque la arena de la playa no sea buena para los ordenadores: estoy embarcado en otra tarea que ha resultado ser apasionante.

Me rondaba una idea por la cabeza y me puse a plasmarla: Una novela. Pero según empezaba a escribirla los personajes iban tomando vida propia, la trama me enganchaba y no me dejaba levantar la vista del teclado... y cuando repasaba lo que había escrito comprobaba que era lo mejor que había hecho hasta la fecha... ¡con mucha diferencia!

Por eso no puedo parar y ahora me dedico por completo a esta novela. Espero tenerla terminada muy pronto. En cuanto lo haya hecho, lo anunciaré en este blog y en mi web personal.

Lo que sí puedo afirmar con rotundidad es que esta novela en la que me he embarcado:
No dejará indiferente a nadie.


domingo, 1 de julio de 2012

Hablar por los codos


Normalmente decimos que una persona “habla por los codos” cuando es de esas que se pasa todo el día hablando sin parar. Sin embargo, hablar por los codos es algo que hacemos todos sin darnos cuenta, hablar por los codos, las manos, las piernas, la espalda, los ojos, la cara... Cada vez que decimos algo, todo eso que expresamos con palabras es tan sólo un 7% de la comunicación, el 55% es corporal (nuestra postura, nuestros gestos, nuestras expresiones), de ahí la importancia de saber estar y comportarse, de saber interactuar con un auditorio. Ahora bien, no cuadran las cuentas, 55+7 suma 62. ¿Dónde está el 38% restante? Ese porcentaje corresponde a la “comunicación paraverbal”, la que queda fuera del alcance de nuestras palabras e incluso de nuestros gestos y es que no somos entes aislados sino que nos movemos en un entorno determinado que además es constantemente cambiante. Podemos hablar correctamente y mantener una compostura exquisita, pero si el momento y marco elegido para esa comunicación no es el adecuado, el mensaje que llegue al destinatario será muy diferente al que deseábamos. Por ello, cuando nos comuniquemos con los demás, sobre todo en el ámbito de los negocios, deberemos tener muy presentes esos tres tipos de lenguajes. No creamos que por decir simplemente “lo que tenemos que decir” va a ser ese el mensaje que reciba e interprete el destinatario. Nuestro cuerpo también habla y el medio en que lo hacemos tiene también mucho que decir.