miércoles, 13 de julio de 2011

Gracias

Gracias

Tú no tienes razón

…y yo tampoco, me gustaría añadir.

Desde los albores de la Humanidad, las personas creen estar en lo cierto, cuando en realidad cada una piensa diferente y eso conduce –por pura lógica- a que todas menos una estén equivocadas. Incluso esa una es posible que también lo esté, porque nada ni nadie nos garantiza que pueda haber alguna más en la que no habíamos reparado, la cual que piense también diferente. (P.e.: nadie osó llevar la contraria a Stephen Hawking cuando dijo que los agujeros negros absorbían todo lo que caía en ellos sin liberar nada. Veinte años después, el mismo Hawking pidió perdón y dijo que estaba equivocado, que los agujeros negros no solo son receptores sino también emisores). Así que si él se equivoca ¿por qué no nosotros?

La otra manía, es tratar de convencer a los demás de nuestros gustos y maneras de proceder. Todo el mundo se empeña en decirnos qué nos debe gustar y qué no, a dónde debemos ir y a dónde no, qué deberíamos hacer y qué no… ¿Por qué esa manía de entrometernos en la vida de los demás y tratar de dirigirla? Cada uno debe aprender de sus propios errores y tener por seguro que nunca se librará de cometer nuevos errores.

Si hace unos cuantos siglos creían que la Tierra era el centro del universo y todo giraba alrededor de ella, nosotros, como seres individuales, no hemos evolucionado nada: seguimos creyéndonos el centro del universo y que todo debe girar a nuestro alrededor y a nuestro antojo.

No estaría de más un poquito de reflexión y de humildad. Tú no tienes la razón… y yo tampoco… así que no me hagas mucho caso.

martes, 12 de julio de 2011

domingo, 10 de julio de 2011

Lo que cuenta en Publicidad es cómo interpreta el cliente nuestros mensajes

Siempre me gusta –cuando hablo de Comunicación- recordar las diferencias entre unos conceptos que con demasiada frecuencia se confunden. El primero de ellos es el de la Publicidad, a la que podríamos sintetizar como la suma de información y persuasión. Cuando a esto se suma un valor añadido (llámese regalo, oferta, etc.) estaríamos hablando de Promoción. Si lo anterior se tiñe de ideología, entonces deberíamos hablar de Propaganda. Y finalmente, si todo lo anterior se envuelve en un marco común creando un ambiente específico e identificable por el destinatario, entonces el concepto que lo abarcaría, y que es la suma de todo lo anterior, sería el de Relaciones Públicas.

En todos los conceptos anteriores, hay algo que siempre está presente y eso es el concepto de Comunicación. Por ello me gusta insistir que la Comunicación es algo más, bastante más, que trasladar una información desde un emisor hasta un receptor. Esa información que traslada el emisor debe ir elaborada y convertida en un mensaje, el cual debe estar adaptado al medio a través del cual se va a difundir. Pero una vez que llega al receptor no se termina ahí el camino; lo que cuenta no es cómo llega una información al receptor, sino cómo la interpreta el receptor. Por consiguiente, cuando nos pongamos a trabajar en la elaboración de mensajes que hayan de llevar nuestra información a los destinatarios, deberemos tener siempre presente cuál podría ser la interpretación final que de todo eso vaya a hacer nuestro destinatario.

Surge ahí el primer y más básico mensaje de todo proceso de Comunicación: “pensar en el otro lado”, pensar en el destinatario del mensaje, en qué interpretación va a dar a nuestros mensajes.

Pero hablando de Publicidad, y después de 40 años en este sector, he visto dos cosas: (1) la publicidad farmacéutica no ha cambiado tanto en estos años; y (2) se siguen cometiendo los mismos errores. Por consiguiente me gustaría desgranar algunas ideas que deberían ponerse siempre en práctica y algunos errores que nuca deberían permitirse.

No pongas anuncios, haz campañas

Una campaña no es un anuncio (aunque se repita muchas veces) y un anuncio no hace campaña. La esencia de una campaña es utilizar muchas vías para llevar el mensaje a nuestro público sin que esto le cause hastío. Y la forma de lograrlo es utilizar diversos medios (complementarios entre sí) volcando a través de ellos nuestras propuestas que deberán formularse de distintas formas, pero siempre con un estilo, una estética común, que permita la “asociación” y por consiguiente el “refuerzo mutuo” de todos los impactos.

Cualquier acción publicitaria no debe considerarse nunca como un ente aislado sino como integrante de un todo, la campaña, en donde cada impacto, cada acción, debe estar relacionada con las demás, apoyándose mutuamente todas ellas.

Repetición

La repetición es la gasolina de la Publicidad. No puede hablarse de Publicidad si no hablamos de un mensaje que se repite una y otra vez hasta alcanzar el subconsciente de nuestro destinatario para grabarse en él y lograr ese efecto de persuasión que le llevará finalmente a la compra de nuestro producto o servicio. Un anuncio, por tanto, sólo es útil si se repite muchas veces, de ahí la importancia de que tanto el aspecto visual como el mensaje, sean perfectamente reconocibles e identificables con el producto.

Sin embargo, cuando el presupuesto es pequeño (y casi siempre lo es) se intenta estirarlo al máximo por el equivocado camino de “desperdigar” el esfuerzo; es decir, poner anuncios salteados, en el mayor número posible de medios y repartidos a lo largo del tiempo. De esta forma se autoconvence el anunciante de haber hecho una gran campaña (ha durado todo el año y ha estado en un montón de medios) cuando en realidad lo único que ha hecho ha sido tirar el dinero. Como digo muchas veces, poner un anuncio no es hacer publicidad, como tampoco dar un puñetazo es boxear.

Para que una campaña sea efectiva hay que concentrar el esfuerzo y esto representa elegir sólo unos pocos medios (los más adecuados para impactar a nuestro público) y conseguir en ellos la máxima presencia no sólo en número de inserciones sino también concentrándola todoas en un corto espacio de tiempo para que su notoriedad sea más alta. Por ejemplo, es mejor contratar 10 anuncios en un solo medio que 1 anuncio en 10 medios o contratar todos los anuncios en el curso de una misma semana a contratarlos repartidos a lo largo de un mes.

Variación

Hablábamos de repetición, pero eso no debe significar nunca cansancio, ni aburrimiento de nuestro destinatario. Una idea, una propuesta publicitaria, puede repetirse muchas veces variando la forma en que se presenta (variaciones sobre un mismo tema), de tal forma que cada vez que nuestro público vea el anuncio sabrá que se trata del mismo producto pero con un matiz de sorpresa que le hará mantener la atención. De esta forma se establece con nuestro cliente una especie de juego en el que le vamos contando sucesivas historias cada una diferente, que le hacen estar alerta, esperando, cuál será la próxima. La suma reiterada de todos esos impactos hará que nuestra propuesta cale más hondo en nuestro destinatario.

Anticiparse

Otro error frecuente es el de tomar decisiones a última hora y cuando así se hace resulta que ya no están disponibles los emplazamientos que queríamos y debemos conformarnos con otros. Es tarde para rectificar y se acaba cediendo y contratando unos espacios que finalmente no se ajustan a lo que habíamos planeado. Por el contrario, si se planifica con antelación, podremos reservar para nuestro producto los mejores espacios y emplazamientos en cada medio y esto nos ayudará a rentabilizar nuestro esfuerzo. Si los espacios preferentes cuestan más no es por capricho del medio, sino porque realmente son más efectivos, y sólo los más madrugadores, los que son capaces de anticiparse, se hacen con ellos.

Sorpresa

Para captar la atención es imprescindible sorprender. Es aquí donde la creatividad publicitaria encuentra su mayor campo de expresión, aunque siempre se debe tener en cuenta que la sorpresa debe estar relacionada con nuestra propuesta. Sorprender, así, sin más, es muy fácil; pero sorprender sin que esa llamada de atención tenga luego nada que ver con nuestra propuesta, sólo lleva al desencanto o desagrado del receptor que teñirá de negativo nuestro producto. La sorpresa hay que buscarla siempre dentro de unos cauces que armonicen con lo que estamos diciendo.

Diferenciación

Nada hay más penoso que escuchar a la gente decir eso de “qué bueno era ese anuncio…” y cuando les preguntas qué producto anunciaba, te responden “no me acuerdo”. Hay que dotar a cada producto de una personalidad fuerte, fácilmente diferenciable de todos sus competidores, asociarlo, pues, a una idea que le permita ser distinguido de los demás. Campo abierto también para la creatividad más atrevida.

Alcanzar el target

Si hacemos una acertada selección de medios alcanzaremos a nuestro target, aprovechando al máximo nuestros recursos; sin embargo no basta sólo con llegar a nuestra audiencia, hay que intentar “fidelizarla”. Para ello hay muchos sistemas (formación, herramientas de apoyo, etc.) pero también es interesante contemplar la posibilidad de situar nuestra publicidad en emplazamientos, secciones o programas fijos, ya que de esta forma iremos directamente a la audiencia fija que ya tenían de por sí esos espacios.

Por otra parte, nos encontramos con frecuencia con un target tan disperso que hace estériles nuestros esfuerzos de realizar sobre ellos una campaña publicitaria con la necesaria intensidad. Hay no obstante otras alternativas. Una de ellas es que si nuestro target está muy disperso, vamos a actuar sobre él cuando esté concentrado. ¿A qué me refiero? Muy sencillo, siempre hay en todos los sectores, acontecimientos que reúnen a nuestro público (congresos, ferias, etc.). Sabemos que con ese motivo se van a reunir en un punto concreto numerosos clientes potenciales, y es ahí donde podemos volcar nuestro esfuerzo. Si una ciudad acoge durante dos días una celebración de este tipo, inundemos dicha ciudad con nuestros mensajes en vallas, en prensa, en radio… Al concentrar nuestro esfuerzo en muy poco espacio de tiempo y muy poca extensión geográfica y numérica de medios, el número de impactos y el efecto sinérgico entre todos ellos será muy alto, y además con la seguridad de haber alcanzado a una porción muy amplia, cuantificable y selecta de nuestro público.

Sinergia de productos

Dentro de las compañías los Product Managers suelen ir muchas veces a su aire. Cada uno elige su agencia de Publicidad, decide sobre las campañas de su producto, etc. El resultado es que esa empresa puede estar haciendo a lo largo del año muchas campañas de publicidad, pero son todas tan diferentes entre sí, sin ningún nexo de unión entre ellas, que el consumidor no las interpreta como pertenecientes a una misma compañía.

Si todas esas campañas estuviesen armonizadas (no digo que sean iguales, ni siquiera parecidas, pero sí que tengan algo en común) el cliente potencial las identificaría como pertenecientes a la misma compañía y cada vez que le llegase el impacto de uno de esos productos (aunque no fuese cliente potencial del mismo) llegaría a su memoria el recuerdo de aquél otro producto del que sí es cliente potencial. Es decir, un anuncio de algo que nunca va a comprar ese cliente te puede servir de anuncio de otro producto que sí podría comprar.

¿Cuáles pueden ser esos “nexos de unión” de los que hablo? Pueden ser muchos y muy variados, desde la repetición del logotipo de la empresa en la misma posición y forma, siempre destacada, en todas las piezas publicitarias; hasta la utilización de un mismo tipo de letra y estilo de diseño para todos los anuncios, aunque luego las imágenes gráficas y las propuestas de cada campaña sean distintas. Otros aspectos más intangibles, como el estilo de redacción, las proporciones entre texto e imágenes, la utilización de márgenes y destacados, el empleo de los espacios en blanco y/o el predominio de un color determinado, etc., tienen también su importancia para dar a todas las campañas un “aire de familia” que facilite la potenciación mutua de todos los impactos.

Un Jefe de Publicidad o director de Marketing que tenga esto bien claro y sea capaz de coordinar a todo el equipo en defensa de estos valores corporativos, resulta esencial para lograr este objetivo.

Sinergia de compañías

Todo lo que acabamos de exponer sobre la sinergia de productos es aplicable igualmente a las diferentes compañías que forman parte de un grupo multinacional, aunque aquí esa labor de coordinación deba corresponder a un cargo internacional que forme un equipo de Jefes de Publicidad o Directores de Marketing de cada compañía y de cada país, para que estos trasladen a sus respectivas compañías ese estilo corporativo común.

Las compañías que integran cualquier grupo internacional tiene siempre algo en común: se dirigen a las personas. Y esas personas tienen unas necesidades que pueden ser satisfechas con productos de muchas de esas empresas. Por ejemplo, el grupo ICI (para el que trabajé) estaba presente en el campo de pinturas, textiles, agroquímicos, productos farmacéuticos, plásticos, etc. y de hecho poníamos como ejemplo que cada uno de nosotros tenía en su casa y en su vida común multitud de artículos con algo de ICI (las resinas de las pelotas de tenis, el azul de los pantalones vaqueros, la fibra de las medias, el envase plástico de la bebida de refresco, la pintura del coche o de las paredes de nuestra casa, el tonner de la impresora, el barniz del parquet, los agroquímicos que mantienen sanos los cultivos de frutas y hortalizas, el desinfectante que mantiene el agua de las piscinas, los medicamentos que receta el médico y adquirimos en la farmacia… a todo eso habían contribuido en mayor o menor medida los productos de esa compañía global. Y así, cada compañía utilizaba las mismas piezas publicitarias para sus campañas corporativas pero también utilizaba ese mismo estilo publicitario para sus campañas específicas de cada producto. Como resultado, la compañía se hacía más familiar y los impactos se potenciaban mutuamente.

Marketing Mix

Por consiguiente las campañas deben estar articuladas en torno a una idea central que defina y diferencie fácilmente a nuestro producto, que se presente a través de numerosas variaciones sobre el mismo tema, donde cada una tenga el suficiente factor sorpresa para captar la atención del receptor, que se concentre en una pequeña selección de medios complementarios hábilmente escogidos para alcanzar a nuestro público objetivo, que se mantenga durante un espacio corto de tiempo para que su impacto sea mayor, que se repita el suficiente número de veces para alcanzar el subconsciente del destinatario y con una planificación y contratación tan temprana que nos permita ser los primeros en quedarnos con los mejores emplazamientos.

Y no escribas nunca Publicidad con “P” de primo

No quería terminar sin hacer mención de otro error común que es el de “tratar de complacer a ese cliente importante” para lo cual se edita su libro (en el cual no aparece por ningún lado ni siquiera el logo de nuestra compañía o si lo hace es en contraportada), o se ponen unos anuncios en su revista (aunque no la lea casi nadie) o se le patrocina una jornada o cualquier otra actividad a cambio sólo de un mísero logo en el programa.

Antes de gastar un solo euro en una acción publicitaria hay que tener muy claro qué es lo que estamos comprando por ese euro y qué esperamos conseguir a cambio. La satisfacción de un solo cliente (por muy importante que sea) no es suficiente. Hay que hacerle entender que en una relación de dos, los dos deben ganar. Y a lo mejor no nos interesa “poner un logo” a cambio de dinero, pero como lo que él quiere es ese dinero, podríamos ofrecerle otras alternativas que satisfagan a ambos y sean rentables para las dos partes.

El presupuesto de Publicidad, en definitiva, no es algo que “hay que gastar” sino que “hay que invertir” y eso exige pensar en cómo todo ese esfuerzo que hacemos va a ser recibido e interpretado por nuestro cliente potencial.

No lo olvides:

· Una idea puede repetirse muchas veces, variando la forma en que se presenta. De esta forma se evita el aburrimiento y rechazo del receptor, haciéndole partícipe de nuestro juego.

· Cuando un gran número de nuestros clientes se reúne con motivo de un acontecimiento, hazte notar con una intensa campaña multimedia. Con poco presupuesto, conseguirás grandes resultados.

· Un mismo estilo corporativo en todas las compañías que forman un grupo multinacional ayuda a la mutua potenciación de todos los mensajes de cada compañía y de cada producto.

Artículo publicado en el nº 76 de la revista “Farmespaña” (pag. 22). Al contenido completo de este número se puede acceder a través de este enlace:
http://www.farmespana.com/revistas-digitales/edicion/mayo-junio-2011/#/62/

El fracaso escolar muy pronto será historia

¡Adiós al fracaso escolar! Dentro de muy poco todos los niños y jóvenes (también las niñas y jóvenas) podrán conseguir un alto rendimiento en sus estudios. Para ello sólo será necesario cambiar el mobiliario escolar. ¡Así de fácil! Pero ¿qué clase de cambio? Pues se trata de sustituir los clásicos pupitres por cintas de marcha, de esas que se utilizan en los gimnasios para correr sin moverse del sitio. Cada alumno deberá tener su cinta correspondiente en la clase y seguir a la mayor velocidad posible de la cinta, las explicaciones que del profesor. También, a la hora de ponerse a estudiar, podrán sujetar el libro en sus manos mientras corren y así asimilarán mucho mejor su contenido. El único efecto secundario que esto puede provocar es que se pongan más fuertes y más sanos, pero eso no es un inconveniente sino una ventaja.

¿A qué viene tamaña estupidez? Pues sencillamente es la aplicación práctica que se me ha ocurrido al leer un descubrimiento científico publicado en la revista científica Plos One. Según afirman los investigadores, “los ritmos del cerebro asociados con el aprendizaje, se hacen más fuertes según el cuerpo se va moviendo más deprisa”.

Por si no os lo creéis, aquí tenéis el enlace:
http://newsroom.ucla.edu/portal/ucla/ucla-physicists-discover-surprising-208271.aspx

viernes, 8 de julio de 2011

El mejor equipo del mundo es rojiblanco

No cabe duda que un equipo que en los últimos 10 años ha ganado 30 títulos, entre ellos 3 Copas de Europa y 5 Ligas, debe ser considerado como el mejor equipo del mundo; y ese equipo va a llevar a partir de ahora la camiseta rojiblanca y el glorioso escudo del Atlético de Madrid.

A falta de patrocinadores en su tierra manchega, el Balonmano Ciudad Real se llama ya Balonmano Atlético de Madrid y el impresionante palmarés que atesora se une al no menos glorioso que forjó el Atleti durante 4 décadas: 11 ligas, 10 copas y dos Copas de Europa.

Como manchego, hoy es un día triste, al ver cómo nuestra tierra no es capaz de retener al mejor equipo del mundo, aunque como Atlético me alegro y acudiré a las gradas del Palacio de los Deportes para disfrutar la emoción, el buen juego y esta segunda oportunidad que nos brinda el destino.

jueves, 7 de julio de 2011

“¡Qué me he quedao con tu cara!” dijo una paloma

Según he leído, una nueva investigación ha demostrado que palomas -sin necesidad de adiestramiento previo- pueden reconocer a las personas por su cara, y no se dejan engañar por un cambio de ropa. El trabajo ha sido presentado en la conferencia anual de la Society for Experimental Biology.

La investigación se llevó a cabo en un parque de París. Una investigadora les daba de comer con cariño y la otra, muy cabrona, las perseguía. Luego se cambiaron la indumentaria y resulta que las palomas acudían a la que antes les daba de comer y rehuían a la que las persiguió, aunque ahora no lo hiciese e incluso llevase la ropa de la otra investigadora.

Así que ya lo sabes, ten cuidado con las palomas que como te “fichen”, no se van a olvidar de tu cara. Y ¿quién no te dice que todas esas cagadas que encuentras en tu coche no han sido hechas a propósito para vengarse de ti porque las espantaste –aunque fuese sin querer- cuando estaban tranquilas en el parque?

Yo propondría también que, de cara al futuro, se sustituyan los perros policía por palomas, mucho más baratas de mantener y más fáciles de llevar por los agentes (por ejemplo, en el hombro) y que pueden identificar a la mala gente e indicarle así al policía “ese tipo es sospechoso, pídele la documentación” o bien “ese es buena gente, no te metas con él”.

miércoles, 6 de julio de 2011

En Islandia la Constitución la hacen los ciudadanos

¡Esto sí que es un ejemplo de democracia! De los pocos países que podríamos tomar como modélicos por lo avanzado de su civilización, uno de ellos es Islandia que, de nuevo, nos vuelve a sorprender ahora al saber que está eligiendo su constitución a través de Internet. De hecho, el consejo de 25 personas encargadas de redactar la nueva constitución está aceptando sugerencias a través de Facebook, Youtube o Flickr.

Según leía hoy mismo en Yahoo, Islandia es uno de los países con más ordenadores por habitante, y más de dos tercios de sus ciudadanos tienen un perfil en Facebook (el total de habitantes de este país es de 330.000). Así que no es de extrañar que las reuniones semanales del consejo constitucional se retransmitan en directo a través de Facebook y se admitan sugerencias.

Por supuesto que entre estas sugerencias las hay humorísticas, como por ejemplo la que pide “menos volcanes" aunque otras, ya en serio, piden mejorar el trato a los animales o proteger el medio ambiente islandés, considerando la sostenibilidad como un derecho constitucional.

La constitución islandesa que está vigente en la actualidad data de 1944, cuando la isla se independizó de Dinamarca. Los políticos de la época la copiaron de la constitución danesa, y tan solo se limitaron a cambiar la palabra "rey" (muy presente en la danesa) por la de "presidente", ya que en Islandia no existe monarquía.

En el momento actual, apenas dos años después de que su economía rozara la bancarrota, ya están abandonando la crisis económica. Las principales medidas que se tomaron para poder encontrar la estabilidad se sometieron a votación popular (lo nunca visto) y… ¡funcionaron! Los banqueros y ejecutivos que actuaron de forma irresponsable y que casi hundieron al país, están ahora en busca y captura, o directamente, en espera de juicio.

(En la imagen, fotografía que tomé del primer Parlamento islandés, aunque ahora estos edificios sólo se utilizan en ocasiones especiales)

martes, 5 de julio de 2011

Coartar la libertad de expresión: eso sí que es una desgracia

Ahora que ya se han calmado un poco las aguas, quiero salir en defensa de Xavier Trias, nuevo alcalde de Barcelona, por la difusión de una fragmento de una conversación privada (repito: privada) que mantenía con un acompañante en el interior de un vehículo, mientras tomaban imágenes que se suponían eran de apoyo visual para un documental.

El acompañante le decía: "Lo que es jodido es que te venga algún yerno o alguien que sea perico o del Madrid". Y Xavier Trias respondía: “Hombre, no, no, eso no me ha pasado; si te pasa esto es una desgracia".

Y claro, todos los pericos que hay en el mundo y todos los madridistas que hay en el mundo, se han rasgado las vestiduras y se han autoflagelado ante una frase que –sobre todo cualquier lunes- se puede escuchar en cualquier corrillo donde se esté hablando de fútbol y no pasa absolutamente nada, salvo la consiguiente sonrisa.

Si yo fuese del Español o del Real Madrid (Dios no quiera esto último) me sentiría ofendido si Trias hiciese esas declaraciones en un acto oficial como alcalde de Barcelona. Sin embargo, él –y todo el mundo- en su vida privada puede decir y pensar (¡hasta ahí podríamos llegar!) lo que le de la gana.

Por lo tanto, si en toda esta historia hay algún culpable, ese no es Xavier Trias sino el periodista que difundió una conversación privada.

Es lo que pasa con frecuencia cuando el político de turno se cree que el micrófono ya ha sido desconectado y entonces le comenta cualquier chascarrillo a su acompañante. Esas declaraciones “privadas, personales, confidenciales, hechas como ser humano individual e independiente” no deben salir del círculo al que fueron hechas. Atenta a esa libertad individual quien las airea, y peca de hipócrita quien se escandaliza, porque en nuestro foro interno todos sabemos que cada cual tiene sus gustos y es lógico que los comparta en la esfera privada con quien le de la gana.

Legislación para extranjeros inmigrantes

Ofrecemos a continuación ocho puntos de la “Legislación para extranjeros inmigrantes”:

1.- No habrá programas de lenguas extranjeras en las escuelas.

2.- Todos los anuncios del gobierno y las elecciones se desarrollaran en lengua nacional.

3.- Todas las cuestiones administrativas tendrán lugar en nuestra lengua

4.- Los extranjeros no serán una carga para los contribuyentes. No tendrán seguridad social, ni indemnización para comidas, no tendrán asistencia sanitaria, ninguna otra ventaja pública le será acordada. Cualquier abuso provocará su expulsión.

5.- Los extrajeros podrán invertir en este país, pero el importe mínimo tendrá que ser igual a 40.000 veces el salario mínimo.

6.- Si los extranjeros compran bienes inmuebles, sus posibilidades están limitadas. Ciertos terrenos, en particular bienes inmuebles que tengan acceso al agua corriente, serán reservados para los ciudadanos nacidos aquí.

7.- Los extranjeros no pueden protestar en nuestro país. Ningún tipo de manifestación, ninguna utilización de una bandera extranjera, ninguna organización política. Ninguna calumnia dirigida hacia nuestro país, el gobierno y su política. Toda violación conducirá a la expulsión.

8.- Si alguien penetra a este país ilegalmente, será acosado sin piedad. Detenido, y retenido hasta que sea expulsado. Todos sus bienes será, confiscados.

Los artículos arriba detallados, son las reglas de inmigración vigentes en Arabia Saudita y en Emiratos Árabes Unidos.
Sin comentarios.

lunes, 4 de julio de 2011

Frases geniales… sobre el racismo

Los únicos racistas son aquellos inmigrantes que no se quieren integrar en la cultura del país que los acoge

El cáncer de próstata anda muy despacio

Según una investigación realizada por el Departamento de Epidemiología de la Escuela de Salud Pública de Harvard (Boston – Massachusetts) en la que han participado 1.455 hombres diagnosticados de cáncer de próstata, se ha visto que aquellos que caminaban muy deprisa escapaban del tumor. ¿Cómooorrr? Pues sí, el estudio indica que en aquellos pacientes que realizaron caminatas a un ritmo rápido durante un mínimo de 3 horas a la semana se detectó una tasa de progresión un 57% menor que en aquellos en los que el ritmo fue suave y de menos horas semanales. Es más, al margen del tiempo de duración, según la investigación, es la intensidad de los paseos la que se asocia a un menor riesgo de progresión. Es decir, cuanto más rápido sea el paso al que se realizan los paseos, menos crecimiento del tumor se detecta.

Ojalá todos los tipos de cáncer fuesen así de evitables. Yo por si acaso, dejo ya de escribir y me voy corriendo.

domingo, 3 de julio de 2011

Wilson sale del quirófano por la puerta grande

La novela creciente cooperativa “El dulce gorjeo del buitre en celo” (ver enlace en la parte superior del lateral derecho de este blog) ha alcanzado su capítulo 50 el cual se desarrolla en el quirófano central del Hospital General. Como se había colgado el cartel de “no hay billetes” os la retransmito a continuación, de forma gratuita:

El quirófano es una fiesta y se palpa la gran expectación: 50 estudiantes de Medicina, varios pacientes en pijama y zapatillas y un vendedor de bocadillos, observan tras los cristales. En el quirófano, dos camilleros entran rodando a toda velocidad la cama de Toribio que es recibido con una gran exclamación de “Oooohhhh!”. Luce pijama verde manzana y gorrito a juego, con goteros astifinos en ambos brazos. Tres doctores, cuatro residentes de último curso de Medicina, tres enfermeras y una anestesista hacen el pasillo de honor al Dr. Wilson quien entra parsimoniosamente colocándose los guantes. Viste de oro y luces (en la frente para que le alumbre bien la zona quirúrgica) y gorro de fantasía con dibujos de Bugs Bunny. El anestesista comprueba que la perfusión de propofol (ahora hay que usar propofol genérico porque el auténtico, el Diprivan, tuvieron que dejarlo de fabricar ante la contundente bajada de precios de los genéricos). Aunque el propofol genérico no tiene el punto chic que tenía el Diprivan surte efecto y el paciente ya está listo para entrar en faena.

Dr. Wilson realiza una incisión a la primera con el bisturí eléctrico que apenas deja caer unas gotas de sangre inmediatamente coaguladas. El graderío prorrumpe en aplausos. Los ayudantes abren bien la zona operatoria y el maestro les da una clase magistral:
El esófago está dilatado y contiene jugos gástricos a nivel del esófago medio. El estómago contiene aproximadamente de 50 a 60 cc de un material similar a la masa de las pizzas.
La mucosa es rugosa y sólo se hallan algunas úlceras no demasiado profundas, diseminadas por toda la zona. El duodeno está dilatado y lleno de un material semilíquido amarillo verdoso, sin embargo los receptores estomacales se hallan taponados por una sustancia que extrae hábilmente y sin necesidad de analizarla, la mira y exclama: “esto es mortadela”.

Se escuchan nuevos aplausos en el graderío al que se ha ido incorporando más gente hasta alcanzar un lleno total. Junto al vendedor de bocadillo hay otro que grita “¡patatas fritas, caramelos, chicle americanoooo!”. La enfermera Fernández (que ya ha hecho ojitos con el Dr. Wilson) le saca y el sudor y se guarda el pañuelo en la entrepierna).

Wilson prosigue la faena, exponiendo a los presentes que el intestino delgado está también distendido y lleno de un material semisólido amarillo verdoso y deshidratado. El colon (Cristóbal para los amigos) también se halla distendido con un brazo señalando a la zona sigmoide terminal como indicando “la culpa es suya”.

El hígado está agrandado y sobresale debajo de los bordes costales. La superficie al corte tiene una apariencia marrón rojiza y afortunadamente no presenta alteraciones focales. A pesar de la ausencia de cálculos biliares, Wilson calcula por sí mismo que hay unos 10 cc de bilis marrón amarillenta y muestra al graderío los nódulos linfáticos porta hepáticos de Toribio.

Ante la expectación general realiza varios cortes y confecciona con hilo y aguja un cosido primoroso en las zonas que va reparando. Los doctores que le acompañan siguen su ejemplo sacando del bolsillo sus bobinas de hilo y aguja para imitar los movimientos artísticos de Wilson. La enfermera Fernández tiene doloridos los codos de tanto clavárselos en el estómago a todos los que osan acercarse al maestro ya que ella quiere mantener su posición en primera fila.

Finalmente, y tras más de dos horas de intervención, con varios bises, el Dr. Wilson se sacude las manos y dice “That’s all folks” que quiere decir: “la intervención ha sido un éxito y es posible que el paciente se salve, aunque deberá seguir con respiración asistida y coma inducido durante varios días. Gracias a todos y hasta luego Lucas”.

Todos se quedan mirando unos a otros tratando de averiguar quién es Lucas, porque no han comprendido el sentido del humor de Wilson; no obstante, cuando este se retira, todo el graderío se pone en pie, se escuchan olés y vítores y hasta alguna lágrima emocionada resbala por los lagrimales que la enfermera Fernández, instintivamente, se enjuga con el pañuelo del sudor de Wilson que se había guardado de recuerdo.

sábado, 2 de julio de 2011

Inefable

Poco a poco lo inefable se va abriendo camino. El blog “Palabras inefables” cumple ahora 40 meses, con más de 700 posts publicados y más de 100.000 visitas en todo este tiempo. Pero ¿cómo nació?

El gusanillo de la bloguería me lo inspiró una buena amiga de juventud, Blanca Escudero, que con su blog “Utopía existe” me mostró qué era eso de los blogs y cuál era el camino a seguir.

Debo reconocer que el nombre me lo inspiró Violeta Rodrigo, futura figura de la arquitectura, prodigiosa artista que transforma el cello en sentimientos y fan de Apocalyptica. Pues bien ella apadrinó la palabra “inefable” en la web www.reservadepalabras.org y las razones que dio para ello no podían ser más explícitas: “Por razones que no pueden explicarse con palabras”.

Como tributo a ella llamé a mi blog “Palabras inefables” es decir, palabras que no se pueden explicar con palabras. Una paradoja como la vida misma: llamamos vida a ese pequeño lapso de tiempo que estamos aquí y llamamos muerte al resto de nuestra vida.

Pero lo inefable se abre camino y hasta escritoras consagradas como Rosa Montero (“el dolor es inefable”) gustan de utilizar esta palabra.

Desde aquí, y mientras inefablemente pueda, seguiré aportando mi visión inefable de nuestra existencia. Gracias a todos.

viernes, 1 de julio de 2011

El candidato Pérez

Resulta patético contemplar el cartel electoral del nuevo candidato a jefe de la oposición.

Aldedo, perdón, quiero decir Alfredo (¿en qué estaría yo pensando?) ha renegado de su padre, del apellido de su padre, y ha dejado convertido el “Pérez” en una simple “P” seguida de un punto para continuarla con el apellido de su madre.

Su cabeza en una esquina la han cortado por arriba y por un lado (me recordaba un antiguo cartel electoral de Fraga en donde le cortaron la cabeza por encima de las cejas de tal forma que parecía tener un cabezón tan grande que no había valla suficiente para contenerlo) aunque no sabemos si sus ideas se las habrán cortado también.

Lo que sí es este candidato, es un desagradecido. Ante la opinión de una persona que le apoyó, como Felipe González, va ahora y dice “que se ahorre sus consejos. Sé lo que tengo que hacer”. Por lo menos podía haberlo dicho de un modo más cortés.

Y ya en un aspecto puramente formal de estilo publicitario, la letra pequeña blanca sobre fondo rojo causa mareo con sólo mirarla, no digamos ya leerla. El titular, todo en mayúsculas es demasiado largo. Y quien ha diseñado el cartel no sabe que a los titulares no se les pone nunca punto final.

Así que ya tenemos candidato Pérez para jefe de la oposición, y asesores y creativos publicitarios dignos aspirantes para hacer un curso acelerado de Publicidad y presentarse a los exámenes de septiembre.