jueves, 31 de julio de 2008

Vacaciones ¡otra vez!

Bueno, amig@s, voy a hacer caso al Gobierno. Como la mejor forma de que pase la crisis es no hacer nada; esto es, dejarla que pase ella sola, yo voy a dejarla a su aire, que haga lo que quiera, que yo me voy un mes de vacaciones y además hasta el próximo día 7 me olvidaré incluso de Internet.

Desde aquí, paseando por las cumbres de los Alpes suizos, trataré de relajarme y tomar nuevas energías para seguir opinando en libertad a partir del 7 de Agosto.


miércoles, 30 de julio de 2008

Reducción en el límite de inteligencia de nuestros políticos

La crisis que padecemos ha afectado también a la inteligencia de alguno de nuestros gobernantes lo que les ha llevado a proponer reducir un 20% la velocidad de circulación en las entradas y circunvalaciones de las ciudades. Según ellos esta conducción más lenta permitirá un importante ahorro de combustible.

Sin embargo ese pretendido ahorro es mentira. Más aún: esa reducción causará el efecto contrario: un aumento en el consumo de combustible, y como propina un aumento del nivel de crispación de los ciudadanos y un descenso en la productividad laboral.

Es muy sencillo. Es cierto que si en vez de circular a 90 circulamos a 70, consumimos bastante menos combustible. Sin embargo esto es así cuando “circulamos”, esto es, cuando el coche se desplaza a esa velocidad porque no encuentra obstáculos a su paso ni se encuentra inmerso en atascos. Cuando los coches están en un atasco, con continuos arranques y paradas del vehículo es cuando más gasolina se gasta, más aún que circulando a 120 kms. por hora. Y encima la gente llega tarde al trabajo y de mal humor.

La consecuencia de reducir el límite de velocidad hasta esos extremos no es el ahorro de combustible, sino ¡el aumento en el tiempo de permanencia de los vehículos en la vía pública! ya que se tarda más en llegar al destino. ¿O no? Esto es impepinable. Si todos tardamos más en nuestros desplazamientos, el número de cohes que coincidirán en las vías públicas será mayor y aumentará, por tanto, el nivel de congestión de tráfico y no se podrá circular a los pretendidos 70 kms. hora, sino en un plan acordeón de atasco de arranques y paradas continuas, y en consecuencia el consumo de gasolina aumentará.

La lógica es aplastante, y por lo que se ve, la lógica está ausente en la cabeza hueca de nuestros dirigentes. Será que como ellos van en coches oficiales, con motoristas abriéndoles el paso, no se dan cuenta de la realidad. O son tontos o son unos demagogos que además nos toman por tontos a los demás. No veo otra explicación.

lunes, 28 de julio de 2008

El triunfo del humor

Como recordaréis, el enfrentamiento entre Juan Carlos y Chávez dio la vuelta al mundo e hizo popular la frase “¿Por qué no te callas?”. Aquella tontería pudo haber dado paso a un serio conflicto internacional entre ambos países, sin embargo el buen humor ha vuelto a demostrar que es la mejor herramienta tanto diplomática como de convivencia.

Si no nos tomásemos las cosas tan en serio, si no nos tomásemos tan en serio a nosotros mismos… todo iría mucho mejor. Nada hay más sano que la risa y nada hay más sano que saber reírse de uno mismo.

Por eso, me alegra que el humor haya triunfado en este caso y lo traigo aquí de ejemplo para que todos aprendamos a reírnos un poco. ¿Sabéis cuál es la mejor portada de revista de humor que jamás se haya hecho? ¿Qué no sabéis cuál es? ¡Pero si la tenéis delante de vosotros cada vez que os miráis al espejo!

sábado, 26 de julio de 2008

El inNobel de Medicina

Esta vez traigo aquí a un invitado, el doctor Juan Carlos Moreno. Espero que disfrutéis con este artículo que publicó en Viva Cádiz.

El Nobel de Medicina se otorga a los profesionales que han realizado investigaciones que contribuyen a conocer mejor como funciona el cuerpo humano para conseguir tratar las múltiples variaciones surgidas por las enfermedades, curiosamente, tal denominación parte de la última voluntad de Alfred Nobel, inventor de la dinamita. Pero me voy a basar para la redacción de hoy en la existencia de una parodia que bajo el título de Annals of Improbable Research, algo así como Memorias de Investigaciones Dudosas, se realiza emulando los premios anuales tan positivos que he comentado con anterioridad, ésta se celebra en Cambridge, Massachusetts, donde se obliga a los ganadores a que expliquen su trabajo en un máximo de 60 segundos...¡ más sería rocambolesco !

Voy a empezar por el año 1992 donde unos japoneses obtuvieron el preciado reconocimiento cuando llegaron a la conclusión de que la gente que cree que le huelen mal los pies no están equivocados, ciertamente le huelen mal, si no que se lo pregunten a los que comparten tarea diaria con ellos como mis vecinos Raúl y Susana. Otros han estado investigando años para ayudar a las mujeres a dar a luz, su conclusión es algo molesta ya que se basan en atar a la mujer en una mesa de forma circular, girándola con posterioridad a alta velocidad para aprovechar los efectos de lo que mencionan como fuerza centrífuga. Pero también se calentó el coco un tal Barss para realizar un estudio médico sobre las lesiones que puede producir el fruto citado de las Islas del Pacífico cuando se deja caer en la cabeza de algún turista despistado. Igualmente aparecen preguntas como ¿ dónde puede nadarmás rápidamente la gente, en jarabe o en agua ? o ¿ está relacionada la música country con el suicidio ? más esta otra como ¿ es probable que un alimento que ha estado en el suelo menos de 5 segundos no esté sucio y se pueda comer ? Bueno, pues igual utilizan aquello de...the winner is..., pero no creáis que todo es la parodia que menciono anteriormente, algunos de los premiados en otros conceptos incluso han visto editadas sus investigaciones en alguna revista científica ofrecida como seria..., es más, se puede constatar que muchos de los galardonados han asistido a las consecutivas ceremonias para recoger su preciado galardón... una estatuilla que refleja como una gallina trata de comerse el enorme huevo del que acaba de salir...lo que representa un símbolo bastante peculiar de una pregunta, de imposible respuesta, ¿ qué fue antes, el huevo o la gallina ?

Bien, entre el reconocimiento de algún gazapo bípedo a los escarabajos por ser comedores sibaritas, la posibilidad de paralizar un ataque de hipo con un masaje cular efectuado con el dedo, la certificación de que se pueda extraer esencia de vainilla de los excrementos de alguna que otra vaca, la constatación de que un análisis de los efectos secundarios de introducirse espadas por la garganta determinó que ocasionaba irritación basándose en que un hombre practicante del mencionado ritual espadachín se hizo daño en el esófago ya que le distrajo un papagayo que tenía en el hombro o al comprobarse que una bailarina del vientre sufrió una hemorragia tras apreciar que alguién le dejo unos cuantos billetes en el cinto lo que hizo que se cortase con las tres cuchillas que tenía en el esófago y tras finalizar con nuestro paisano inventor de una lavadora para gatos y perros...puedo establecer que los Premios Ig Nobel tienen una parte positiva frente al mundanal ruido de programas sobre salud de concretas televisiones y emisoras de radio que irritan nuestro sistema auditivo cuando recibimos, todos cometemos puntuales errores, sus emisiones. Termino, que las arrugas de las sábanas de la cama dependen de la tensión soportada es otra de las investigaciones premiadas en este simpático certamen.

miércoles, 23 de julio de 2008

La televisión: arma de destrucción masiva... de la inteligencia

Según el estudio 'Conducta antisocial y delictiva en la adolescencia' publicado por la Universidad de Murcia, se aconseja limitar el tiempo de permanencia de los jóvenes ante el televisor y fomentar en ellos conductas no agresivas con llamadas a la solidaridad y al altruismo. Se destaca, por ejemplo, que el tiempo máximo que deberían estar los jóvenes frente al televisor, tendría que ser de una hora diaria, y además se debería enseñarles a utilizar habilidades de conversación y razonamiento. Este es un ejemplo de esas voces que claman en el desierto y que vengo escuchando desde hace décadas sin que la realidad haya cambiado.

¿Cuál es la realidad? Cuando la gente llega a su casa, antes casi darle al interruptor de la luz, le da al de la televisión. Cuando un niño molesta, se le sienta delante del televisor. Como la gente tiene que moverse dentro de su casa, cada hogar tiene ahora varios televisores repartidos por distintas habitaciones. Cuando se viaja en el metro , estaciones de autobuses, aeropuertos, etc. son cada vez más frecuentes las pantallas de televisión.

Los poderes políticos consiguen con esto el aislamiento de cada ciudadano dentro de sí mismo para que no piensen y sigan dóciles las directrices de voto. Los poderes económicos consiguen incentivar el consumismo y por consiguiente aumentar sus beneficios. Y me temo que cualquiera que tenga entre sus manos un medio tan potente de destrucción masiva de la inteligencia, como es la televisión , lo utilizaría también en beneficio propio.

martes, 22 de julio de 2008

La mierda es vida

A todos aquellos que piensan que este mundo es una mierda, que solo hay ambición, hipocresía, abuso, corrupción, etc. les diría que todo eso es el necesario sustento de la vida. De entre medias de la plasta de una vaca he visto crecer las flores más hermosas, la caca de los caballos es el mejor abono para nuestros cultivos... ¿Qué son los excrementos sino vida digerida? Y en un ciclo sin fin, esos restos son el necesario abono de la vida. Creo que necesitamos la mierda para darnos cuenta de la vida.

Mi niña empañó de tristeza y desencanto sus ojos claros cuando vio a su alrededor tanta mierda. No te venzas, esa mierda es el contrapunto que resalta más aún tu belleza y tu mirada es la luz que –como un faro- nos guía.

lunes, 21 de julio de 2008

Facultades provinciales: tres errores

Con la apertura de nuevas Facultades de Medicina en diversas capitales de provincia se espera paliar el déficit de médicos que “ahora” se padece en las mismas.

Primer error: hasta “dentro de una década” esa hornada no estará en condiciones de ejercer la Medicina.

Segundo error: ¿Quién asegura que quienes acaben la carrera querrán quedarse en esa provincia? Algunos, por supuesto que sí, pero... ¿todos?

Tercer error: Si, por poner un ejemplo, van a salir 55 nuevos médicos en la primera hornada y se necesitan 3 anestesistas, 10 pediatras, 1 de digestivo, 1 oftalmólogo y 40 de atención primaria (es decir, 55 médicos) ¿quién garantiza que esos de esos 55 estudiantes 10 van a querer ser pediatras y quedarse en esa provincia, 1 ser oftalmólogo y quedarse allí, etc.? ¿Y si 30 quieren ser anestesistas? ¿Y si muchos de ellos quieren ejercer una especialidad que ya está bien cubierta allí? Como se ve, es totalmente imposible que la generación saliente reparta sus preferencias exactamente en la misma manera que las necesidades.

sábado, 19 de julio de 2008

Quiero ser como Risto

¡Yo quiero ser como Risto! ¡Qué gozada eso de decir lo que te de la gana sin la pesada carga de tener que ser siempre políticamente correcto! En realidad Risto no dice nada que no sepamos o que no pensemos la mayoría. Dice cosas lógicas y elementales... pero a lo bestia. Por eso llama la atención y nos encandila. Además, tiene sentido del humor y en cada gala nos deleita con algunas “perlas” dignas de cualquier antología. El se sabe la auténtica estrella del programa, al igual que los productores que han encontrado un enorme filón en su mordacidad.

En esta vida hay que ser sinceros y decir siempre lo que se piensa. El problema es que cuando oímos algo que no nos gusta enseguida lo tomamos como una ofensa. No debiera ser así. Tendríamos que acostumbrarnos a ir con la verdad descarnada (de lo que pensamos y sentimos) siempre por delante y a no ofendernos con las opiniones contrarias. Pero eso es una utopía, como la de mi amiga Blanca, y me temo que sólo en Risto y “sus galas” encontraremos, en un "borde" ajeno, esos momentos de liberación.

Ojalá cuando me jubile y mi nombre no esté ligado a ninguna empresa o institución que me obligue a ser correcto, yo también pueda ser como Risto.

viernes, 18 de julio de 2008

Aún esperas

Aún esperas el amor
que te comprenda
y sepa darte calor y algo más
que se siente, es especial
y es difícil de nombrar.

Hay mil maneras de amar
aunque el amor sólo es uno.

Tú esperas la mano aún
que sepa darte esa parte,
similar y diferente
que te completa a ti misma.

Rezo porque la encuentres
y seas feliz con ella
como mereces,
como la fe que has devuelto
a mi alma con tu vida
.

jueves, 17 de julio de 2008

¡Queremos más médicos, que hay contratos basura para todos!

Mucho se ha hablado de la creación de “nuevas facultades de medicina”. La profesión médica, las sociedades científicas, el mundo académico, los propios estudiantes… todos han coincidido en que no es necesario: se forman en España suficientes médicos para cubrir las necesidades; lo que pasa es que las condiciones de trabajo que les ofrecen no son atractivas y la mayor parte opta por trabajar en los grandes hospitales de las grandes ciudades, o en la privada, o irse al extranjero o dedicarse a otra actividad. Y como consecuencia faltan médicos para la sanidad pública, que quieran trabajar con contratos basura en todos los pequeños centros de salud y hospitales repartidos por la geografía.

Visto lo cual, el Gobierno, en vez de mejorar dichas condiciones, aprueba la creación de nuevas facultades para que salgan más médicos (no se dan cuenta de que dichos médicos empezarán a “salir” dentro de una década que es lo que dura su formación, y que si el panorama que ven no es halagüeño se irán de su facultad de provincia hasta la capital, a la privada, al extranjero o a cualquier otro trabajo ajeno a la práctica clínica).

Y visto lo cual, el Gobierno aprueba también una “ley de manga ancha” para homologar títulos de países extracomuninarios (en algunos de los cuales sus niveles de formación no son equiparables al nuestro) pero que con un periodo de prácticas tuteladas “de hasta 2 meses” o de hasta “12 meses” si no andan muy sobraos de conocimientos, pasarán a poder disfrutar de los generosos contratos basura que se les ofrecen.

En definitiva, y visto lo cual, los futuros médicos pueden optar por estudiar en algún país de Latinoamérica donde resulta más corto y sencillo obtener el título para luego homologarlo y conseguir aquí su “contrato basura” o bien estudiar aquí –donde nuestro nivel de formación es de los mejores- y marcharse a ejercer a otro país o a la pública, con un salario más digno.

Artículo realizado para Medical Practice Group (MPG)

miércoles, 16 de julio de 2008

La Justicia es perezosa

Este animal que veis en imagen es el Perezoso, llamado así precisamente por la lentitud extrema de sus movimientos, tanto externos como internos (procesos metabólicos). Creo que sería un magnífico ejemplo para representar a la Justicia de nuestro país. Seguro que cualquiera de vosotros conoc miles de ejemplos de esa “exasperante” lentitud de la Justicia que hace que muchas de sus resoluciones lleguen tarde y mal, o sea, que sean “injustas”. De cualquier forma, voy a hacer una pequeña aportación con un ejemplo ilustrativo que venía hoy en la prensa médica.

La Sala Contenciosa del Tribunal Supremo ha anulado una resolución que impidió presentarse a las elecciones a un posible candidato a la presidencia de un Colegio de Médicos. Hasta aquí, todo parecería normal, el problema es que esta decisión de la Justicia se produce en Julio 2008 y los hechos se remontan al año 2002. Es decir, ¡han pasado seis años y encima no solo se produjo aquella convocatoria de elecciones a la que no se pudo presentar el implicado, sino otra más cuatro años después! Nadie, ni demandantes ni demandados, de los que participaron en aquellos acontecimientos, están ahora en disposición de rectificar nada, puesto que ahora hay otros responsables que nada tienen que ver con aquello.

Solicito a algún dibujante que proponga un nuevo logo para la Justicia: que la dama con la balanza y los ojos tapados (que siempre ha representado a la Justicia) se sustituya por un perezoso con balanza, ojos tapados y exhalando un enorme bostezo.

martes, 15 de julio de 2008

¡Dios nos libre de los médicos norteamericanos!

... o de su industria farmacéutica!

Según una información difundida por Bloomberg, la industria farmacéutica norteamericana ha revisado su código deontológico y a partir de 2009 estará prohibido hacer cualquier tipo de regalo a los médicos, como por ejemplo, bolígrafos, pisapapeles, libretitas de post-it, etc.

Por lo tanto, esta prohibición parecería indicar que cualquier médico norteamericano es tan fácilmente “sobornable” que por un simple bolígrafo sería capaz de cambiar el tratamiento de un paciente, recetando el promocionado por tan “generoso” laboratorio.

Más confundido aún me deja la segunda parte de la noticia, ya que según la misma, lo que no se impedirá es que los laboratorios sigan invitando a comer a los médicos norteamericanos. Vamos, que un bolígrafo es capaz de comprar una voluntad y hacer cambiar un tratamiento, pero una comida no. ¿Hay quien lo entienda? Estos yanquis están locos…

lunes, 14 de julio de 2008

El pre-pago sería el único freno

En algunas provincias españolas ya se ha implantado la receta electrónica, que permite a los enfermos crónicos obtener la medicación en la farmacia sin necesidad de desplazarse al centro de salud cada vez que precisan una nueva receta. La consecuencia de esta cómoda medida ha sido un importante aumento del número de recetas. Así la provincia andaluza pionera en esta implantación, Córdoba, ha batido récord, de tal forma que en al año 2006 se dispensaron en esa provincia un total de 21,5 recetas por cada vecino, muy superior a la media regional (18,4).

La medida estaba pensada para que los enfermos crónicos no tuviesen que ir tantas veces a consulta para que les renovasen la receta, sin embargo se ha visto que se utiliza este sistema para todo tipo de fármacos y procesos aunque estos sean leves u ocasionales. Como siempre, el paciente piensa “qué bien, es gratis” y el uso del sistema se convierte en “abuso” del sistema.

Cualquier medida llevada a cabo para que el paciente sea consciente de lo que cuesta el servicio sanitario que se le presta y se lo piense antes de hacer un uso innecesario de él, ha sido infructuosa. A la memoria me vienen aquellas cartas que recibían algunos pacientes en donde se les decía el coste real que había supuesto la atención sanitaria que les había dispensado el SNS (costes de hospitalización, medicación, etc.). Lejos de hacer sentir “culpabilidad” por haber usado o abusado del sistema, los pacientes o pasaban de esto o se sentían recompensados por el dinero que el Estado se había gastado en ellos; en cualquier caso, esa medida fue incapaz de frenar el uso del sistema.

Ejemplos de abuso hay muchos y el más habitual y comprobable es este: ¿Por qué las urgencias están vacías cuando se televisa un partido de futbol importante? ¿Es tan milagroso el fútbol que devuelve la salud a los ciudadanos y sólo enferman de “gravedad” cuando ha acabado el partido?

Por desgracia, la única medida para frenar el abuso es el pago de una determinada cantidad por cada servicio, aunque luego se establezcan medidas de retorno de dicho importe a los más necesitados o cualquier otra medida que trate de restablecer la justicia social; pero sin pre-pago seguirá habiendo abuso, y ese abuso al final lo pagamos todos los ciudadanos ya que el dinero que se despilfarra sale de nuestros impuestos y como los recursos son limitados luego no se puede atender correctamente a quien de verdad lo necesita.

Artículo realizado para Medical Practice Group (MPG)

domingo, 13 de julio de 2008

Contra la represión lingüística... ¡más imaginación!

Hacía en mi último post la propuesta de rotular en los comercios solo con números y símbolos gráficos, salvando así “legalmente” la obligatoriedad de rotular en la lengua vernácula.

Sin embargo la dictadura lingüística va más allá y hasta proponen que los dependientes de los comercios atiendan a los clientes en el idioma local y, sólo en el caso de que este último no entienda nada, se les hable en otro idioma. Como veis esta dificultad añadida es más difícil de sortear legalmente, pero la imaginación puede con todo y aquí va una propuesta alternativa: el “comercio mudo”.

Si antes propuse la creación del “comercio numérico”, ahora propongo la creación del “comercio mudo”. En realidad, para cualquier transacción comercial sencilla no es necesario hablar, sino sólo guiarse por gestos. ¿Cómo si no hacían los fenicios o los romanos o los…? O más próximo a nosotros: ¿cómo hacemos nosotros cuando vamos de compras a Egipto o a un pueblo del interior de Croacia en donde no hablan ni inglés? Pues para eso están las manos, los números y el salero mediterráneo.

Un comercio mudo debe poner –eso sí- unos rótulos escritos en 10 ó 12 idiomas en los que indique algo así como: “En este establecimiento respetamos el derecho al silencio y la tranquilidad de nuestro barrio y por ello nos abstenemos de hablar con nuestros clientes. La información del precio de cada artículo está debidamente indicada y si desea hacernos alguna pregunta procure hacerlo de tal forma que nuestra respuesta pueda ser ‘sí’ o ‘no’ a fin de que podamos responder con un gesto de la cabeza. Gracias por mantener el silencio de este lugar.”

De esta forma, el dependiente no se verá obligado a expresarse en un idioma en el que no desea hacerlo…o en el que no desea que le obliguen a hacerlo. Cada uno debe hablar en el idioma que desee cuando desee hacerlo; y si quieren imponer un idioma en tu comercio, entonces tienes la oportunidad de adherirte al ¡comercio mudo!

viernes, 11 de julio de 2008

Contra la represión lingüística... ¡imaginación!

Mientras me paseaba de vacaciones por Islandia, en donde todos hablan islandés (naturalmente), pero también todos hablan inglés (jóvenes y viejos, cultos y… cultos, porque incultos no hay) y encima disfrutan aprendiendo un tercer idioma (alemán, español, etc.), me encuentro que aquí en España se ha puesto en marcha la maquinaria necesaria para aniquilar el uso del español (al que no sé por qué extraño complejo algunos se empeñan en llamar “castellano”) en determinadas Comunidades Autónomas.

Una de las medidas propuestas es la de obligar a los comercios a que rotulen todo en la lengua vernácula, aunque parece ser que también les dejarán que rotulen en “castellano” y supongo que también les permitirán rotular en inglés en aquellos lugares donde los turistas sean sus principales clientes.

Ante esta medida propia de la más rancia y acomplejada dictadura yo propongo luchar con imaginación. Por ejemplo, si obligan a rotular en euskera, catalán, etc. y el comerciante no desea hacerlo pero tampoco desea ser sancionado por ello, la solución es simple: rotular sólo con números. ¡Se acabaron las palabras!

En realidad, con la información del precio bien visible, es suficiente para el consumidor. Ahora bien, si se quiere destacar una oferta, en vez de poner “oferta” en el idioma que sea, se puede poner un “-40%” por ejemplo, o el precio antiguo tachado y luego el nuevo rebajado, como ya se hace habitualmente. También se pueden usar símbolos, como la hucha (para el ahorro), las hojas de calendario o fechas marcadas (para señalar “últimos días”), etc. Y si se quieren “rotular” secciones, no hay por qué escribir “lácteos”; con el dibujo de una vaca lechera, un cántaro de leche, etc. es más que suficiente.

¿Os imagináis la cara de un “inspector lingüístico” cuando entre en este establecimiento y no vea ni una sola palabra en ningún idioma, sino sólo números y dibujos? Mientras tanto, cualquier posible comprador (español, turco o finlandés que pase por allí, entenderá perfectamente la información. Y esto último, es lo único que importa.

¡Viva el comercio numérico!

jueves, 10 de julio de 2008

Las ventajas de la dictadura

Pero ¿cómo me atrevo a decir eso? ¿Es que tienen algo de bueno las dictaduras? Pues sí, todas las cosas tienen algo bueno, aunque sea de forma involuntaria. Por ejemplo, una dictadura hace crecer la imaginación de la gente para salvar la rígida censura sin ser penalizados por ello. Como botón de muestra tenéis el cine: grandes directores como Berlanga, Saura, etc. fueron capaces de hacer feroces críticas a la dictadura utilizando la imaginación, diciendo sin decir, utilizando dobles lecturas, etc. Incluso estoy seguro que más de una vez incluyeron a propósito alguna escena “censurable” para que los censores se fijasen en ella y así pasasen desapercibidos otros aspectos de la película.

Ahora, como el efecto muelle indica, hemos pasado de la dictadura represiva contra el uso de otros idiomas, a la dictadura represiva contra el uso del español. Por eso, propongo usar la imaginación para vencer –de manera legal- la represión lingüística que padecemos y cada vez vamos a padecer más.

Un reciente ejemplo de dictadura es la que imponen los nacionalistas catalanes cuando multan a los que rotulan sus comercios en español (idioma oficial de España que debería convivir –en teoría- con el idioma de Cataluña, el catalán; pero que en la práctica se ve represaliado). Frente a abusos como este, propongo dos alternativas:

1.- El comercio numérico

Ante esta represión de la más rancia y acomplejada dictadura yo propongo luchar con imaginación. Por ejemplo, si obligan a rotular en euskera, catalán, etc. y el comerciante no desea hacerlo pero tampoco desea ser sancionado por ello, la solución es simple: rotular sólo con números. ¡Se acabaron las palabras!

En realidad, con la información del precio bien visible, es suficiente para el consumidor. Ahora bien, si se quiere destacar una oferta, en vez de poner “oferta” en el idioma que sea, se puede poner un “-40%” por ejemplo, o el precio antiguo tachado y luego el nuevo rebajado, como ya se hace habitualmente. También se pueden usar símbolos, como la hucha (para el ahorro), las hojas de calendario o fechas marcadas (para señalar “últimos días”), etc. Y si se quieren “rotular” secciones, no hay por qué escribir “lácteos”; con el dibujo de una vaca lechera, un cántaro de leche, etc. es más que suficiente.

¿Os imagináis la cara de un “inspector lingüístico” cuando entre en este establecimiento y no vea ni una sola palabra en ningún idioma, sino sólo números y dibujos? Mientras tanto, cualquier posible comprador (español, turco o finlandés que pase por allí, entenderá perfectamente la información. Y esto último, es lo único que de verdad le importa a cualquier comerciante.

2.- El comercio mudo

Sin embargo la dictadura lingüística va más allá y hasta proponen que los dependientes de los comercios atiendan a los clientes en el idioma local y, sólo en el caso de que este último no entienda nada, se les hable en otro idioma. Como veis esta dificultad añadida es más difícil de sortear legalmente, pero la imaginación puede con todo y aquí va una propuesta alternativa: el “comercio mudo”.

En realidad, para cualquier transacción comercial sencilla no es necesario hablar, sino sólo guiarse por gestos. ¿Cómo si no hacían los fenicios o los romanos o los…? O más próximo a nosotros: ¿cómo hacemos nosotros cuando vamos de compras a Egipto o a un pequeño pueblo del interior de Croacia en donde no hablan ni siquiera el inglés? Pues para eso están las manos, los números y el salero mediterráneo.

Un comercio mudo debe poner –eso sí- unos rótulos escritos en 10 ó 12 idiomas en los que indique algo así como: “En este establecimiento respetamos el derecho al silencio y la tranquilidad de nuestro barrio y por ello nos abstenemos de hablar con nuestros clientes. La información del precio de cada artículo está debidamente indicada y si desea hacernos alguna pregunta procure hacerlo de tal forma que nuestra respuesta pueda ser ‘sí’ o ‘no’ a fin de que podamos responder con un gesto de la cabeza. Gracias por mantener el silencio de este lugar.”

De esta forma, el dependiente no se verá obligado a expresarse en un idioma en el que no desea hacerlo…o en el que no desea que le obliguen a hacerlo. Y si se quiere ser más drástico, hay una opción mejor: contratar personas sordomudas para atender a los clientes. No sólo estaremos haciendo un bien social dando trabajo a estas personas -por otro lado, perfectamente capacitadas- sino que ningún "inspector lingüístico" será capaz de arrancarles una sola palabra en ningún idioma.

En conclusión: Cada uno debe hablar en el idioma que desee y cuando desee hacerlo. Y si algún gobierno dictador quiere imponer un idioma en tu comercio, entonces siempre te queda la oportunidad de adherirte al ¡comercio mudo!


Diccionario político inefable
Hay que leerlo antes de ir a votar
Edición digital: 2 euros.
(También disponible edición impresa):
http://www.bubok.es/libros/216623/Diccionario-politico-inefable

miércoles, 9 de julio de 2008

Contra la dictadura y la represión

En mis recientes vacaciones en Islandia he encontrado un pueblo culto, avanzado, respetuoso... y con su legua propia (islandés) que solo hablan los habitantes de dicho país (300.000). Sin embargo, lejos de mirarse al ombligo y encerrarse en sí mismos, tratan de conectar con el exterior y relacionarse con otras culturas. Así, todos los habitantes hablan inglés y la mayor parte de ellos un tercer o cuarto idioma. Mientras tanto, en España, se persigue el uso del español en determinadas Comunidades Autónomas y se impone, de forma dictatorial y represiva, el uso de la lengua vernácula.

Allí pude ver la final de la Eurocopa con la narración en islandés y ¿sabéis una cosa?: Me enteré de todo, porque Torres, Villa, Silva, etc. se dicen igual en cualquier idioma. Eso me ha dado una idea para emprender una cruzada contra la dictadura y la represión lingüística que está empezando a asolar nuestro territorio de convivencia. Os mantendré informados.

Mientras tanto, aquí os dejo esta foto ¡tomada a las 12 h. de la noche! celebrando la victoria española en el centro de Reykiavik.