lunes, 30 de noviembre de 2015

Código de vida (12/22)

Le decían a Spiderman: “Todo poder conlleva una gran responsabilidad”. Eso mismo es aplicable al poder social de los cargos en organizaciones de todo tipo (empresariales, políticas, religiosas, culturales, etc.). El poder no debe utilizarse para “mandar” en los demás, sino para dirigir y asumir unas acciones que vayan en beneficio del grupo que nos ha dado dicho poder. Entendido así, el poder es una obligación, no un privilegio; no es algo que nos deba enorgullecer sino algo que debemos asumir con humildad y sencillez y poner al servicio de los demás.

El que manda debería aprender que los objetivos no se alcanzan dando órdenes, sino creando un espíritu de equipo que anime a todos sus integrantes a conseguirlo. Y para ello el “jefe” debe ser alguien que escuche, comprenda, acepte sugerencias, innove, motive, aporte y, en definitiva, sea el motor escondido y silencioso que sabe sacar lo mejor de cada uno de los integrantes de su grupo.

domingo, 29 de noviembre de 2015

Código de vida (11/22)

Ya lo dice el refrán: “En el punto medio está la virtud”; y es que se ha demostrado miles de veces cómo los extremos nunca han sido buenos... y a pesar de ello muchas veces nos posicionamos en alguno de ellos. Hay que procurar ser moderado en todos los órdenes de nuestra vida porque hay muchas cosas buenas de las que podemos disfrutar si lo hacemos en pequeña medida, pero que nos harán daño físico o moral si las realizamos en exceso.

sábado, 28 de noviembre de 2015

Código de vida (10/22)

Por muy mal que te vayan las cosas, siempre habrá alguien que lo esté pasando peor o que necesite una palabra, un simple gesto de apoyo por pequeño que sea; más aún si la vida te sonríe. Da gracias a Dios por tu status actual y muéstrate generoso ante quienes están más necesitados. Como no puedes llegar a todos ellos ni tienes capacidad suficiente para paliar toda la miseria y necesidades humanas, comprométete por lo menos a hacer una acción buena cada día, algo que de alguna manera beneficie a alguien y le reporte una pizca de felicidad.

viernes, 27 de noviembre de 2015

Código de vida (9/22)

Nadie está en posesión de la verdad, ni siquiera tú o yo. Por consiguiente hay que ser tolerantes con las opiniones y creencias de los demás; quizás esa verdad que buscas está repartida entre muchas opiniones diferentes, o quizás –lo más probable- todos estemos equivocados y por consiguiente ninguno de nosotros será quién para juzgar.

Pero es que además, la diversidad de opiniones, es un elemento enriquecedor ya que nos plantea constantes dilemas y nos hace pensar, y ese simple hecho de pensar es lo más valioso, independientemente de la conclusión a la que podamos llegar.

jueves, 26 de noviembre de 2015

Código de vida (8/22)

Quienes mucho hablan acaban repitiendo las mismas cosas una y otra vez o –lo que es peor- inventándoselas, porque pocos hay que tengan tanta cultura y don de palabra como para estar hablando sin parar diciendo cosas interesantes. A esas personas se les rehuye por pesadas, y su palabrería lo único que consigue es atontar y contrariar a los demás. En cambio, escuchar e interesarse por lo demás resulta mucho más instructivo y enriquecedor. Pero los extremos nunca son buenos. La balanza entre escuchar y hablar debería mantenerse equilibrada; ahora bien, si se inclina hacia alguno de estos dos lados, mejor que sea la balanza de escuchar la que ocupe una mayor parte del tiempo.

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Código de vida (7/22)

La finalidad de cada ser humano es la de perfeccionarse día a día. Nuestra vida debe ser una competición donde nuestro rival somos nosotros mismos y nuestro reto consiste en mejorarnos cada día. Para lograrlo son imprescindibles tres cosas que deben ir juntas para que de verdad nos hagan mejores: pensar bien (utilizando a diario nuestra capacidad de reflexión), escuchar bien (es más importante escuchar que hablar porque quienes deben hablar por nosotros deben ser nuestros actos), y actuar bien (nada produce tanta satisfacción personal como actuar correctamente, bien sea ayudando a los demás o realizando nuestro trabajo o tareas de forma puntual y correcta).

martes, 24 de noviembre de 2015

Código de vida (6/22)

Si como se dice, una imagen vale más que mil palabras, lo que hacemos vale más que mil sermones. En vez de decir “haz esto”, “deberías hacer tal cosa”, “yo que tú haría”, etc. lo que debemos hacer si de verdad nos parece acertado nuestro consejo es hacerlo nosotros en vez de decirlo. Que vea esa persona en quien queremos influir cómo nos comportamos nosotros. Un ejemplo, sin palabras, tiene mucha más fuerza y poder de influencia que mil sermones que después se acompañan del ejemplo contrario. Dicho de otra forma: “No digas a los demás lo que tienen que hacer. Hazlo tú sin decir nada. Esa es la más eficaz de las órdenes que puedas dar a los demás”.

lunes, 23 de noviembre de 2015

Código de vida (5/22)

A muchos nos enseñaron de pequeños a bendecir la mesa, es decir, dar gracias a Dios por los alimentos que podemos disfrutar, antes de comenzar cada comida. A algunos no nos gustan tanto esas manifestaciones exteriores y preferimos el fondo a la forma. Sea como fuere, unos simples instantes (de palabra o de pensamiento) dedicados a dar las gracias por la comida que vamos a realizar es, como mínimo, de buena educación. Ya lo dice el refrán: “De bien nacidos es ser agradecidos”.

domingo, 22 de noviembre de 2015

Código de vida (4/22)

En nuestro hogar deberíamos tener reservado siempre un pequeño rincón (preferiblemente lejos del habitual ruido de la televisión) en donde sentarnos a leer y meditar algunos minutos cada día o al menos con relativa frecuencia. Conforme vayamos utilizando ese rincón para nuestros ratos de lectura y meditación encontraremos que cada día nos es más fácil abstraernos del mundo exterior tan pronto como nos sentemos allí. Un simple sillón confortable puede ser adecuado, al igual que una luz que nos permita leer con facilidad; esa luz es mejor que sea la de un flexo o algo que permita iluminar sólo las páginas de lectura mientras el resto de la habitación permanece con menor intensidad lumínica. De igual forma es muy útil encender en la habitación alguna vela ya que las vibraciones que emite el fuego ayudan enormemente a la concentración y entonación espiritual.

sábado, 21 de noviembre de 2015

Código de vida (3/22)

La vida es el milagro más extraordinario que existe y por lo tanto debemos estar agradecidos por tener el privilegio de experimentarla. No hay que olvidar nunca que la vida es el soporte de nuestra evolución espiritual. 

viernes, 20 de noviembre de 2015

Código de vida (2/22)

Los pájaros y cualquier otro animal dedican un montón de horas al día para arreglarse y lustrarse las plumas o el pelo; por el contrario cuando están enfermos dejan de hacerlo, siendo por tanto muy fácil distinguir cuando uno de estos animales está sano o enfermo. El ser humano, en cambio, es capaz de descuidar su cuerpo aun estando sano, si bien esa falta de atención acaba acarreando problemas de salud.

Debes considerar tu cuerpo como el templo de tu alma y dedicarle toda la atención que merece. La higiene y el cuidado diario son imprescindibles no solo para mantener un cuerpo sano sino también para mantener en buen estado de salud aquello que temporalmente tienen alojado: el alma.

jueves, 19 de noviembre de 2015

Código de vida (1/22)

Es una buena práctica comenzar el día dando gracias a Dios, nada más despertarnos, por permitirnos disfrutar un nuevo día. (En caso que la palabra “disfrutar” no sea apropiada, por estar viviendo unos momentos difíciles o dolorosos, da igualmente gracias por permitirte “experimentar y aprender” de las dificultades durante ese nuevo día). De igual forma, beber un vaso de agua nada más levantarnos y realizar unas inspiraciones profundas, nos ayuda a poner en marcha nuestro organismo físico y nos revitaliza mentalmente.

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Código de vida... inefable

Durante los próximos 22 días, del 19 de noviembre 2015 al 10 de diciembre 2015 voy a ir exponiendo una sucesión de opiniones, creencias, reflexiones, convicciones, etc., de carácter personal. No pretendo con ello sentar cátedra, ni dar lecciones, ni estar en posesión de la verdad. Sólo pretendo dar un pequeño picotazo que despierte la conciencia del lector, que le haga mover su propio pensamiento.

Espero que lo disfrutéis y que algo de lo que vaya exponiendo os resulte interesante y provechoso. Cada cual debe encontrar su propio camino.

martes, 17 de noviembre de 2015

Una vida o muchas

El principal atributo del alma es “la consciencia que tiene de sí misma” y esto se manifiesta en nuestra personalidad, de ahí que esto de lugar a lo que llamamos “alma-personalidad”.

La personalidad del alma progresa de una encarnación a otra, comenzando siempre en el punto en donde quedó en la última fase de su evolución en su última encarnación.

Normalmente serán necesarias muchas encarnaciones para recorrer este camino de evolución y dicho camino no tendrá la misma duración para todos. De cada uno de nosotros depende acelerarlo o ralentizarlo.

lunes, 16 de noviembre de 2015

La liturgia

Aunque yo no he sido nunca partidario de la liturgia, es decir, de la parafernalia, del adorno, de los símbolos, sino que he preferido del fondo a las formas, debo reconocer que para muchas personas la liturgia resulta muy útil. Esos rituales y ceremonias están hechos para que la parte física del ser humano pueda entender o al meno percibir algo de lo que se le está transmitiendo, ya que el ser físico hay que hablarse en un lenguaje físico.

Para muchas personas, toda esa parafernalia resulta útil para la evolución de sus almas, al permitirles morar en un mundo de realidades simbólicas y recibir de esa manera mensajes inspiradores que aumentan su percepción de Dios.

domingo, 15 de noviembre de 2015

Nuestro propósito

Como hemos dicho, una parte de Dios está dentro de nosotros pero unida a su vez a la materia. Según vamos aumentando el conocimiento que tenemos de Dios y de nosotros mismos, se generan pensamientos elevados que alimentan nuestra alma-personalidad.

El alma-personalidad del ser humano irá evolucionando hasta que nos volvamos totalmente conscientes de la consciencia de Dios y entonces volveremos a ser uno. Ese es nuestro propósito en esta vida y en las que tengamos después.

Es una ley cósmica que la parte espiritual del ser humano vuelva a formar parte integral -otra vez- de Dios. De no ser así, es decir, si no fuese que tienen que volver a su origen, no tendría sentido que la misma se hubiera insuflado a la materia.

Cuando la esencia de Dios se extiende dentro de la materia, se convierte en nuestra alma. Por eso el ser humano es consciente de poseer una parte espiritual, porque Dios es consciente de sí mismo y esa consciencia de si mismo es la que tiene el ser humano respecto a su propia esencia espiritual.

sábado, 14 de noviembre de 2015

Somos hijos de Dios (literalmente)

Si decimos que Dios concibió al hombre a su imagen y semejanza, debemos entenderlo en el sentido de que su esencia se derramó dentro de los seres creados. De esta forma, si tenemos en nuestro ser la esencia de Dios esto debe significar que también tenemos algún poder.

En nuestro interior reside lo que algunos llaman el “maestro interno”, un principio o poder que puede “hacer cosas”que nuestro ser físico es incapaz de hacer.

Nuestro ser físico, racional, puede sugerir a ese ser interno que reside en nosotros, que haga ciertas cosas, pero mientras no haya confianza entre nuestro ser interno y nuestro ser externo, no podremos conseguirlo.

Nuestro ser interno, nuestra alma, forma parte de esa mente suprema que llamamos Dios. Como hijos suyos tenemos poder para conseguir muchas cosas que el rudimentario ser físico en el que habitamos pueda siquiera imaginar; pero, eso sí, está claro que todo aquello que pidamos ha de ser bueno por naturaleza y provechoso para nosotros y los demás.

viernes, 13 de noviembre de 2015

El nirvana nuestro de cada día

En las escrituras budistas se habla del nirvana como la cesación del egoísmo. El nirvana, del que hemos oído hablar alguna vez, es un estado que se alcanza mediante la meditación al conseguir aislarse de los sentidos físicos, dejando dormida la razón. Se alcanza entonces una gran paz interior, una sensación de exaltación interior que nos revitaliza física y espiritualmente.

Pero llegar a ese estado no es tan difícil como pudiera parecer, si bien exige estudio y práctica (las palabras inefables, especialmente aquellas que venimos escribiendo en este blog desde el pasado 24 de septiembre de 2015, pueden ayudar a ello).

Tampoco es necesario dedicar largas horas para entrar y mantenerse en ese estado. En realidad –y una vez que con la práctica hemos conseguido aislarnos del mundo material- sólo bastan unos pocos minutos al día para dar a nuestra vida un soplo de plenitud. No se trata de escapar del mundo ni de nuestras obligaciones, sino de dar a nuestra alma-personalidad la oportunidad de desarrollarse.

jueves, 12 de noviembre de 2015

Del conocimiento a Dios

La conciencia debe pasar primero por los sentidos; 
de ahí llegar a nuestro ser interno, nuestra mente o alma; 
y desde ahí continuar su camino hacia la energía cósmica.

miércoles, 11 de noviembre de 2015

De ahora en adelante

Llega un momento en que cada buscador que va por la senda, tiene que empezar a caminar solo. Pero, ojo, esto no significa que uno deba aislarse de los demás como un ermitaño. Lo que en verdad significa es que llega un momento en la vida de todos nosotros en que debemos trabajar solos en nuestro desarrollo personal, sin depender de ninguna clase de guía, ni maestro, ni compañero.

Llega un momento en que cada uno debe enfrentarse a si mismo, tomarse de la mano y avanzar sin miedo por el conocimiento de sí mismo.

martes, 10 de noviembre de 2015

El poder creador de la mente

El mundo es dual. Todas las manifestaciones que ocurren en el mundo obedecen a dos causas: la activa y la pasiva. Nuestros pensamientos y nuestra fuerza de voluntad nos pueden convertir en esa causa activa que nos hace capaces de dirigir las fuerzas que están tanto en nuestro interior como en aquello que nos rodea.

Cuando nos convertimos en causa activa, transformamos la naturaleza en aquello que deseamos; no es que creemos cosas de la nada sino que transformamos lo existente para dar lugar a cosas y situaciones nuevas.

Cuando decimos que con el poder de la mente podemos crear, lo que en realidad queremos decir es que con el poder de la mente nos convertimos en una causa activa y por ello afectamos a otras causas más pasivas que están a nuestro alrededor o incluso dentro de nosotros mismos.

lunes, 9 de noviembre de 2015

Indagar el misterio de nuestra existencia

Llega un momento en que muchas personas no están satisfechas con el mundo, con el proceder general de la gente, con la ignorancia a la que todos se aferran para evitar preguntarse lo más elemental: el misterio de nuestra propia existencia.

Se utiliza la ignorancia a modo de salvavidas porque se tiene miedo a conocer la verdad, a conocernos de verdad a nosotros mismos. Hay miedo porque en el fondo se sabe que la respuesta lleva aparejada una palabra clave: compromiso. Por eso se prefiere seguir en la ignorancia, tapándose ojos y oídos.

Sin embargo algunos encuentran el valor suficiente para indagar en lo desconocido, un valor hermano de la confianza, para hacer frente a todas aquellas cosas que antes se creían imposibles.

domingo, 8 de noviembre de 2015

Los elementos fundamentales en la evolución

Los elementos fundamentales en la evolución del ser humano son:

El instinto de conservación.
El dominio sobre los elementos materiales y los peligros.
La necesidad de poseer un refugio seguro.
El deseo de descanso y relax.

Y, por supuesto, la paz y el calor del hogar al anochecer.

sábado, 7 de noviembre de 2015

El fuego

El fuego ha sido desde siempre el símbolo terrenal de lo divino, de ahí su gran poder inspirador y su utilización en los ritos religiosos.

Sentado confortablemente frente al fuego de la chimenea, o alumbrando la habitación con diversas velas, tal como se hace en los países nórdicos, el ser humano experimenta una mayor paz interior, una sensación de confort, y una ayuda para la meditación o cuando menos para el simple y maravilloso hecho de “pensar”.

El calor y el constante movimiento de las llamas estimulan la imaginación, focalizan nuestra conciencia y nos ayudan a entrar en un estado subjetivo de arrobamiento y meditación. No es de extrañar, pues, que los antiguos romanos se refirieran al fuego como “foco”.

Las llamas, aún las más simples de una vela, siguen siendo uno de los medios más importantes para ayudar al ser humano a volver su consciencia hacia su propio interior.

viernes, 6 de noviembre de 2015

Positivo - Negativo

El cuerpo del ser humano está formado por átomos y moléculas que se mantienen en vibración y armonía, pero que son finitas, esto es, por materia perecedera; pero también está formado por energía-espíritu y la energía ya sabemos que ni se crea ni se destruye, simplemente se transforma, esto es, es eterna.

Nuestro cuerpo tiene, por tanto, una parte material (negativa) y otra espiritual (positiva).

A modo de ejercicio sencillo, repasemos algunas de las cualidades positivas-negativas que nos adornan y analicemos hacia cuál de ellas, en cada par, nos aproximamos:

POSITIVO
-
NEGATIVO
Amor impersonal
-
Avaricia
Sentido moral
-
Engrandecimiento
Compasión
-
Sensualidad
Intuición
-
Deseo de poder
Idealismo
-
Intolerancia

jueves, 5 de noviembre de 2015

Lo que importa es el fruto

En el libro del Génesis se nos habla de cómo Eva fue tentada a comer del árbol prohibido. Es un simbolismo para indicarnos que el peligro no está en el árbol, sino en el fruto. Lo que es peligroso no es el conocimiento sino su fruto, esto es, el uso que hagamos de él. La energía atómica, por ejemplo, no es mala; lo es su uso cuando se emplea para matar a otros seres humanos; pero es buena para dar energía e incluso podría serla para desviar de su trayectoria un asteroide que fuese a impactar contra la Tierra.

miércoles, 4 de noviembre de 2015

¿Cómo se aprende?

Hay dos formas de aprender, entendiendo por aprender el hacernos conscientes de un atributo o privilegio. Estas dos formas son: negativa y positiva.

La negativa es cuando perdemos algo y lo echamos de menos. Como vulgarmente se dice en esos casos: “Hemos aprendido la lección”.

La positiva y más recomendable es cuando ganamos algo que no teníamos y comprendemos el beneficio que eso nos reporta.

martes, 3 de noviembre de 2015

El alma

Hoy planteo una cuestión extremadamente profunda y compleja: si nuestra alma es parte de Dios, eso significa que es perfecta; y sin embargo nos damos cuenta que estamos en este mundo para perfeccionarnos y reunirnos finalmente con Dios. ¿No es esto un contrasentido? Si el alma es perfecta ¿para qué va a evolucionar? Y si no lo es ¿cómo puede ser parte de Dios algo imperfecto?

Para poder llegar a entenderlo debemos hablar primero del alma y saber que su principal atributo es la consciencia que tiene de sí misma.

Desde el primer ser unicelular, más aún, desde la primera molécula orgánica, el ser humano ha ido evolucionando. En esta evolución hubo un momento en que el hombre primitivo escuchó por primera vez esa voz interna, dentro de sí mismo, que le descubrió la existencia de Dios aunque inicialmente fuese de una manera muy rudimentaria.

Esa consciencia de uno mismo es la personalidad de nuestra alma y es dicha personalidad la que debe ir evolucionando hasta que pueda llegar a comprender totalmente a Dios (a través de diversas reencarnaciones que no tienen por qué ser en este mismo plano físico) y en ese momento podrá decir como Jesús: “Yo y mi Padre somos uno”.

Nuestro objetivo en este vida debe ser, pues, avanzar en el conocimiento de Dios a través del conocimiento de nuestra propia alma, aumentando nuestra conciencia del alma que es, en definitiva, el alma-personalidad que debemos evolucionar.

Dicho en otras palabras: La esencia de Dios está infundida en toda la materia (inanimada, animada y racional) pero es cuando esa materia toma conciencia  de esa esencia (cuando el ser humano toma conciencia de Dios) cuando adquiere su personalidad, la cual irá evolucionando hasta tener conocimiento y comprensión plena de Dios, volviendo enriquecida con todas las experiencias de su aprendizaje.

lunes, 2 de noviembre de 2015

Una fábrica llamada cuerpo

Nuestro ser externo, mente objetiva (o como queramos llamarlo) es algo así como la recepcionista de una fábrica llamada cuerpo. Esta fábrica tiene cinco puertas de entrada (vista, oído, olfato, tacto y gusto) y a través de ellas llegan cada día multitud de materiales a los que llamamos “experiencias”.

Nuestro ser externo comete muchos errores (¡cuántas veces nos hemos dado cuento de que los sentidos nos engañan!) y por eso necesita pedir consejo siempre a nuestro ser interno, mente subjetiva, alma... o como queramos llamarlo.

Ambos, el físico y el mental, deben trabajar siempre juntos y en armonía.

domingo, 1 de noviembre de 2015

Somos dos en uno

El ser humano es dual en cuanto en él residen un ser interno (algunos lo llaman consciencia, otros alma, otros maestro...) y un ser externo (el cerebro, los sentidos físicos...). Veamos qué decía al respecto el escritor norteamericano Thomson Jay Hudson:
“La mente subjetiva (ser interno) es el alma, el espíritu (o como queramos llamarlo) y es en sí misma una entidad organizada que posee poderes y funciones independientes”.
“La mente objetiva (ser externo) es solamente la función del cerebro físico y no posee ningún poder independiente del cuerpo físico”.

Ambos /ser interno y externo) deben vivir en armonía, y este último debe aprender del primero, confiar en él e irse elevando poco a poco.
Nuestro cuerpo, estos es, la parte material de nosotros, pertenece a la Tierra y por eso está al servicio de formas superiores de energía.