sábado, 31 de agosto de 2013

Este Papa mola

La frase “este Papa mola” comienza a escucharse cada vez con más frecuencia, y es que Francisco (Jorge para los amigos) nos es un “Sumo Pontífice” al uso, sino un humilde siervo de Dios tal como predicaba Jesucristo. ¿Acaso no predicó Jesús huir de la pompa, el lujo y la ostentación; de ponerse siempre en el último lugar; de servir a los demás...?

Leo, por ejemplo, que Francisco con su ejemplo nos aleja de esa Iglesia ogro, malencarada y prepotente, y nos la cambia por una Iglesia tierna, alegre, sencilla, compasiva; de la Iglesia del “no” a la Iglesia del “sí”; de la Iglesia gruñona y el semáforo en rojo a la Iglesia compañera de camino, que pisa  barro y trabaja a pie de obra”. Estas palabras –y otras que añado en este post- se las he tomado prestadas a José Manuel Vidal ya que las comparto plenamente y creo que es bueno que se les de la máxima difusión; así, pues, aporto yo también mi pequeño granito de arena.

La gente está cansada de los líderes (religiosos, políticos y sociales) que nos dicen lo que tenemos que hacer pero ellos no lo hacen. Francisco prescinde de honores, se ríe del protocolo, rompe esquemas, viste y vive con sencillez y no busca privilegios. Se baja de ese “alto cargo” porque para él no hay nada más alto que agacharse y servir a los demás.

Y ya para terminar, y como profesional de la Comunicación que soy, me encanta contemplar cómo utiliza un lenguaje sencillo, claro, directo y ameno; va siempre al grano y regala a los periodistas un montón de buenos titulares en cada intervención. Deja los términos abstractos para los teólogos porque él quiere llegar (y llega) a la gente sencilla, que, curiosamente, es esa gente a la que se refería Dios cuando decía que para ellos sería su Reino.

viernes, 30 de agosto de 2013

Un valle alpino en Madrid

A tan solo 58 kilómetros de Madrid, pasado Miraflores de la Sierra, está el puerto de Canencia (1.524 metros de altitud). Allí, un aparcamiento nos permite dejar el coche y allí, también, se quedan los domingueros que, cargados con sillas, transistores, mesas plegables, neveras portátiles, abuela y niños, se sientan junto a su coche ofreciendo una imagen más propia de campo de refugiados que de otra cosa.

Sin embargo solo es necesario caminar 500 metros por el bosque para dejar atrás el griterío y poder sentir el silencio y la belleza de la naturaleza. Y tras atravesar un tramo de bosque nos aguarda una sorpresa: un amplio valle ovalado, rodeado de pinos, en donde pastan toros y caballos arrullados con el croar de las ranas en el riachuelo que lo atraviesa y da verdor al paisaje... incluso en pleno mes de agosto.

Ni un solo dominguero llega hasta allí, tan solo algún que otro excursionista amante de la naturaleza. Tan cerca de Madrid... y tan lejos...

jueves, 29 de agosto de 2013

Comidas con sonrisa

Cualquier alimento entra mejor y alimenta más si va acompañado de una sonrisa. Hasta una simple hamburguesa se pone así de contenta cuando sabe que la vas a degustar.

miércoles, 28 de agosto de 2013

Elvis vive

El rey del rock sigue vivo y algunos, como Cisco King, lo llevan al escenario para deleitarnos con sus canciones. Esta es una de las actuaciones que se pueden disfrutar durante las vacaciones de verano. Con un poco de imaginación vuelves a tener ante ti a Elvis Presley, The Beatles, The Four Tops, Celine Dione, Abba...

martes, 27 de agosto de 2013

De tal palo tal Chenoa

Este verano tuve ocasión de ver en directo la actuación del Dúo Fantasy compuesto por los padres de Chenoa. Oyendo cantar a su madre, no es de extrañar que la niña se haya convertido en un peazo de artista. De tal palo... tal Chenoa.

lunes, 26 de agosto de 2013

A los patos les gusta la rucola

No sé si a los patos les gusta o no la rucola, pero a mí sí que me gusta el pato a la naranja con rucola. Una original combinación descubierta en mis jornadas gastronómicas veraniegas.

domingo, 25 de agosto de 2013

Una playa de césped

Este es mi lugar favorito de playa: agua cálida, tumbonas en primera línea de césped, mar cálido y en calma, poca gente...

En estos tiempos de masificación, todavía hay esperanza... sí ese es el nombre de este hotel en la playa de Muro, en plena bahía de Alcudia. El parque natural de la Albufera por detrás y el amplio mar por delante.

sábado, 24 de agosto de 2013

Sombrillas con caja fuerte

La cantidad de chorizos que hay en España es tan grande... que hasta han tenido que poner cajas fuertes en las sombrillas de la playa para que puedas dejar tu dinero y enseres personales sin temor a que te los roben.

He aquí el testimonio gráfico del nuevo modelo de sombrilla con caja fuerte incorporada... no vaya a ser que venga un Bárcenas cualquiera y se lleve tu dinero a una de sus cuentas en Suiza o Uruguay.

viernes, 23 de agosto de 2013

Selecciones de fútbol "inefables"

Cada aficionado al fútbol es por añadidura entrenador y seleccionador de fútbol en potencia; por ello, ejerciendo esa cualidad, voy a sugerir aquí dos selecciones de fútbol completamente inefables.

La primera de ellas está llena de conquistadores, aguerridos luchadores que podrán llevar el estandarte de España victorioso en las más gloriosas gestas. Esta es la selección:

Portero: Willy Caballero (Málaga)
Defensas: Trujillo (Almería), Escudero (Getafe), Marc Valiente (Valladolid), Torres (Getafe).
Centrocampistas: Corona (Almería), Javi Guerra (Valladolid), El Zhar (Levante).
Delanteros: Orellana (Celta), Nery Castillo (Rayo), Reyes (Sevilla).

La segunda selección opta por todo lo contrario, por la delicadeza y la femineidad, para vencer al contrario a través del encanto y la sutileza. Esta es la selección:

Portero: Sara (Betis)
Defensas: Amaya (Betis), Miranda (Atlético de Madrid), Chica (Betis), De la Bella (Real Sociedad).
Centrocampistas: Luna (Español), Susaeta (Real Sociedad), Madinda (Celta).
Delanteros: Sisi (Osasuna), Di María (Real Madrid), Coro (Elche).

jueves, 22 de agosto de 2013

El ataque de la Cnidaria

La claridad del amanecer fue atravesando con delicadeza mis párpados y me hizo despertar a un nuevo día. Me levanté, salí a la terraza y contemplé la enorme bahía cuyas aguas parecían inmóviles y en su quietud me llamaban pidiéndome que, como cada día, mis brazos, nadando, las desperezaran.

Atravesé la arena ante la impávida mirada de las tumbonas recostadas junto a sus respectivas sombrillas, mientras los primeros rayos del sol se clavaban de forma horizontal y les hacían proyectar largas sombras.

Me sumergí en las aguas y comencé a nadar, tonificando mis músculos con el esfuerzo, llenado igualmente de energía mi alma. Cada nueva brazada levantaba una pequeña ola que se extendía por la superficie del mar hasta perderse en el horizonte y mi cuerpo era una minúscula mota que avanzaba incansable, durante una hora, por el horizonte.

Pero aquél día, todo fue diferente. En un momento dado algo agarró mi pie y un intenso dolor, cual dentellada, se clavó en mi tobillo. Agité los pies y logré desembarazarme de aquello y nadé con fuerza hasta la orilla... pero estaba lejos. Comprobé que, a pesar del dolor, aún podía mover la pierna, así que continué nadando perpendicular hasta la orilla. Cuando por fin hice pie, miré mi tobillo y no vi nada; me fijé un poco más y aprecié unas marcas blanquecinas y justo ahí un intenso dolor que penetraba hasta el interior de mi tobillo. Me lavé bien aquella zona con el agua del mar y tan pronto llegué a la habitación del hotel me apliqué Synalar Gama. El acetónido de fluocinolona mitigó el dolor aun cuando este persistió durante todo el día al tiempo que unas ronchas rojizas se alzaban alrededor de mi tobillo.

Al amanecer del día siguiente me sumergí de nuevo en el mar, pero esta vez alertado ante cualquier posible ataque. Y de repente, a tan solo un metro de distancia de mí, la vi venir sigilosa hacia mi encuentro: era una Cnidaria o medusa, de cabeza compacta y marrón de unos 30 centímetros de diámetro y gruesos tentáculos transparentes. Al parecer no había tenido suficiente con el mordisco del día anterior y quería completar su almuerzo.

Yo la miré fijamente y detecté sus aviesas intenciones. Bien es sabido que las medusas se alimentan de fito y zooplancton, pero no suelen desdeñar otros tipos de alimento y, por lo que se veía, yo era de lo más apetitoso. Se avecinaba un combate desigual: ella con sus tentáculos urticantes dispuesta a clavarlos en mí como el día anterior; yo en cambio, sin nada con que defenderme puesto que no podía tocarla. Pero entonces saqué partido de mis sesiones de natación y comencé a mover los brazos en el agua para generar una corriente que la llevase hasta la orilla. Ella se resistió y me miró con sus ocelos, esas células fotosensitivas que hacen la vez de ojos, pero no comprendió nada al carecer de cerebro. Así, poco a poco, la fui empujando hasta la orilla y su cuerpo finalmente agonizó en la arena.

Tomé fotografías de aquél monstruo mientras un grupo de turistas alemanes se acercó con curiosidad y asombro. Unos días después, el ataque de la medusa sólo era un vago recuerdo que tan solo se avivaba cuando miraba mi tobillo aún enrojecido, aunque ya sin dolor, gracias a mi fiel amigo e inseparable compañero de viajes, el Synalar Gama.

PD.- Esta dramatización está basada en hechos reales.

miércoles, 21 de agosto de 2013

¿Por qué no juegas?

Al profesor de filosofía noruego Arne Naess le preguntaron con ocasión de su 90 cumpleaños “¿Por qué se sigue subiendo a los árboles, con la edad que tiene?”, a lo que él respondió “¿Y tú, por qué has dejado de hacerlo?”.
Cuando se deja de jugar y de bromear es cuando de verdad se envejece. Por eso, ya decía Platón, hace 2.400 años, que el juego es lo mejor de nosotros y por ese motivo, cuando jugamos nos hacemos más humanos.

En el año 1938 el historiador holandés Johan Huizinga publicó el libro “Homo Ludens”, considerado un clásico en el estudio del juego. En este libro, que ha sido traducido a varios idiomas, se analiza la naturaleza y la importancia del juego como fenómeno cultural y se afirma que precisamente el juego es el motor que impulsa nuestra cultura.

La alegría y el juego son los únicos medicamentos que carecen por completo de efectos secundarios y, por el contrario, han demostrado su eficacia para mejorar la salud tanto del cuerpo como del alma.

El juego te incita a innovar y te permite crear pensamientos e ideas valiosas. Psicólogos y educadores han puesto de relieve la importancia del juego, tanto para nuestros aspectos físicos como mentales y sociales. De igual forma, en el ambiente laboral, un entorno lúdico aumenta la creatividad y la eficiencia.
El pastor protestante, Per Andres Nordengen, lo lleva también al ámbito religioso y dice que fuimos creados por “Deus ludens” (el dios juguetón), como criaturas con alegría, fervor y entusiasmo. Incluso el apóstol San Pablo dice en una de sus epístolas a los Corintios que “me gustaría tener un poco de locura en mí”.

Una sociedad hipócrita y constreñida te marca rígidos márgenes de lo “políticamente correcto” y de lo que la sociedad espera de ti. Pero esas son barreras contra las que hay que luchar y poner el buen humor por encima de todo: de la enfermedad, de la muerte, de la injusticia social...

Como decía el cómico Kass Furuseth, todos deberíamos tener delante de nosotros un cartel que nos recordase: “Se permite sentirse bien aunque estés triste".

martes, 20 de agosto de 2013

Alto riesgo para tu bolsillo: volar con Ryanair

Hace un año escribí en este mismo blog un post titulado "Nuevo deporte de alto riesgo: volar con Ryanair"  
Pues bien, ahora los directivos de Ryanair nos amplían su oferta y la hacen extensiva también a nuestros bolsillos. Este mes de agosto saltaba a los medios de comunicación la siguiente noticia: al día siguiente del brutal accidente de tren a la entrada de Santiago de Compostela que se cobró casi un centenar de víctimas, Ryanair subió casi al doble el precio de sus billetes de avión a Santiago. En concreto –tal como certificaban unos afectados que deseaban acudir a Santiago para interesarse por sus familiares accidentados, el precio de dos billetes Madrid-Santiago con Ryanair pasó de costar 471 euros el día anterior del accidente a costar casi 800 euros.

Como se ve, la solidaridad y humanidad no es una virtud que adorne a esta compañía; pero además, y desde un simple punto de vista mercantilista, esta acción es de una torpeza incalculable porque supone un torpedo en toda la línea de flotación de la imagen de esta compañía.

Cualquier experto en Comunicación habría actuado justo al contrario: habría hecho pública su solidaridad con los afectados, les habría facilitado vuelos gratis o más baratos de lo habitual, y así se habría ganado una impagable publicidad en todos los medios de comunicación y se habría colgado una gran medalla a favor de su imagen y prestigio ante la opinión pública. Pero ya se sabe que el que es mezquino...

lunes, 19 de agosto de 2013

Titulares que no verás

Este fin de semana se han producido dos noticias que nadie ha visto en titulares, sólo –si acaso- en letra pequeña. A continuación te digo cuáles son los titulares que todos los periodistas han decidido ocultar:

Titular 1.- Girona, 1 – Alavés, 0
La Liga de fútbol despierta una gran expectación y a ella se le dedican horas y horas, páginas y páginas, de los medios de comunicación. ¿No es noticia, pues, que comience un nuevo campeonato de Liga y que se informe de cuál ha sido el primer resultado de fútbol de ese nuevo Campeonato? Pues bien, el primer partido de este nuevo Campeonato ha sido el que enfrentó el pasado viernes al Girona y al Alavés, pero nadie le dedicó más allá de cuatro líneas; todos estaban más pendientes de hablar de los entrenamientos y rumores en torno al Real Madrid y al Barcelona. ¿Es eso periodismo?

Titular 2.- Nuevo Campeón Mundial español de Boxeo
El boxeo español tiene a un nuevo campeón del mundo después que el aspirante alicantino Kiko Martínez venciera por fuera de combate técnico en el sexto asalto al colombiano Jonatan "Momo" Romero y se proclamara nuevo monarca del peso supergallo, versión Federación Internacional de Boxeo (FIB). ¿Un nuevo campeón mundial español y nadie habla de él? Pero ya se sabe que el Boxeo no es “políticamente correcto” ya que –por ejemplo- el “adalid de las libertades”, el diario El País, tiene prohibido dar noticias sobre este deporte (salvo que esas noticias sean negativas y esta, claro, no lo es). ¿Es eso periodismo?

Así que le doy toda la razón a Mireia Belmonte, la mejor nadadora de toda la historia de la natación española, cuando dice que “importa más el color del pelo de Sergio Ramos” que cualquier otra hazaña o acontecimiento en el mundo del deporte. 

domingo, 18 de agosto de 2013

¡Vive sin dinero el resto de tu vida!

¿Quieres vivir sin necesidad de dinero el resto de tu vida? ¿Quieres tener un trabajo fijo hasta el día que te mueras? ¿Quieres vivir nuevas experiencias y hacer nuevos amigos? ¿Quieres vivir sin pagar impuestos? ¿Quieres vivir sin políticos?

Todos esto y mucho más lo puedes conseguir si envías tu solicitud antes del 31 de agosto. Lo único que no te garantizan es cuanto tiempo vas a vivir; pero desde luego lo que vivas lo vas a vivir con total intensidad. ¿Recuerdas ese chiste en que el doctor le dice al paciente “nada de fumar, ni de beber, ni de sexo”, el paciente pregunta “¿Y así voy a vivir más?”, a lo que el médico responde “más no se si vivirá, pero le aseguro que se le va a hacer muy largo”? Pues eso: aún estás a tiempo de mandar a la mierda a los políticos, a tu jefe, a tu suegra... y apuntarte a la mayor aventura que jamás hubieras soñado: formar parte del primer asentamiento humano en Marte.

El viaje es solo de ida. Tendrás siete años de preparación para aprender todo lo necesario (desde manejar los aparatos necesarios para el viaje y el montaje de la colonia humana, hasta nociones de medicina, agricultura, etc.). El primer viaje pondrá allí a los cuatro primeros residentes definitivos en Marte y después cada año sucesivo llegarán cuatro más junto con los repuestos y accesorios necesarios para ampliar los habitáculos de residencia. Por cierto, la ropa también corre a cargo de la empresa, ya que se proporcionarán un traje especial para soportar las bajas temperaturas exteriores cada vez que salgas a dar un paseo.

Ya lo sabes, hasta el próximo 31 de agosto tienes de plazo para apuntarte. Aquí tienes el enlace: http://applicants.mars-one.com/

sábado, 17 de agosto de 2013

Lene Marlin

Hoy 17 de agosto cumple 33 años la voz más angelical del panorama musical mundial: Lene Marlin.

Nacida en mi ciudad favorita (Trømso, Noruega), se dio a conocer mundialmente con su canción “Unforgivable sinner” cuando apenas era una adolescente. El éxito le llegó de golpe pero tuvo la cabeza fría para continuar sus estudios. Su producción musical no ha sido muy amplia, sólo 4 álbumes en todo este tiempo, pero como ella dice, no se trata de componer por componer, hay que sentirlo; quizás por eso sus canciones y su voz íntima nos llegan hasta el fondo del alma.

Como especial celebración en este día, aquí dejo los principales enlaces con esta grandísima artista.
¡Gratulerer med dagen, kjære Lene Marlin! 








viernes, 16 de agosto de 2013

Carcajadas en el ático

Estamos tan apegados a nuestra existencia material y a las cosas mundanas que nos olvidamos con frecuencia que existe otra realidad más allá de este mundo, una realidad de la que nosotros formaremos parte cuando abandonemos esta vida. Allí, en esa otra realidad están nuestros compañeros, familiares y amigos que nos precedieron en esta vida y todos ellos tienen, en general, un gran sentido del humor; tanto es así que con frecuencia nos gastan bromas, nos toman el pelo y se tronchan de risa con las caras de asombro que ponemos, aunque en realidad lo que pretenden es pellizcar nuestra conciencia para que despertemos y nos demos cuenta que hay otra vida (y mejor) en esa dimensión superior.

Ya he hablado otras veces de estos amigos bromistas del más allá e incluso he publicado un libro titulado "Coincidencias" haciendo alusión a que todo eso que nosotros llamamos comúnmente “coincidencias” no son tales, sino otra cosa bien diferente.

Pero vayamos al grano y pasemos a compartir el último y más reciente ejemplo de su singular sentido del humor:

Estaba el otro día viendo con mi familia el concurso de Cuatro “Lo sabe no lo sabe”. Como casi todas las noches, vemos juntos ese programa y también desde casa jugamos nosotros tratando de adivinar las respuestas y ver quién de nosotros acierta más. Pues bien, como ya digo, el otro día, en el transcurso del programa, le hice a mi hija el siguiente comentario: “Es increíble la cantidad de personas que pasan por este programa (sean concursantes o personas a las que abordan por la calle para que respondan a las preguntas del presentador) y nunca hemos visto a ningún conocido, ni siquiera a un conocido de un conocido”.

Pues ahí quedó la cosa. Y entonces los del ático (como yo les llamo) debieron decir algo así como “¿qué no sale ningún conocido? ¡Pues toma!”. Apenas 24 horas después, al día siguiente, cuando estaba finalizando otro concurso –concretamente “Pasapalabra”- presentaron a quien participaría en el programa siguiente y... ¡bingo! ¡claro que la conocía! ¡Pero no era un conocido o conocida de segunda fila sino nada más y nada menos que mi mejor amiga de juventud!

Creo que llegué a escuchar las carcajadas que llegaban desde el ático, al ver sin duda la cara de asombro que ponía al ver en televisión el rostro de mi gran amiga a la que hacía mucho tiempo que no veía aunque habíamos seguido manteniendo algún contacto esporádico. Comprendí enseguida que ahí arriba hay algo más y que, dado el gran sentido del humor que tienen, me lo voy a pasar bomba en cuanto llegue.

No es una utopía, es la realidad.

jueves, 15 de agosto de 2013

"Nosotros" por encima de "Yo"

Dice Diego Pablo Simeone en su libro “El efecto Simeone (la motivación como estrategia)” que “yo quiero jugadores a los que les guste que gane el equipo y que no antepongan su actuación personal a la del grupo. El equipo es lo primero y no debe verse descompensado por las aspiraciones individuales de cada uno, porque eso va en detrimento del rendimiento y de los resultados”. Por eso recomienda a cualquier líder o director de grupo humano que “cada uno debe buscar las armas que potencian al individuo y al equipo”.

Cuando se consigue que los integrantes de un equipo o departamento de cualquier empresa antepongan el bien colectivo por encima del bien individual, la empresa habrá dado con el camino correcto que lleva a la excelencia.

miércoles, 14 de agosto de 2013

La fidelidad sí cotiza en Bolsa

En el mundo empresarial, donde cada vez va primando más el corto plazo y donde los empleados se consideran simples asalariados sin mayor implicación con la empresa, y donde su principal objetivo (con seis millones de parados es fácilmente entendible) es conservar su puesto de trabajo... es difícil que tenga cabida la palabra “fidelidad”.

Sin embargo, Diego Pable Simeone, en su libro “El efecto Simeone (la motivación como estrategia)”, nos dice que “en la vida y en el fútbol, la fidelidad es muy importante”. En efecto, aunque la palabra “fidelidad” parezca pasada de moda, tiene una gran importancia a la hora de lograr el “compromiso” de los empleados con su empresa y con los objetivos colectivos. Si una empresa no fomenta la “fidelidad” de los empleados recurriendo para ello a todas las medidas de motivación imaginables, estos empleados estarán pensando más en ellos que en la empresa y así es muy difícil que vengan los éxitos o en cualquier caso estos serán inferiores a lo que hubieran podido ser.

Si una empresa no invierte en “fidelidad” no recibirá luego la recompensa.

martes, 13 de agosto de 2013

No gana el que mejor lo hace

Dice Diego Pablo Simeone que “no gana el que mejor juega, sino el que está más seguro de lo que hace”. Una frase tremenda que se debería escribir con letras de oro en los mejores manuales de motivación. Es más, esto pudimos verlo en la final de Copa del Rey cuando el Atlético de Madrid venció al Real Madrid aun cuando la plantilla del Real Madrid era superior en calidad a la del Atlético. Pero allí había, con rayas rojiblancas en su pecho, un grupo de personas que sabían que los rivales eran mejores pero que ellos podían lograr lo que se propusiesen si jugaban a lo que sabían jugar, si no perdían la concentración y la confianza en sí mismos. Y así sucedió.

Esto mismo es trasladable, como casi todas las enseñanzas de Simeone, al mundo empresarial, tal como nos enseña en su libro “El efecto Simeone (la motivación como estrategia)”. La confianza en uno mismo, el convencimiento de lo que se hace, ejerce una influencia notable y positiva en los resultados finales de cualquier empresa.

lunes, 12 de agosto de 2013

El esfuerzo no se negocia

Como dice Diego Pablo Simeone en su libro “El efecto Simeone (la motivación como estrategia)”: “Una de mis frases de cabecera es que el esfuerzo no se negocia”.

Y esta debe ser una máxima para cualquier grupo humano o equipo de trabajo. Lo primero que hay que poner sobre la mesa es el esfuerzo de todos y cada uno de los componentes; lo demás vendrá por añadidura.

Además, ese esfuerzo debe ser permanente porque el mayor peligro que puede torpedear un proyecto es la relajación, tal como afirma en su libro y pone en práctica en su forma de vida y de liderazgo de grupos: “La confianza desmedida te hace relajarte en exceso”.

domingo, 11 de agosto de 2013

El mundo es de los valientes

Una de las parábolas de Jesús hablaba de los talentos que un amo entregó a tres de sus siervos, anunciándoles que luego les pediría cuentas. Uno arriesgó y multiplicó esa fortuna. Otro fue más conservador pero también movió el dinero y consiguió beneficios. El tercero, preso del miedo a perder lo que el amo le había dado, lo guardó. Cuando el amo pidió cuentas, felicitó a los que se arriesgaron y castigó al que había tenido miedo y le devolvía sólo aquello que antes le había dado. Tú también dirías: “para que me devuelvas lo mismo que te di, no necesitaba haberte dado nada”.

Todo esto también es aplicable a la dirección de equipos y grupos humanos. Dice Diego Pablo Simeone en su libro “El efecto Simeone (la motivación como estrategia)” que “no me molesta que el equipo juegue mal, lo que me desagrada es ver apatía, observar a un jugador relajado, sin entrega, que duda, que tiene miedo”.

En este vida hay que arriesgarse siempre. Unas veces saldrán bien las cosas y otras saldrán mal, pero a este mundo no hemos venido para hacer bien o mal las cosas sino para aprender y solo se aprende a base de experimentación, a base de dar pasos adelante y asumir riesgos. El mundo es de los valientes, se dice, y esto es así en todos los aspectos de nuestra vida, tanto personales como profesionales.

Por eso debemos elegir como él cuando afirma: “Prefiero el atrevimiento y la valentía”

sábado, 10 de agosto de 2013

La historia de una empresa es un valioso activo

Uno de los mayores activos que puede atesorar una empresa es su propia historia. Las empresas que cuidan su historia, que la tienen reflejada en libros, publicaciones, audiovisuales, etc., y que la muestran a sus empleados, clientes, etc., están en condiciones de sacar un gran rendimiento en beneficio de su negocio ya que supone un notable refuerzo para la imagen corporativa de la empresa y ya se sabe que vivimos en un mundo de imágenes.

Nuestra sociedad es marquista por excelencia y la gente gusta de usar marca y sentirse ligada a marcas; es un sentimiento tribal que permanece en los genes de la humanidad desde tiempos ancestrales. Y la historia de una compañía aporta valores a la marca, la dota de personalidad, la hace reconocible e identificable.

Trasladando todo esto al mundo del fútbol, dice Diego Pablo Simeone en su libro “El efecto Simeone (la motivación como estrategia)” que “el entrenador que llega a un club debe interesarse por la historia de la entidad. Debe respetar lo que ha sido tradicionalmente y a partir de esas señas de identidad construir su proyecto”. Y Simeone, consciente o inconscientemente, está dando una clase magistral de Comunicación que todos los que trabajan en las áreas de marketing, Comercial, Recursos Humanos, etc. deberían asumir y aplicar.

viernes, 9 de agosto de 2013

La soberbia es no escuchar

El mayor ejemplo de soberbia en el mundo empresarial lo tenemos en esos directivos y jefes que no escuchan a sus empleados y sólo están para dictar órdenes e imponer su voluntad y su modo de hacer las cosas.

Dice Diego Pablo Simeone en su libro “El efecto Simeone (la motivación como estrategia)” que “lo mejor que le puede pasar a una persona es ser abierta y escuchar” y es totalmente cierto que aquellos que saben escuchar a sus empleados reciben con frecuencia una información valiosísima, nuevos puntos de vista o formas de afrontar un negocio o un problema que pueden ser útiles bien directamente o bien porque te hacen descubrir una tercera vía en la que no habías pensado antes.

“Lo que no debe hacer es cerrarse a una idea o a una opinión y no admitir otras posibilidades distintas a la que él contempla”, añade Simeone. Por eso un buen directivo o un buen jefe es aquél que busca proactivamente la opinión de sus empleados y no sólo porque este hecho sirva de motivación para los mismos sino porque supone un enriquecimiento cultural que de forma directa o indirecta puede revertir en beneficio de la empresa.

jueves, 8 de agosto de 2013

Darse por completo

Nada hay más bello que la entrega total, el darse sin reservas a los demás, el entregar lo mejor de uno mismo por el beneficio de los demás o el beneficio colectivo. No es sólo una cuestión religiosa o moral sino también una premisa para el éxito empresarial.

Cuando se dirigen equipos humanos lo menos que puede exigirse a cada uno de sus miembros es la entrega total, que cada uno de lo mejor de sí mismo. Cuando así se hace, no importan los resultados, no importa que esos sean buenos o malos. “El grupo nunca recibirá críticas si hay entrega y compromiso con el club”, son palabras de Diego Pablo Simeone en su libro “El efecto Simeone (la motivación como estrategia)” y que él aplica en su vida profesional para la dirección y motivación de sus pupilos.

“Mi queja viene –añade Simeone- cuando veo que algún jugador no da todo lo que tiene que dar y se guarda algo”. Tiene razón, eso es lo único que puede reprocharse a un trabajador.

miércoles, 7 de agosto de 2013

La competencia es el camino de la excelencia

Esa frase que titula este post, “la competencia es el camino de la excelencia” es mía. Me ha venido a la mente tras leer el libro “El efecto Simeone (la motivación como estrategia)” en donde Diego Pablo Simeone dice que “lo difícil es competir al máximo con gente que te lo pone complicado para que tú puedas estar cada domingo en el once inicial”. Es decir, si hay competencia hay lucha para tratar de mejorar y ese camino de mejora es el que nos hace mejores a nivel individual y a nivel de grupo humano. Por el contrario, si no existe ese estímulo por mejorarse día a día, se cae en la rutina, en el aburrimiento... en el camino de descenso, en definitiva.

Simeone añade que “el jugador que prefiere acomodarse y estar en un equipo pequeño en el que tenga más peso, mirará las finales por televisión”. Sí, ese jefe de producto, ese administrativo, que desearía estar en una empresa pequeña para lucir más y no tener que esforzarse como hacen día a día sus compañeros, no disfrutará nunca de los grandes éxitos que una gran compañía puede conseguir.

A nivel de fútbol se ejemplifica muy bien: el jugador que prefiere irse a un equipo pequeño para ser titular indiscutible y jugar todos los partidos, no podrá disfrutar de la consecución de ningún título ni de la gloria de disputar competiciones europeas.

martes, 6 de agosto de 2013

Lo que importa no es la cantidad sino la calidad

Siempre me había preguntado qué sentirían esos jugadores que al cabo de la temporada sólo han jugado unos pocos minutos en unos pocos partidos. Pensaba que su motivación no puede ser fuerte, todo lo contrario, que deben sentirse desmotivados, deseando que las cosas cambien o que sean ellos los que cambien de equipo. Y está claro que gente desmotivada dentro de un grupo perjudica notablemente a la marcha del grupo, se trate de equipos de fútbol o de grupos de trabajo o departamentos dentro de una empresa comercial.

Sin embargo, la temporada pasada, con Diego Pablo Simeone dirigiendo al Atlético de Madrid y consiguiendo dos títulos (Supercopa de Europa y Copa del Rey) así como un tercer puesto en la Liga, pude ver un equipo en donde todos los jugadores estaban motivados, independientemente que jugasen pocos minutos o muchos.

La clave la descubrí después al leer el libro “El efecto Simeone (la motivación como estrategia)” que recoge la filosofía de Simeone para motivar grupos humanos. Dice que “el equipo vive de los minutos que pueda aportar cada componente del grupo. No importa la cantidad de los minutos sino la calidad de los mismos”.

¡Chapeau! Con esta filosofía nadie es más que nadie, no hay titulares ni suplentes, sino que todos son igual de importantes y el objetivo de cada uno es rendir al máximo en esos minutos (sean pocos o muchos) que a lo largo de la temporada pueda gozar. Un jugador que haya jugado pocos minutos, si lo ha hecho bien, habrá contribuido igual que los demás al éxito colectivo porque si en esos minutos que estuvo sobre el campo su equipo hubiera encajado algún gol o él los hubiera fallado, esos partidos habrían acabado en derrota; sin embargo si la calidad de esos minutos fue la máxima, consiguió cuanto menos mantener lo conseguido.

Todo esto es igualmente aplicable al mundo empresarial. Una secretaria, un adjunto, un becario... todos son igual de importantes y lo que cuenta es la calidad del trabajo que aporten, sea ese trabajo de mucha o poca relevancia, de mucho o poco brillo; da igual, es la calidad de su aportación lo que de verdad contribuye a los resultados finales.

lunes, 5 de agosto de 2013

¿Por qué ese empeño en que todos seamos amigos?

Muchos jefes y directivos se empeñan en que todos los miembros de su equipo sean amigos entre sí. Creen con ello que irán mejor las cosas, que se sentirán más identificados con la empresa, que estarán más motivados y... posiblemente también, que les será más fácil manejarlos.

Craso error. En cualquier equipo hay personalidades y trayectorias muy diversas y tratar de conseguir que se unan entre sí en una fuerte amistad es como querer unir agua y aceite. Es cierto que pueden y deben existir puntos comunes y sobre ellos debe trabajar el jefe, pero eso no implica que deban ser amigos; y no por no serlo habrá de ser mala la convivencia.

“No todos tienen que ser amigos entre sí, aunque sí deben caminar juntos”. Esta es la idea, tal como la plasma Diego Pablo Simeone en su libro “El efecto Simeone (la motivación como estrategia)”.

domingo, 4 de agosto de 2013

La importancia del compromiso asumido

Cuando hay que lograr un objetivo y se prepara una estrategia y un plan para alcanzarlo, falta aún una cosa más: el compromiso de todos los miembros del equipo.

“Si un equipo quiere triunfar tiene que estar comprometido con la causa. Un compromiso en el que todos participemos”. Son palabras de Diego Pablo Simeone en su libro “El efecto Simeone (la motivación como estrategia)”, un libro que debería ser materia de estudio en todas las carreras que incluyen la dirección de equipos humanos entre sus contenidos.

sábado, 3 de agosto de 2013

Nadie es más importante que nadie

Algo así es el título de un libro del expresidente de Cantabria Miguel Angel Revilla, en cuya portada se le ve agachado atándole los cordones de los zapatos al Rey. No hay nadie, ni Rey ni presidente ni nadie que sea más importante que cualquier otro ciudadano.

Pero esto es aplicable también al mundo empresarial y a la dirección de equipos humanos. Lo dice bien claro Diego Pablo Simeone en su libro “El efecto Simeone (la motivación como estrategia)”: “Hay que tener en la cabeza que nadie es más importante que nadie, y que cuando alguien lo cree está más cerca del fracaso que del triunfo”.

El que se cree más que los demás, no solo es un cretino sino que está poniendo en riesgo la consecución de sus propios objetivos.

viernes, 2 de agosto de 2013

La decisión debe ser tuya

Por supuesto que el autoritarismo no conduce a nada bueno, pero de ahí a seguir a ciegas a los demás hay un abismo. La opinión de los demás es importante y hay que saber escuchar, sobre todo a los que saben, pero eso no te exime de responsabilidad porque al final debes ser tú quien tome las decisiones de todo cuanto afecte a tu vida y a tu parcela de trabajo.

Viene esto a cuento de unas palabras de Diego pablo Simeone en su libro “El efecto Simeone (la motivación como estrategia)”; dice: “En ocasiones hay que dejar de lado todo lo que te digan los demás. Hay que escuchar todos los puntos de vista pero luego tú debes hacer una criba y decidir lo que realmente puede resultar interesante para tu trabajo”.

Y por lo que se refiere a los líderes de un equipo, conviene tener en cuenta también sus palabras cuando dice: “Yo puedo proponer algo, pero si no hay aceptación por parte del equipo, no vale para nada”.

Todo se resume, pues, en escuchar, analizar y decidir, y una vez asumido y aceptado el asunto es cuando puede llevarse a cabo con la certeza de estar en el camino correcto. Aunque las ideas sean de otro, sin tu aceptación, sin tu decisión de aceptarlas, no son nada; de ahí la importancia que tienen tus propias decisiones.

jueves, 1 de agosto de 2013

El fracaso no es una losa

Decía –y ponía en práctica- el Director Ejecutivo de AstraZéneca, Tom McKillop, que los empleados tenían que asumir riesgos y equivocarse, porque esa era la única forma de aprender y la mejor manera de encontrar soluciones innovadoras. En mis tiempos en la industria farmacéutica, en el que era en aquellos momentos el tercer laboratorio farmacéutico más importante del mundo y el más “transparente”, a nadie se sancionó por cometer errores y se nos enseñó que es mejor arriesgarse en un proyecto aunque luego este falle antes que “no hacer nada” y seguir “con lo de siempre”. En un mundo competitivo y en una industria tan competitiva como la farmacéutica, la innovación en todos los campos es imprescindible para la supervivencia aunque no todos los laboratorios lo hayan entendido así.

En esta línea de pensamiento, traigo también aquí unas palabras de Diego Pablo Simeone, recogidas en su libro “El efecto Simeone (la motivación como estrategia)”: “Lo único que cuenta es mi pasión y mi convencimiento en lo que hago”.

Parece una frase sencilla pero encierra una gran verdad: sólo cuando uno está convencido de lo que hace y pone toda su pasión y su empeño en ello, puede llegar a conseguir el éxito. Claro está que el éxito no siempre se consigue, pero cuando uno “lo ha dado todo” el fracaso no se convierte en ninguna losa sino en un escalón más de nuestro aprendizaje y superación.