sábado, 31 de mayo de 2014

Roban otra vez el “Códice Calixtino”

Ha causado una gran conmoción la noticia del robo –otra vez- del famoso y valiosísimo “Códice Calixtino” que se guarda (es un decir) en la catedral de Santiago de Compostela.

Las fuerzas vivas del orden se han puesto a la búsqueda, comandadas por el teniente McArron (es que su padre es escocés, aunque su madre sea gallega). Como se recordará el primer robo fue obra de un electricista que lo hizo sólo para fastidiar; ahora, sin embargo, el robo parece ser obra de expertos (al menos eso es lo que piensa la policía) ya que inutilizaron muy fácilmente las cámaras de seguridad. Hay un nutrido grupo de sospechosos.

Más información sobre este acontecimiento, en el siguiente enlace: "El robobo del cocódice"

viernes, 30 de mayo de 2014

Humor inefable 3

Este tercer libro de la serie “Humor inefable” recoge el espíritu absurdo de sus predecesores para hacernos sonreír con chispazos de un humor muy especial, muy... inefable, es decir, que no se puede explicar con palabras. Así que no podemos explicar más; sólo decir que está dividido en cinco apartados:

1.- Deporte inefable
2.- Estirpe de Campeones
3.- La Mancha inefable
4.- De todo un poco
5.- Una gorda absurdidad.

Más información en este enlace: http://www.bubok.es/libros/233802/Humor-inefable-3

sábado, 24 de mayo de 2014

Treinta y ocho es más que trece

Poema escrito dos horas antes de la final de Champions en Lisboa:

TREINTA Y OCHO ES MÁS QUE TRECE

Se me han pasado Los nervios
antes aún del partido,
pues si alguien ha ganado
ha sido el otro domingo

cuando en el feudo culé
ganó la Liga el Atleti
demostrando que su fe
es para el alma confeti,

que la Liga es primer plato,
el mejor de treinta y ocho;
y para ganar la Champions:
trece partidos... muy poco.

Por eso el que hoy vence
tiene un premio secundario:
treinta y ocho es más que trece,
la Liga es más que la Champions.

¿Qué se vota este domingo?

Contrariamente a lo que muchos pudieran pensar, las elecciones de este domingo son muy importantes. Pero no, no se trata de unas elecciones al Parlamento Europeo tal como se indica en las papeletas, sino de una auténtica prueba, de un test para saber si hay algún atisbo de esperanza.

En realidad lo que se vota este domingo es un referéndum para conocer si los españoles dicen “¡basta!” y reclaman una regeneración democrática, o si por el contrario los españoles aceptan su papel de borregos manejados a su antojo por políticos tan corruptos como ineficaces.

Lo que se vota este domingo en referéndum es: Bipartidsmo, sí o no.

Si hay mayoría de españoles que acude a votar a cualquiera de los otros partidos (los que no son ni PP ni PSOE) esto querrá decir que aún hay esperanza para que España vaya mejor. Si por el contrario los votos o la abstención dan la mayoría a los dos de siempre, eso querrá decir que los españoles están tan idiotizados que aceptan seguir bajo la dictadura de políticos corruptos e ineptos.

Si quieres que España vaya mejor, di “NO” al bipartidismo y vota a otro partido.

Un librito para reflexionar antes de ir a votar: "Diccionario político inefable"


viernes, 23 de mayo de 2014

¿Vas a votar a uno de los dos de siempre?

¿Vas a votar a uno de los dos de siempre? ¿Sí? ¡Ah! Entonces estás contento de cómo va España y confías ciegamente en nuestros honrados políticos.
¿Te vas a abstener? ¡Ah! Entonces te parece bien que sigan alternándose en el poder los dos de siempre y que sean otros los que decidan por ti.
Pero... ¿sabías que hay muchos otros partidos políticos que podrían acabar con la dictadura del bipartidismo que padecemos? Claro que para eso hay que ir a votarles.
Las elecciones de este domingo son un banco de pruebas para comprobar si los españoles son capaces de pensar por sí mismos y reaccionar o siguen siendo una manada de borregos que camina balando contenta hasta el matadero.
http://www.bubok.es/libros/216623/Diccionario-politico-inefable

jueves, 22 de mayo de 2014

Estirpe de Campeones.- Capítulo 9

Y ya, para terminar y para dejar constancia de mi dinastía, reproduzco a continuación los nombres y números de identificación de todos mis antepasados en las cuatro últimas generaciones:

Padres:
Peligro Encubierto de Cinoteca Nono (LOE: 0835971)
Love me do de Arabacan (LOE: 1261902)

Abuelos:
Aguirre de Cinoteca Nono (LOE: 0490082)
Ruxandra de Cinoteca Nono (LOE: 0555450)
Srimpy-Star de Urbinako (LOE: 0637604)
Demi Moore de Arabacan (LOE: 0964791)

Bisabuelos:
Ashgate Fin Me Oot (LOE: 0394648)
Mejoranda de Cinoteca Nono (LOE: 0416803)
Ianbarino de Cinoteca Nono (LOE: 0374825)
Intercambio de Cinoteca Nono (LOE: 0375397)
Ashgate Fin Me Oot (LOE: 0394648)
Alborada Dulcissima (LOE: 0516424)
Vallange Viking (LOE: 0863425)
Ara (LOE: 0705408)

Tatarabuelos:
Angus of Furzeleigh (KCSB: 5194BS)
Ashgate Skara (KCSB: 2520BU)
Ashgate Connel (LOE: 0448201)
Ashgate Sheigra (LOE: 0401319)
Ianbar Incentive (KC: L5454701L03)
Famecheck Joyous (LOE: 0364959)
Lasara Lauder of Ashgate (LOE: 0315576)
Berenice Du Llan Des Stuart (LOE: 0315201)
Angus of Furzeleigh (KCSB: 5194BS)
Ashgate Skara (KCSB: 2520BU)
Ashgate Connel (LOE: 0448201)
Estella Matutina de Vallbonica (LOE: 0397328)
Ashgate Sinclair (KCSB: 4628CA)
Ashgate Bleaval of Fernforest (KCSB: 1979CB)
Dacil de Chiquihafan (LOE: 0504208)
Bahara’s Cucufata (LOE: 0471209)
Fuente: Real Sociedad Canina de España.

En la imagen superior podéis apreciar la cara de satisfacción que tengo al saber que provengo de una gran estirpe de campeones. Espero que os haya gustado la historia de mis antepasados; yo ahora necesito descansar un poco, tal como podéis ver en esta última foto.

miércoles, 21 de mayo de 2014

Estirpe de Campeones.- Capítulo 8

No está bien que uno hable de sí mismo, así que transcribiré literalmente lo que han dicho de mi en los documentos oficiales.

En primer lugar me inscriben en el apartado 85 que corresponde a los West Highland White Terrier y definen mi carácter como:

“Muy activo e inteligente, así como deliciosamente extrovertido... serio y alegre al mismo tiempo, con un fuerte sentido del humor afectivo... fino oído y gran coraje... muy solícito... fino sentido del humor y disponibilidad alegre...”

En fin, no sigo más porque se me van a subir los colores.

En la primera imagen, el día 17 de enero de 2013 recibiendo mi Primera Comunión en la iglesia de San Antón. En la segunda, celebrando la Navidad. (Continuará)

martes, 20 de mayo de 2014

Estirpe de Campeones.- Capítulo 7

Después de este repaso a mi árbol genealógico llaman la atención algunos hechos curiosos. Por ejemplo, en los pueblos en donde viven mis padres, Peligro Encubierto y Love me do, hay más perros que seres humanos (sólo 5 habitantes en el pueblo de él, Pierola, y 38 habitantes en el pueblo de ella, Escóbados de Abajo).

En el conjunto de mis padres (2), abuelos (4), bisabuelos (7 porque uno estuvo en las dos ramas familiares) y tatarabuelos (13 porque 3 estuvieron en las dos ramas familiares), que suman un total de 26, ha habido un total de 12 que han ganado al menos algún Premio Nacional o Internacional de Belleza, es decir, ha habido un 46 por ciento de Campeones en la familia.

El total de premios conseguido por mis antepasados (cuatro generaciones) asciende a 31 premios: 4 mundiales, 5 Internacionales de Belleza, 21 Nacionales de Belleza, y 1 de Gran Búsqueda.

De estos 12 campeones, el más laureado ha sido mi tatarabuelo Ashgate Connel, con once grandes premios (seis Nacionales de Belleza, uno Internacional de Belleza y cuatro premios Mundiales).

Pero... ¿cómo soy yo?... eso os lo diré mañana.
En la imagen, mi tatarabuelo más famoso y laureado, Ashgate Connel. (Continuará)

lunes, 19 de mayo de 2014

Estirpe de Campeones.- Capítulo 6

Para terminar de hablaros de mis tatarabuelos, me quedan los ocho por parte de madre. Eran estos:

Tatarabuelos maternos.- Como ya expliqué antes, los padres de mi bisabuelo paterno eran los mismos que los de mi bisabuela materna, los distinguidos ciudadanos británicos, Angus of Furzeleigh y Ashgate Skara. Pero resulta que también hubo otro tatarabuelo, el padre de mi bisabuela por vía materna Alborada Dulcíssima, que generó descendencia en dos ramas familiares. Era el archifamoso y supergalardonado Ashgate Connel, el cual se casó no sólo con Ashgate Sheigra para perpetuar la rama familiar paterna, sino que también se casó con la española Estela Matutina de Vallbonica, para perpetuar la rama familiar materna y con la que tuvo muchos hijos, entre ellos mi bisabuela Alborada Dulcíssima. Así, pues, en este primer bloque de cuatro tatarabuelos, me encontré la sorpresa que tres de ellos también lo eran por la otra vía, la paterna.

En cuanto al otro bloque de cuatro, eran estos: el británico Ashgate Sinclair, Campeón Nacional de Belleza en el Reino Unido, y Ashgate Bleaval of Fernforest. Los otros dos fueron los españoles Dácil de Chiquihafan y Bahara’s Cucufata.

Y aún podría seguir remontándome hacia atrás en el tiempo para seguir descubriendo más antepasados ilustres, pero –como comprenderéis- cada vez que saltamos una generación hacia atrás tenemos más antepasados y la cosa se hace más liosa.

Por resumir, aquí os he hablado de mis padres (que eran dos, como es lógico), de mis hermanos (que éramos cinco, aunque antes y después hubiese más), de mis abuelos (que eran cuatro, dos por parte de padre y dos por parte de madre), de mis bisabuelos (que eran ocho, cuatro por cada parte, aunque en mi caso eran siete porque uno de ellos, Ashgate Fin Me Oot generó descendencia en las dos ramas, tanto la paterna como la materna),y de mis tatarabuelos (que eran dieciséis, ocho en cada lado, pero que en mi caso fueron trece puesto que tres de ellos, Angus of Furzeleigh y Ashgate Skara, por una parte, y Ashgate Connel por otra, generaron descendencia en las dos ramas familiares).

Con una historia tan rica y apasionante, es lógico que haya muchas cosas curiosas que merece la pena destacarse... pero eso lo dejo para mañana.

En estas imágenes podéis ver cómo mi espíritu de aventura me ha llevado a escalar montañas nevadas... claro que entonces era más joven. (Continuará)

domingo, 18 de mayo de 2014

Estirpe de Campeones.- Capítulo 5

Como tatarabuelos se tienen muchos, ocho por parte de padre y ocho por parte de madre, hoy sólo os presentaré a mis tatarabuelos de la línea paterna.

Tatarabuelos paternos.- Cuando os hablé de mis bisabuelos, os comenté mi sorpresa al descubrir que mi bisabuelo paterno era también mi bisabuelo materno; esto quiere decir que sus padres, es decir, mis tatarabuelos por esa línea, eran los mismos. Pues bien, este tatarabuelo paterno era inglés, se llamaba Angus of Furzeleigh y ostentaba el título de Campeón de Nacional de Belleza en el Reino Unido. Se casó con una distinguida dama británica, Ashgate Skara que también había sido Campeona Nacional de Belleza en el Reino Unido; así, pues, ambos tatarabuelos –además de ingleses- no podían ser más guapos. Pero tatarabuelos hay muchos, así que continuemos con los demás. Otra pareja de tatarabuelos era la formada por dos españoles que, al igual que los demás, también recorrieron mucho mundo. Este tatarabuelo se llamaba Ashgate Connel y su belleza era tan grande que hasta su foto aparece en Internet cuando escribes su nombre en Google. No es de extrañar, pues, que fuese Campeón Nacional de Belleza en España, Francia, Portugal, Reino Unido e Internacional en el año 1992 y que fuera también Campeón Nacional de Belleza en Bélgica dos años más tarde, en 1994. Y no solo eso, Ashgate Connel fue Campeón Mundial en los años 1991, 1992, 1993 y 1995, una auténtica pasada, y no es de extrañar que figure en todos los registros como uno de los ciudadanos caninos más prominentes que ha dado la historia. Por si todo esto fuera poco, el bueno de Ashgate Connel tenía buen ojo porque eligió una preciosa compañera para perpetuar la especie, concretamente mi tatarabuela Ashgate Sheigra, que fue Campeona Nacional de Belleza en España y en el Reino Unido en el año 1991.

Los otros cuatro tatarabuelos de esta rama familiar eran los siguientes: Ianbar Incentive, ciudadano francés que había sido campeón Nacional de Belleza tanto en Francia como a nivel Internacional y la dama española Famecheck Joyous. La otra pareja de tatarabuelos estaba formada por Lasara Lauder of Ashgate que fue Campeón Nacional de Belleza en 1988 y la distinguida dama francesa Berenice Du Llan Des Stuart, quizás el nombre más aristocrático de todos mis antepasados.

Bueno, aún me queda hablaros de mis ocho tatarabuelos por parte de madre, pero eso no será hoy; será... ¡mañana!

Para despedirme por hoy os dejo estas dos imágenes. Siempre me ha gustado llegar muy alto. Estas fotos dan fe de mis ascensiones al pico de Peñalara (2.428 m.) y Bola del Mundo (2.265 m). (Continuará)

sábado, 17 de mayo de 2014

Estirpe de Campeones.- Capítulo 4

Hoy os voy a presentar a quienes fueron mis bisabuelos, tanto por parte paterna como materna.

Bisabuelos paternos.- Pues resulta que mi bisabuelo paterno era un auténtico Don Juan ya que no sólo fue mi bisabuelo paterno sino también el materno. Se llamaba Ashgate Fin Me Oot y fue Campeón Nacional de Belleza en 1990 pero no sólo eso, aquél mismo año se proclamó también Campeón Nacional de Gran Búsqueda... no me extraña que yo haya heredado tan buen olfato, que cuando me pongo a seguir un rastro no hay quien me aparte de él. ¡Ah! Y eso no es todo, mi bisabuelo llevó muy bien la vejez ya que años después, en 1993 se proclamó Campeón Internacional de Belleza.

Mi bisabuela materna se llamaba Mejoranda, de los Cinoteca Nono de toda la vida, y no creo que nadie la mejorara en belleza puesto que se proclamó Campeona Nacional de Belleza en 1995 y Campeona Internacional de Belleza en 1996. Con estos bisabuelos, no me extraña que yo haya salido tan guapo... modestia aparte.

Pero como los bisabuelos se tienen a pares, debo referirme también a los bisabuelos maternos de mi padre: él se llamaba Ianbarino y ella Intercambio, ambos también de la familia Cinoteca Nono; y aunque no se llevaron ningún premio hay que recordarlos igualmente con cariño.

Bisabuelos maternos.- Como ya he dicho, mi bisabuelo Ashgate Fin Me Oot fue un Don Juan de tomo y lomo (así tengo yo este pedazo de lomo) y también fue bisabuelo por parte de madre, habiéndose casado con mi bisabuela que, a decir de su nombre, debía ser encantadora: Alborada Dulcíssima. Vamos, que ¿a quién no le hubiera gustado tener una abuela o bisabuela que se llamara así?

El otro par de bisabuelos maternos se llamaban él, Vallange Viking y ella, Ara. Y mi bisabuela Ara, tan sencilla ella como su nombre (sólo tres letras), debía estar muy orgullosa de su marido Vallange Viking porque este fue nada más y nada menos que Campeón Nacional de Belleza en España, Portugal, Finlandia, Estados Unidos y Canadá, en el año 1998.

Y aún nos queda otro escalón más en mi árbol genealógico... el de los tatarabuelos; pero eso será... mañana.

En la imagen una foto de mi primer día de colegio. Ahí me podéis ver jugando con mi amigo Coco, grandote pero un pedazo de pan. En la otra foto, con mi primer uniforme. (Continuará)

viernes, 16 de mayo de 2014

Estirpe de Campeones.- Capítulo 3

Lo que he podido descubrir en mi árbol genealógico se refiere a mis abuelos, bisabuelos y tatarabuelos, así que me iré refiriendo a todos ellos para que veáis cuáles fueron sus logros y cómo todos ellos formaron parte y contribuyeron a crear una larga estirpe de campeones.

Abuelos paternos.- Mis abuelos paternos se llamaban Aguirre y Ruxandra, ambos de la estirpe de Cinoteca Nono, y él debía ser tremendamente guapo ya que se proclamó Campeón Nacional de Belleza en el año 1994.

Abuelos maternos.- Por parte de madre, mis abuelos se llamaban Srimpy-Star de Urbinako y Demi Moore de Arabacan. Digo yo que el nombre de mi abuela se lo pondrían porque debía parecerse a esta famosa actriz de cine, pero quien debía ser guapo de película era mi abuelo materno, el cual se proclamó nada más y nada menos que Campeón Internacional de Belleza en al año 2000.

Así que, ya veis, he tenido dos abuelos guapísimos, uno Campeón Nacional y otro Campeón Internacional. ¿Y creéis que aquí acaban las glorias de nuestra estirpe? Pues no, porque si mis abuelos consiguieron estos premios, lo de mis bisabuelos ya es de record Guinness...

En las imágenes unas de las primeras fotos que me hicieron. No paraba de moverme, aunque estuviera descansando en un sofá, así que era difícil que salieran nítidas. (Continuará)

jueves, 15 de mayo de 2014

Estirpe de Campeones.- Capítulo 2

Mis padres tienen unos nombres preciosos. ¡Qué pena que no haya vuelto a verlos! Mi padre es de Barcelona y se llama Peligro Encubierto de Cinoteca Nono, y no sé si tendrá o no mucho peligro como su nombre indica; el caso es que nunca ha tenido oportunidad de demostrar su “peligrosidad” ya que vive en un minúsculo pueblo de Barcelona, y no exagero al decir minúsculo, porque sólo tiene cinco habitantes. Ese pueblo se llama Pierola.

Mi madre, tierna como todas las madres, tiene un nombre precioso: Love me do. Sí, habéis acertado, como la canción de los Beatles que constituyó uno de sus primeros grandes éxitos. Compuesta por John Lennon y Paul McCartney entre 1958 y 1959, se editó como cara B de un sencillo y sin embargo se alzó con todo el protagonismo, alcanzando el cuarto puesto en las listas británicas y el primer puesto en Estados Unidos. Pero dejemos a los Beatles y volvamos a mi madre; ella es vasca, de la provincia de Álava y vive en Escóbados de Abajo, en donde yo nací, un pequeño pueblo de la provincia de Burgos, y digo pequeño porque sólo tiene 38 habitantes. Así no es de extrañar que viviendo en tamaña soledad en sus respectivos y diminutos pueblos, surgiera el amor a primera vista tan pronto se conocieron mi padre y mi madre.

Para desgracia nuestra, ni yo ni ninguno de nuestros hermanos llegamos a conocer a nuestro padre; todo lo que sabemos de él nos lo ha contado nuestra madre. Nos dijo que era muy guapo, un auténtico dandy del que se enamoró al instante. Sin embargo los separaron enseguida y a él se lo llevaron otra vez a aquél pequeño pueblo de Barcelona, Pierola, y nunca más supimos de él. Con nuestra madre tampoco estuvimos mucho tiempo, ya que cuando fuimos capaces de comer por nosotros mismos nos separaron de ella y nos enviaron a distintos lugares para que nos adoptaran.

No obstante, antes que nos separaran de nuestra madre, esta nos dijo que debíamos sentirnos muy orgullosos de nuestras raíces, aunque la verdad, nunca pude imaginar que nuestro árbol genealógico tuviera tanto lustre, porque tanto papá como mamá eran gente sencilla que sólo aspiraban a tener una gran familia y cuidar de ella, algo que no pudieron ver realizado. Pero, haciendo caso a sus palabras, investigué nuestro árbol genealógico y descubrí cuánta razón tenía mi madre: pertenezco a una estirpe de campeones.

En las imágenes podéis ver cómo es el lugar donde nací. Está al norte de Burgos, a unos 52 kilómetros. Se llega hasta allí por la carretera N-629, de Burgos a Villarcayo y en el km.37 se coge el cruce a la derecha hasta Escóbados de Abajo. Allí está la casa donde nací, en una vaguada llamada Castillviejo, al resguardo de unas lomas en medio de un precioso paraje adornado por encinas y pinos. (Continuará)

miércoles, 14 de mayo de 2014

Estirpe de Campeones.- Capítulo 1

Me llamo Juseis de Castillviejo, aunque mi nombre actual es diferente ya que –cuando me adoptaron- me cambiaron dicho nombre. Es posible que esto os sorprenda, pero más aún os sorprenderéis al conocer mi edad actual: seis años. Y esto no es nada, todavía os sorprenderéis más al conocer otros detalles que he podido descubrir al investigar sobre mis raíces y mis antepasados. La historia que os voy a contar es la que ha quedado reflejada en mi árbol genealógico auténtico, plagado todo él, como veréis, por grandes campeones, tanto por parte paterna como materna. De ahí que a esta serie de capítulos sobre la historia de mis antepasados le haya llamado “Estirpe de Campeones”. Os aseguro que no exagero. Ya veréis.

Para empezar os diré que nací en Escóbados de Abajo, un pequeño pueblo de la provincia de Burgos, el 20 de agosto de 2007. Tengo cinco hermanos, Jusco, el mayor; Jusdin, el segundo; luego nací yo, Juseis y nunca he entendido por qué me llamaron Ju “seis” si resulta que era el “tercero” de “cinco” hermanos. En fin, después de mí nacieron dos chicas, Justa y Justai. Todos éramos muy parecidos, aunque yo era el más pequeño y vivaracho de todos.

Mis padres se conocieron el 19 de junio de 2007. Fue amor a primera vista y de aquella unión, organizada por un “Celestino” llamado José Eugenio Fernández, nacimos poco después mis cuatro hermanos y yo. Sin embargo apenas si conocimos a nuestros padres, porque tan solo unas semanas después de nacer, a mi hermana Justai y a mi nos llevaron a Colmenar Viejo, en la provincia de Madrid, y allí nos encerraron en espera de que alguien nos adoptara, bajo la custodia de Mr. Waboo, que así se llamaba nuestro guardián temporal.

La verdad es que apenas estuvimos allí encerrados unos días, porque enseguida llegó un hombre que se quedó un buen rato mirándonos y cogíendonos; dudando, en definitiva, si adoptar a mi hermana o a mí. Finalmente me eligió a mi y me llevó a vivir a Tres Cantos, con una mujer joven que me ha cuidado y con la que sigo viviendo desde entonces. Sin embargo, y para mi sorpresa, se olvidaron de mi verdadero nombre, Juseis de Castillviejo,  y me bautizaron con el nombre de Kimi. ¿Y por qué Kimi?, pregunté. Y me respondieron que ese nombre era en honor del gran piloto de Fórmula 1, Kimi Raikkonen, que aquél mismo año de 2007 se había proclamado campeón del mundo y que yo debía llamarme como él puesto que también tenía estirpe de campeones.

Eso, precisamente, me intrigó y por ello me decidí años más tarde a investigar cuál era mi historia, la historia de mis antepasados. Y esto que os voy a contar, es lo que descubrí...

En la imagen ahí me tenéis, en una de mis excursiones a la montaña, concretamente, en este caso, el puerto de Canencia. (Continuará)

viernes, 9 de mayo de 2014

Haciendo camino

Este es el último libro de Vicente Fisac publicado por la Editorial Bubok: “Haciendo camino”. No es, sin embargo, el último libro que ha escrito sino... el primero. Cualquier artista, cualquier persona, sólo a base de practicar y practicar consigue mejorar aquello que está haciendo. En el caso de un escritor, sólo a base de escribir y escribir consigue mejorar sus obras. La práctica, como en todo, resulta imprescindible para poder llegar algún día a la excelencia.

Los escritos que aparecen en este libro van, por consiguiente, desde la primera obra del autor, a los siete años de edad, hasta los relatos de algunas experiencias escritos sobre los veinte o poco más años. Puede que ninguno de estos escritos sea una obra digna de mención, pero sí que lo son los chispazos de imaginación, de creatividad, de estilo, de capacidad de sorprender... que casi todos ellos contienen en algún punto. Por más que hayan sido escritos por un niño, un adolescente o un joven con poca experiencia, en todos ellos hay algo que vale la pena. No n vano, a través de estos escritos se puede apreciar la evolución que sigue el escritor a lo largo de los años. Como decía Antonio Machado: “...no hay caminos, se hace camino al andar”.

Este es el enlace con más información: "Haciendo camino"

miércoles, 7 de mayo de 2014

La persona que no escribe, no tiene pasado

De la infancia y juventud se recuerdan muy pocos incidentes, y estos pocos, eso sí, bastante bien recordados. Pero ¿y esos otros millones de momentos, de impresiones, que no se pueden recordar? Ciertamente esos pocos incidentes mencionados constituyen una fracción tan pequeña que no pueden ser representativos de la facultad de recordar. ¿Por qué se recuerdan unos pocos acontecimientos? Si los analizamos, nos daremos cuenta que dichos sucesos dieron mucho que hablar y, periódicamente, en años posteriores,  fueron saliendo de forma constante como tema recurrente de conversación. Seguramente quedó relacionado con algo físico (cicatrices, fotografías, etc.). En definitiva, esas escenas que iban camino de desvanecerse fueron revividas periódicamente, con lo que sus detalles y coloridos memorísticos se fortalecieron. De esta forma, cada vez que queremos rememorar una vez más uno de aquellos acontecimientos, tan sólo hay que “ir” a la última vez en que lo trajimos de actualidad sin necesidad de remontarnos a la época real en que aquello sucedió.

Después de leer esto, nos daremos cuenta, primero, de la gran cantidad (casi toda) de vida que henos olvidado y, segundo, que los sucesos vivamente afincados en el “recuerdo” se ajustan a los patrones antes señalados. De ahí que vaya cobrando más sentido el título de este comentario.

Cada vez que nuestras emociones son reflejadas en el papel, y periódicamente leídas, dichas escenas van afianzando sus “detalles y coloridos” y pueden recordarse perfectamente actualizadas pese al tiempo transcurrido. Por ello, cuanto mayor es la cantidad de vida vertida en el papel, mayor es la cantidad de pasado que contemplan nuestros ojos.

La persona que escribe (que transcribe su vida al papel) es una persona con un rico pasado. Pero ¿sirve esto para algo? Evidentemente sí, pero sólo si es así deseado.

El amplio conocimiento del pasado no es otra cosa que un amplio conocimiento de nosotros mismos; y si no nos conocemos ¿cómo vamos a mejorarnos? ¿Puede perfeccionar un motor alguien que no entiende de mecánica?

Si somos conscientes de que nuestra estancia (paso) en esta existencia debe servir para perfeccionarnos, para ser mejores, resulta obvio hincar que cualquier medio que nos permita llegar al fin propuesto debe ser aprovechado.

PD.- Pero si no estás dotado para escribir, hay un camino alternativo que puedes seguir: haz fotografías.

viernes, 2 de mayo de 2014

Así busqué mi primer trabajo

No creo que nadie haya escrito jamás una carta tan original y atípica como la que reproduzco a continuación y que envié para conseguir mi primer trabajo como redactor en una Agencia de Publicidad. No llevaba ni “Muy Sr. mío” ni pamplinas de esas; empezaba así, directamente y luego al final ponía mis datos personales:

“Teilhard de Chardin abrió las puertas de esa sustancia gris que hasta entonces –aún hoy- no se utilizaba. El proceso evolutivo ha sido lento, no obstante se ha visto ayudado por algunas personas tal vez nacidas ‘antes de su época’ que aceleraron la marcha colectiva. ¿Qué tenían –tienen- esas personas? Sin duda la metodología exacta que permite encauzar a un fin concreto toda su potencia cerebral, altamente sensitiva.  Son muy pocas estas personas pero, afortunadamente, se siguen “produciendo”. Y es curioso comprobar cómo desde el principio centran todo su esfuerzo en una sola actividad, lo cual les permite el perfecto dominio de ella. Basados en algo que no es de aquí, reestructuran todas las formas existentes y lo enfocan con un nuevo vigor. Bajamos, ahora, al plano actual: he aquí a una de esas personas. Su enfoque: la redacción”.

jueves, 1 de mayo de 2014

Alrededor de Bécquer

“Hoy la tierra y los cielos me sonríen;
hoy llega al fondo de mi alma el sol;
hoy la he visto... la he visto y me ha mirado...
¡Hoy creo en Dios!”  (G.A. Bécquer)

Ayer me miraste y tus ojos besaron mi cuerpo entero. Ayer me hablaste y tu voz abrigó mi alma entera. Ayer te acercaste a mi lado y calentó tu presencia todo mi cuerpo entero.

He sentido tus manos acariciar mis hombros, y mi cara se abrigó con tus cabellos limpios que barrieron mi incomprensión. Es hermoso sentir un cuerpo ajeno junto al tuyo. Es hermoso sentir un cuerpo ajeno, un poco tuyo.

Ayer como hoy y mañana, veré mis deseos recorrer tu cuerpo y volver más limpios a mi cuerpo. Todos los días y mañana, tal vez veré el milagro abierto, cotidiano, de sentir la presencia de alguien que piensa en mi.

No es primavera, no es verano ni cualquier otra estación; es la nuestra perenne que no conoce el tiempo. Sólo son tres días en nuestras vidas: ayer, hoy y mañana. Siempre los mismos, extrañamente los mismos.

Cuando nos vemos ¡cuántas palabras nos decimos! pero más palabras se dicen nuestros cuerpos cuando nos vemos.

Somos pequeños al compararnos con Dios y no podemos comprenderlo. Pero Dios está en nosotros y al amarnos como lo hacemos, sentimos a Dios.

Pero tú no comprendes un amor generoso... y me lo das. Pero yo no comprendo un amor sincero... y te lo doy. Ninguno comprendemos que pueda esto ser amor. No queremos creerlo, “¡no hay amor!”; no queremos atarnos, “¡no hay amor!”; no queremos pensar, “¡no hay amor!”; no queremos decir, “¡no hay amor!”; pero nosotros, nuestros, cayados, no somos nuestros. Pero nosotros creemos en el amor; pero nosotros estamos atados al amor; pero nosotros pensamos en el amor; y sin embargo decimos: “¡no hay amor!”.

¿Qué haremos? Hemos unido nuestras vidas y ni siquiera nosotros lo creemos. ¿Qué haremos? Atamos más nuestras vidas y ni siquiera nosotros lo reconocemos. ¿Qué haremos? Tenemos ya cerrado el camino a la libertad que decimos amar. No vemos más horizontes que nuestros propios cuerpos. ¿Qué haremos? El destino se ha cerrado en una palabra: amar. Pero nosotros lo callamos. ¿Qué haremos?

“Hoy la tierra y los cielos me sonríen”. Todo me sonríe abiertamente porque no tiene razón de ser el llorar. Sin embargo hoy no me sonríen ni la tierra ni los cielos; pero es igual, hoy quien me sonríe eres tú.

“Hoy llega al fondo de mi alma el sol”. Y lo pienso, pues mi corazón está caliente. Sin embargo hoy no alumbra el sol y mi corazón siente el calor de un gran sol que me ilumina; eres tú.

“Hoy la he visto... la he visto y me ha mirado... ¡Hoy creo en Dios!”. Ayer te he visto como hoy y mañana te veré. Ayer creía en Dios como hoy y mañana creeré. Hoy Dios me ha mirado, pues ayer nuestras miradas se cruzaron.