jueves, 11 de julio de 2019

De “Palabras inefables” a “El Periodista”


A partir de ahora sigo escribiendo a diario, pero lo hago en “El Periodista”: https://elecodefisac.blogspot.com

Cada día, noticias e informaciones sobre Ciencia, Salud y Actualidad… y con el toque “inefable” de este escritor tan peculiar.

jueves, 4 de julio de 2019

Hasta aquí llegué en “Palabras inefables”


Hasta aquí he venido compartiendo con vosotros todo aquello que se me ha ocurrido, a través de este blog tan difícil de definir que –precisamente por eso- lo bauticé como “Palabras inefables”.

Sin embargo, como no se puede vivir del pasado, he considerado oportuno emprender otro proyecto: “El Periodista”. Se trata de un espacio diario informativo que constituye un claro ejemplo de periodismo personal e independiente.

Pero como el pasado –haya sido bueno o malo- hay que asumirlo como un camino de aprendizaje en vez de renegar de él, así hago con “Palabras inefables” y lo dejo –tal cual estaba- para que podáis leer cuando queráis  todo lo que aquí escribí: Más de 3.000 entradas a lo largo de 12 años.

Gracias y ya lo sabéis, a partir de ahora os espero a diario en “El Periodista”: https://elecodefisac.blogspot.com/

miércoles, 3 de julio de 2019

Si te crees que has ganado... ¡vas listo!


Cada final de temporada ofrece al espectador un auténtico shock, un espectáculo que dejará en lo más alto el interés por ver cómo continúa la historia en la temporada siguiente. Habrá terremotos, incendios, grandes accidentes... y en esta primera temporada, sin llegar a esos excesos, nos encontramos con el veredicto de un juicio en que se dirime la muerte sospechosa de Jason y lo que a tales efectos dicta el testamento, lo cual supone para Ángela perder todo Falcon Crest. Sin embargo, en el último instante, los guionistas nos sorprenden con un giro inesperado: Chase le dice a Ángela que toda esa búsqueda de la verdad para saber cómo murió su padre, en realidad no la ha hecho por ambición sino por justicia, que él sólo ha querido saber la verdad no quedarse con todo Falcon Crest, así que le ofrece a Ángela que las cosas sigan como cuando vivía Jason; es decir, con un 50 por ciento de Falcon Crest cada uno. En definitiva, no quiere el 50 por ciento de Ángela, solo el 50 por ciento de su padre.

Ángela queda sorprendida ante esta propuesta y hace grandes esfuerzos por no soltar carcajadas de satisfacción, pensando para sus adentros lo tonto que es su sobrino Chase. Así, con una sonrisa contenida y mirando a la cámara cuando Chase se ha ido, dice en voz alta: “Cree que ha ganado”, y es que si Chase se creía que había ganado (hacer que brillara la verdad y la justicia), estaba muy equivocado; la guerra no había hecho mas que empezar.

Con esta frase lapidaria termina esta primera temporada y nos deja a todos con la intriga por saber cómo será esa nueva relación entre las dos familias, ahora que cada uno de ellos posee el 50 por ciento de la misma heredad. Estarán condenados a trabajar juntos –a pesar de su enemistad manifiesta y puntos de vista contrapuestos- para hacer que Falcon Crest siga creciendo y haciéndose cada vez más grande. La lucha de poder está servida. Continuará.

martes, 2 de julio de 2019

La verdad es no esconderse del mundo


En esta primera temporada de Falcon Crest que –todo hay que decirlo- no fue la mejor, se marca una tendencia que irá perfeccionándose en las sucesivas temporadas, alcanzado sus momentos álgidos conforme avanza la historia y debilitándose y perdiendo interés y atractivo en sus etapas finales. Pero en esta primera temporada ya fueron capaces de lanzar suficientes dardos a nuestra conciencia.

En esta primera temporada se descubre que Emma mató de forma accidental (trató de separarlo en una pelea y este cayó por las escaleras) a su tío Jason, al que adoraba, pero la posibilidad de una muerte accidental y sospechosa estaba prevista en el testamento y traía como consecuencia que Falcon Crest debía pasar –de ser así- a los herederos del hermano fallecido; es decir, pasar de ser una propiedad al 50 por ciento entre Ángela y Jason, a ser una propiedad cien por cien propiedad del hijo de Jason: Chase. Eso significaría que Ángela perdería todo Falcon Crest, todo por lo que había luchado. Lógicamente su hija Emma ha estado debatiéndose todo el tiempo entre el deber de revelar la verdad de lo sucedido (arruinando a su madre) o seguir callando el secreto. Finalmente, Douglas habla con su hija Emma y la anima a que diga la verdad ya que el callarlo solo le ocasiona angustia y problemas de conciencia a sí misma; decir la verdad la haría libre: “Eso es la verdad: no esconderse del mundo” (1x17), sentencia Douglas.

Emma decide confesar la verdad, aun cuando la tensión del momento provoca que el propio Douglas sufra un ataque al corazón y muera; pero precisamente ahora más que nunca se siente en la obligación de hacer lo que su padre le había pedido que hiciera. De esta forma, confiesa la realidad de los hechos.