miércoles, 28 de febrero de 2018

El lorito que aprendió a hablar y pidió su libertad

Hacemos un paréntesis en la revisión de mi impresionante trayectoria deportiva para incluir una serie de videos verdaderamente "inefables". Para empezar, aquí tenéis este titulado "El lorito que aprendió a hablar y pidió su libertad", un caso realmente insólito -no lo del lorito, sino lo del vídeo- ya que sin que yo hiciera nada, se convirtió en viral y ya tiene más de un millón de visitas.
Aquí lo tienes:


domingo, 25 de febrero de 2018

Hasta aquí llegué

Todo tiene su fin y esto también. De todas formas cuanto he escrito aún permanece en Internet y puedes consultarlo cuando quieras. Por ejemplo:

Si quieres conocer una breve biografía de Vicente Fisac (1949- ?) aquí tienes el enlace:

Si lo que prefieres es conocer los libros que he escrito, aquí tienes el enlace:

Y si lo que eliges es curiosear entre las cosas que he escrito en mis blogs, aquí lo tienes a tu disposición con un archivo completo en el lateral y un buscador arriba a la izquierda.

En cualquier caso, gracias por tu visita.


PD (a fecha 27 de febrero de 2018).- No obstante, y después de un breve periodo de descanso, he decidido seguir haciendo lo que más me gusta: escribir. Así que –con la periodicidad y/o frecuencia que me de la gana- seguiré escribiendo y compartiendo con vosotros en este blog todo lo que salga de mi desbordante imaginación, que para eso se llama este blog “Palabras inefables”.