lunes, 23 de noviembre de 2015

Código de vida (5/22)

A muchos nos enseñaron de pequeños a bendecir la mesa, es decir, dar gracias a Dios por los alimentos que podemos disfrutar, antes de comenzar cada comida. A algunos no nos gustan tanto esas manifestaciones exteriores y preferimos el fondo a la forma. Sea como fuere, unos simples instantes (de palabra o de pensamiento) dedicados a dar las gracias por la comida que vamos a realizar es, como mínimo, de buena educación. Ya lo dice el refrán: “De bien nacidos es ser agradecidos”.

No hay comentarios: