lunes, 1 de octubre de 2012

Las ruedas de prensa no son para los libros


Cuando ejercía como responsable de Comunicación siempre insistí en que no era ser necesario organizar una Rueda de Prensa para presentar un libro, que los periodistas preferían recibir la información y el libro correspondiente para valorar el interés del mismo y preparar la subsiguiente noticia, agradeciendo –eso sí- que el autor del libro estuviese disponible para cualquier posible toma de declaraciones.

Pues bien, pocas veces conseguí que me hicieran caso en este sentido, porque pesaba más el afán de gloria y protagonismo del autor y del promotor. Para ellos lo importante era conseguir la presencia de fotógrafos, cámaras, periodistas... y un montón de amigos en dicha presentación. De esa forma se inflaba su ego. Porque la verdad es que luego importaba poco que se publicasen o no muchas noticias al respecto; para ellos –digo- lo importante era la parafernalia, las lentejuelas y luces de ese instante de gloria que en general no trascendía más allá de esas cuatro paredes ante la escasa repercusión mediática del acontecimiento.

Y esa escasa repercusión mediática venía agravada por el hecho de cómo planteaban la presentación del libro: una oda a sí mismos, a sus maestros, a sus amigos... se pasaban más tiempo hablando de “agradecimientos” que del contenido del libro y mucho menos destacaban qué mensaje o conclusión importante presentaba dicho libro.

Por eso les repetía lo importante de una buena nota de prensa, de lo imprescindible de la disponibilidad ante los requerimientos de los periodistas, y sobre todo, centrarse en lo más peculiar y original que aportase dicho libro para captar así el interés de la audiencia.

Ahora, ya jubilado, me llegó la ocasión de predicar con el ejemplo, y afortunadamente así lo he hecho. Para la presentación de mi original libro “Diccionario Daimieleño – Español”, no organicé ninguna rueda de prensa, sino que hice llegar a los medios adecuados (manchegos en este caso) una nota de prensa y el citado libro, poniéndome a su disposición.

Como resultado, 14 noticias publicadas (lo que no está nada mal) y en los medios más importantes de La Mancha. Pero, sobre todo, amigos comunicadores, no os desaniméis, seguid insistiendo en que lo importante es la noticia. De encontrarse esta en algún sitio, ese sitio es el contenido del libro, y eso es lo que de verdad importa.

PD.- Podéis conseguir el libro “Diccionario Daimieleño – Español” en este enlace: http://www.bubok.es/libros/216387/Diccionario-Daimieleno--Espanol


No hay comentarios: