viernes, 12 de noviembre de 2010

¿Pero hubo alguna vez 3.000 audímetros?

De entre las diferentes leyendas urbanas que circulan por ahí, una de las más misteriosas e insondables es la de los audímetros. ¿Existen de verdad? ¿Habéis conocido alguna vez a alguien que conozca a alguien que conozca a una familia que tenga audímetro? Llevo toda mi vida trabajando en el mundo de la comunicación y jamás he conocido a nadie que haya tenido un audímetro, ni siquiera recurriendo a la tan famosa “Ley de los seis grados de separación” (http://es.wikipedia.org/wiki/Seis_grados_de_separaci%C3%B3n) Y os aseguro que esta ley funciona y recurriendo a conocidos míos que conozcan a otro que conozcan a otro… antes de llegar a seis se alcanza a alguien que conozca a cualquier presidente de gobierno o a la misma Scarlet Johansson (que siempre resulta más gratificante).

No me voy a extender en explicar lo que son esos aparatitos que nos dicen cuáles han sido los programas de televisión más vistos, los anuncios más vistos o incluso el minuto de oro del día. Si queréis más información sobre los audímetros podéis consultar, por poner solo unos ejemplos, estas noticias:
http://www.vertele.com/noticias/detail.php?id=11843
http://www.tvanuncios.com/noticia-la-verdad-sobre-los-audimetros-en-grp/
http://www.elmundo.es/elmundo/2010/10/28/television/1288280644.html

De lo que no cabe duda es que su voz es reverenciada de forma sumisa por todos los mortales que creen a pies juntillas los resultados que ofrece. Nadie osa poner en duda sus resultados, aunque jamás hayan conocido a nadie que haya conocido a nadie que haya conocido a nadie que haya tenido en su casa un audímetro.

Se dice que este mismo año hemos pasado de los 3.000 audímetros instalados a los 4.625 pero nadie nos explica cómo se eligen las familias donde se instalan, qué criterios se siguen o cuál es su distribución geográfica. Por supuesto que no procede revelar quiénes son, entre otras cosas porque serían objeto apetecible de sobornos y manipulación; pero sí que esclarecería mucho saber todos esos datos. Dicen que estadísticamente 4.625 e incluso 3.000 son más que suficientes para obtener datos estadísticamente fiables… pero esto es así si la muestra está repartida en base a unos criterios acertados y esto último tampoco lo sabemos.

Creyendo en lo que no vemos (los aparatitos) y creyendo en lo que no conocemos (ninguna familia ni nadie que tenga o conozca a alguien que tenga un audímetro), podemos hacer un acto de fe supremo y deducir que sí existen los audímetros. Sin embargo, ¿podemos afirmar que su distribución se ha hecho tan bien que sus resultados representan al total nacional? ¿Podemos afirmar que no hay ningún sesgo ni manipulación intencionada en cuanto a los resultados que nos ofrecen?

Mientras no sean de dominio público los datos generales de la muestra en la que se basan, yo seguiré creyendo en los extraterrestres, pero no en los resultados de audiencia de esa voz “infalible” que dicen ser los “audímetros”.

No hay comentarios: