martes, 8 de enero de 2013

La humildad venció a la chulería


La jornada de la FIFA para designar a los mejores del mundo del fútbol ha sido muy gratificante. El premio al mejor jugador del mundo ha sido para Messi –quien se convierte además en el primer jugador que gana el balón de oro cuatro veces- y se ha quedado –un año más- con las ganas de conseguirlo Tristiano (este nombre le va más que el de Cristiano, porque de cristiano tiene poco) Ronaldo. Aparte de las innegables e inigualables cualidades futbolísticas de Messi hay otro hecho que lo diferencia claramente de Ronaldo; mientras Messi es un hombre sencillo, humilde, buen compañero... Ronaldo es egocéntrico, prepotente y chulo. Y no es que lo diga yo; lo dice él. Si hace meses ya llenó portadas por decir que él era “buen futbolista, rico y guapo” (esto último muy discutible), ahora se ha descolgado con otras frases que lo ponen a la altura... del betún. He aquí las frases:
1.- “Demasiada humildad es un defecto”, o sea, que él es un ejemplo de virtud puesto que no es humilde sino chulo y creído.
2.- “Ni siquiera Dios es capaz de agradar a todos”, o sea, que si él no le cae bien a todo el mundo es porque es igual (o mejor) que Dios. Yo, personalmente, le cambiaría la frase y le diría esta otra: “Ni siquiera Dios es capaz de aguantarte”. 

Y para finalizar este post, también en el campo de la humildad, sencillez y valores humanos, destacaría el premio a Vicente Del Bosque como mejor entrenador del mundo. En su alocución tras recibir el premio destacó a los jugadores como principales artífices del éxito de cualquier entrenador y terminó señalando que eso del fútbol y de ganar está muy bien, pero por encima de todo debe estar la ética y el comportamiento ejemplar.
Lástima que otro de los candidatos, un tal Mouriño, solo estuviese representado por una silla vacía, porque suponía que el premio no iba a ser para él y por lo tanto cualquier cosa ajena a él mismo no le interesa.

Por otra parte, cabe destacar que los 11 mejores jugadores del mundo están en la liga española, seis de ellos son españoles y el mejor delantero centro del mundo, incluido en ese equipo, era Falcao, del Atleti. ¿Qué más se puede pedir?

No hay comentarios: