jueves, 4 de agosto de 2016

Yo sí conocí a un Lobo

Estos días se ha hablado mucho de los padres, Ignacio Javierre y María Hernández, que querían poner de nombre “Lobo” a su hijo recién nacido, lo cual fue rechazado por el Registro Civil y, tras una fuerte campaña mediática han conseguido que la Dirección General de Registros considere “Lobo” como nombre.

Y digo yo, al igual que sus padres, ¿por qué no pueden ponerle ese nombre? Según el artículo 51 de la Ley 20/2011, de 21 de julio, del Registro Civil, “no se pueden poner nombres contrarios a la dignidad de las personas... ni los que hagan confusa la identificación”. Y digo yo, al igual que sus padres, ¿por qué va a ser ofensivo o confuso “Lobo”? El lobo es un animal, noble como todos, protector de su grupo, inteligente... en ningún caso atenta contra la dignidad, más bien la enaltece.

Y como ejemplo de todo esto, debo reconocer que hace unos años yo conocí a una persona que se llamaba Lobo. Claro que era de un país más avanzado que el nuestro, concretamente de Noruega. Se llamaba –porque allí se estila llevar dos nombres- Ulv Victor, que significa Lobo Víctor.

Así que toda esta polémica me ha hecho recordar a este joven noruego que vino a España y para ganarse la vida trabajaba de modelo (era guapísimo) y daba clases de inglés. Si por casualidad lee esto, seguramente recordará con una sonrisa cómo en la primera clase de inglés que me dio, al enterarme que era noruego, le pedí que también me enseñase algo de noruego.

Debo reconocer que el inglés lo mejoré bastante pero del noruego sólo aprendí cuatro cosas. ¿Qué se le puede pedir a un duro de oído como yo? Curiosamente, unos meses después de haber dado por finalizadas las clases, mi hija me gritó “¡mira tu profesor, está en la tele!”. Corrí al salón a ver de qué se trataba y sí, sí que era él... paseando en calzoncillos por una pasarela como modelo de ropa interior y dejando hipnotizadas a cuantas mujeres lo veían desfilar. 
Con modelos así, creo que seríamos muchos quienes desearíamos habernos llamado "Lobo".

No hay comentarios: