jueves, 31 de agosto de 2017

Leyendo entre líneas (31)

En España "Falcon Crest" se emitía al principio a razón de un episodio semanal por la noche, en horas de máxima audiencia. Posteriormente –sobre todo en las reposiciones que se hicieron de la misma- pasó a emitirse a diario, generalmente después de la hora de comer. La serie contaba con un doblaje excelente, ligeramente castizo (por ejemplo cuando Emma dice: “Passa contigo”) que funcionaba a la perfección.

Gracias a la popularidad que por aquella época alcanzó “El pájaro espino”, al talento de Ken Olin, y al respeto del equipo de guionistas por la religión (los Channing tenían incluso su propio párroco fijo, el padre Bob), la historia del “hijo cura” de Julia Cumson funcionó y se apartó del tópico, ya que éste no llegó a consumar relación sexual alguna aunque se sucediese algún que otro episodio lleno de tentaciones carnales.

Según apuntan algunos cronistas, uno de los motivos que quizás contribuyera a su éxito en España, es que estas eran las únicas familias televisivas de series americanas de la época cuya religión era la católica y como tal se comportaban (los domingos, claro está, porque el resto de la semana...)

La finca utilizada para el rodaje de esta serie se llamaba en realidad “Spring Mountain” y era propiedad de un vinatero llamado Michael Robbins. Estaba situada cerca de St. Elena, muy cerca de San Francisco, en donde se rodaban las escenas de ciudad. Esta mansión se construyó en 1887 y desde entonces apenas ha cambiado. Robbins la compró en 1968 y sus actuales propietarios se mantienen al margen de la popularidad que todavía goza la mansión y sus alrededores.

La extensión real de esta finca es de 110 hectáreas y en una entrevista concedida a la revista española “Hola”, Robbins se quejó de que la serie ofrecía una imagen irreal de los viticultores americanos. La dirección de esta mansión, por si algún día queréis pasar por allí es la siguiente: 2805 Spring Mountain Road, St. Helena, California, 94574. Para llegar a los Spring Mountain Vineyards, en Napa Valley, hay que tomar la autopista 29 norte hacia St. Helena, luego girar a la izquierda, continuar unos tres edificios más y finalmente girar a la derecha por la Spring Mountain Road.

No obstante, los actuales dueños exigen privacidad y respeto. Por otra parte, en la serie se intentó convertir esta casa en cenizas en dos ocasiones, sufrió las consecuencias de un terremoto, albergó a más psicópatas que ningún otro manicomio del mundo... así que tened cuidado si alguna vez vais por allí.

¡Ah! Y por cierto, esta casa familiar estaba decorada por dentro con muebles de Valencia.

No hay comentarios: