miércoles, 23 de agosto de 2017

Leyendo entre líneas (23)

Ángela -sobre todo ella, aunque también el resto de los personajes principales- nos tienen acostumbrados a una serie de frases geniales. En este caso concreto nos aporta un punto de vista de una riqueza extraordinaria y que debería servirnos en muchas ocasiones a lo largo de nuestra vida: considerar los reveses no como una fatalidad ante la cual podemos quejarnos, sino todo lo contrario, una oportunidad de aprendizaje. Y la verdad es que cuando vamos con la mente abierta, predispuesta en sentido positivo, cualquier experiencia nos puede enriquecer y aportar conocimiento. Hasta en el trabajo más sencillo o en la repetición de tareas cotidianas, o en el retorno a hacer algo que dábamos por sabido... en todas las ocasiones podemos aprender algo nuevo si estamos dispuestos a ello y ponemos los cinco sentidos en estado de alerta para captarlo. Es como escuchar una misma canción una y otra vez; si cada vez que la escuchamos vamos centrando el oído en un instrumento concreto, nos daremos cuenta que somos capaces de distinguir unas notas del piano, o del bajo, o de la guitarra, etc., que antes habían pasado desapercibidas para nosotros cuando nuestro oído, simplemente, se hacía receptor del todo. En resumen: siempre podemos aprender, podemos aprender de todo, y podemos aprender algo de todas las personas aunque a muchas de ellas las tengamos en un escalón inferior de valoración.

(Continuará...)

No hay comentarios: